TIPO DE CAMBIO

BCU compra US$ 2.002:, 164% más que en todo 2016

En primer semestre, la “aspiradora” logra sostener al dólar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Billete: el interbancario ayer se movió entre $ 28,17 y $ 28,20. Foto: AFP

En seis meses, el Banco Central (BCU) compró casi el triple de divisas que en todo el año pasado. La autoridad monetaria ha intervenido en forma indirecta —principalmente— y directa con lo que ha logrado que el dólar no caiga de los $ 28, pese al fuerte ingreso de divisas producto del turismo (en el primer trimestre principalmente) y de fondos de inversión.

Como si fuera una "aspiradora", el BCU ya absorbió US$ 1.602,55 millones en seis meses del año, que de esa forma no pasaron por el mercado de cambios, lo que hubiera presionado a la baja su cotización. Además adquirió directamente en el mercado otros US$ 400 millones, para totalizar US$ 2.002,55 millones.

Indirecta.

En junio, el Central compró dólares en forma indirecta por US$ 246,22 millones según cálculos de El País. Así en el primer semestre del año alcanzó a los US$ 1.602,55 millones (había adquirido US$ 195,1 millones en enero, US$ 277,98 millones en febrero, US$ 377,9 millones en marzo, US$ 238,6 millones en abril y US$ 266,83 millones en mayo).

A esa "aspiradora" la complementó con intervenciones directas en el mercado cambiario en lo que va del año (cuatro entre enero y abril y 15 en ma-yo) cuando el billete verde amenazaba perforar la barrera implícita de los $ 28 (de hecho en mayo hubo algunos días que cotizó por debajo.

Esas compras directas fueron por US$ 295,1 millones en mayo, mientras que en junio no intervino. En seis meses adquirió directamente: US$ 400 millones (en los primeros cuatro meses fueron US$ 104,9 millones).

Así, en el semestre, el BCU casi triplicó los dólares que compró en todo el año pasado, cuando adquirió directamente US$ 357,7 millones en el mercado de cambios, más otros US$ 400 millones por vía indirecta (un total de US$ 757,7 millones). Los US$ 2.002,55 mi-llones que lleva ahora entre ambas modalidades, son un 164,3% más que en todo 2016.

La forma de intervención indirecta (o "aspiradora"), se realiza mediante la modalidad de permitir a los inversores comprar con dólares los títulos de deuda pública locales en pesos y Unidades Indexadas (UI).

Esto es, el inversor que quiere hacerse de títulos públicos en moneda nacional, tiene la opción de pagarlos con dólares en vez de pesos. Así funciona como una suerte de "aspiradora" al lograr que esos dólares que recibe, no pasen por el mercado cambiario.

La opción está disponible desde noviembre pasado. Si no estuviera, el inversor que tiene dólares pero quiere comprar títulos en moneda nacional debería pasar por el mercado cambiario y vender los dólares para hacerse de pesos. Eso supondría una presión a la baja al precio del billete verde.

Lo que hacen el Central y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es similar a comprar divisas. La diferencia es que cuando lo hacen en el mercado cambiario pueden decidir cuánto adquieren, mientras que con esta modalidad toman todos los dólares que el inversor pague en las Letras de Regulación Monetaria (LRM) —que emite el BCU— y por las Notas del Tesoro (que emite el MEF).

Parte de esos dólares son de fondos del exterior que han vuelto con fuerza a comprar deuda en moneda local, ya que les paga mejores rendimientos que en otras partes del mundo.

Operativa.

Ayer, el dólar interbancario fondo subió por sexta jornada consecutiva (0,5% esta vez) y se operó en promedio a $ 28,721 (el mayor valor desde el 16 de enero). Así lleva un aumento de 0,84% en lo que va de julio, y una disminución de 1,83% en lo que va del año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)