COMPETITIVIDAD EN LA MIRA

BCU ya compró la mitad de las divisas que en todo 2017

En cuatro meses adquirió US$ 1.714 millones; en abril el dólar subió 0,85%.

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Abril rompió con la relativa estabilidad del dólar a nivel global y Uruguay no fue la excepción. La moneda estadounidense aumentó 0,85% "punta a punta" (es decir al comparar el cierre del lunes con el de fin de marzo) en parte por lo que sucedió en la región (y el mundo) y por otro lado impulsada por fuertes compras de dólares del Banco Central (BCU).

En lo que va del año, el billete verde bajó 0,58% al comparar la cotización del lunes con la de fin de 2017.

La autoridad monetaria estuvo muy activa en la segunda mitad de abril y acumuló reservas por US$ 436,4 millones en todo el mes. En abril, el Central adquirió un 55,7% del total negociado.

Con esto, el BCU ya adquirió US$ 1.714,3 millones en cuatro meses del año, el 47% de todo lo que compró en 2017, año que fue récord en esa materia (US$ 3.624 millones).

La fuerte intervención del Central tiene una explicación: las autoridades ven un deterioro de la competitividad y por ello tratan de impulsar el valor del dólar. Públicamente no son tan elocuentes y se refieren a "presiones" al "atraso cambiario" rechazando que se haya llegado a esa situación.

En el primer trimestre del año la competitividad medida a través del Tipo de Cambio Real (TCR) cayó tanto frente al último trimestre de 2017 como ante enero-marzo de ese año, según informó el lunes el BCU.

Operativa.

El lunes —ayer no hubo operativa por el feriado— el dólar interbancario subió 0,51% respecto al viernes y se negoció en promedio a $ 28,596 (el mayor valor desde el 14 de febrero cuando llegó a $ 28,86).

En abril, el billete verde osciló entre un precio mínimo de $ 28,151 el viernes 20, y un precio máximo de $ 28,596 el último día del mes. Es decir, en tan solo cinco sesiones en que hubo operativa la divisa subió un 1,58%.

Por su parte, el valor medio del dólar fondo promedio durante el mes de abril fue de $ 28,298, con un descenso de 0,25% respecto a marzo y con ello, aunque con una caída menos significativa, continúa la tendencia en descenso que inició en el mes de noviembre.

Al público, en las pizarras del Banco República, el dólar cerró el mes en $ 28,02 a la compra y en $ 29,22 a la venta.

Eso supuso un aumento "punta a punta" mensual de 0,65% a la compra mientras que a la venta subió 1,32%.

El promedio del dólar pizarra a la compra durante abril fue de $ 27,78 (siendo el menor valor alcanzado desde el mes de mayo del 2017) y a la venta de $ 28,82.

El impulso al alza que tuvo la moneda estadounidense en Uruguay vino en buena parte del exterior. Si en el país el dólar subió 0,85% en el mes, en Brasil escaló 6,16% y en Argentina 2,72%, lo que podría deteriorar aun más la competitividad con los principales socios regionales.

El índice dólar —que compara la divisa frente a una canasta de otras seis monedas relevantes— subió un 0,25% el lunes a 91,768, pero se mantuvo por debajo del máximo que tocó el viernes (el nivel más alto desde el 11 de enero).

El lunes, datos sobre la economía alemana más débiles a lo esperado debilitaron al euro frente al dólar, mientras los inversores deshicieron posiciones cortas en el billete verde basadas en la expectativa de que el Banco Central Europeo esté cerca de eliminar sus estímulos.

Competitividad.

La competitividad externa de los productos y servicios uruguayos medidos en dólares descendió en marzo por quinto mes consecutivo, esta vez un -0,99% frente a febrero, según los datos publicados por el BCU. En comparación con marzo del año pasado el TCR cayó 3,95%, registrando la mayor pérdida interanual desde julio de 2017 (cuando el índice bajó un 5,8%).

La pérdida de competitividad de marzo es explicada tanto por una disminución del tipo de cambio (-0,38%), como por el aumento en los precios domésticos (0,28%) en el mes. Esto trajo como consecuencia un incremento de los precios de los bienes uruguayos medidos en dólares, en relación a la de sus principales socios comerciales.

Al evaluar lo sucedido en el promedio del trimestre, se perdió competitividad tanto respecto al trimestre previo como respecto a igual período del año anterior. En particular, respecto al trimestre inmediato anterior (octubre-diciembre de 2017) el TCR descendió un 5,02%, mientras que en términos interanuales esta caída fue de 2,52%.

Al comparar marzo con febrero, la caída del TCR se explicó tanto por una pérdida de competitividad respecto a los socios comerciales de la región (frente a los cuales la baja fue de 1%) como frente a los socios extrarregionales (el TCR descendió un 0,99%).

En particular, la competitividad cayó en marzo al comparar con febrero tanto frente a Argentina como en relación a Brasil debido a que el índice descendió -0,25% y -1,64% respectivamente.

A su vez, hubo pérdida de competitividad respecto a todos los países de fuera de la región. El descenso es más significativo frente a China (-1,78%), España (-0,64%), Reino Unido (-0,63%), Italia (-0,47%), Estados Unidos (-0,43%) y en menor medida frente a Alemania y México.

En términos interanuales el TCR cayó 8,96% en marzo. En particular, se perdió competitividad tanto frente a Argentina como respecto a Brasil debido a que el índice se redujo 9,74% y 8,28% respectivamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º