LA “ASPIRADORA” DE DÓLARES

BCU compró US$ 2.810:, un máximo en al menos 18 años

Un mecanismo fue indirecto evitando que se pase por mercado cambiario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La evolución alcista en Brasil volvió a tener incidencia en el mercado local.

En agosto el gobierno realizó las mayores compras mensuales de dólares en lo que va del año. Además, en ocho meses de 2017, la intervención alcanzó a US$ 2.810,46 millones una cifra récord en al menos 18 años.

El Banco Central justifica que "hay presión" al "atraso cambiario" y con las compras de divisas ayuda a mitigarlas.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

Los economistas discrepan con esta medida: por un lado entienden que el "atraso cambiario" es palpable y por otro, que la intervención del Central no afecta el tipo de cambio real en el largo plazo.

Más allá de análisis, los hechos indican que los US$ 2.810,46 millones adquiridos ya son un máximo anual en 18 años. En 2010 se dio el récord anterior cuando el BCU había comprado US$ 1.185,62 millones, la mayor intervención en al menos 11 años, período para el cual El País dispone de información estadística.

Para verlo de otra forma, lo comprado por el BCU en ocho meses es 279,9% más que lo adquirido en todo 2016 (habían sido US$ 757,7 millones).

La intervención cambiaria ya representa el 5,1% del Producto Interno Bruto (PIB).

La moneda estadounidense ha bajado 1,59% al comparar la cotización promedio de ayer con la de fin de 2016. Si se mira la tendencia de este año, el billete verde se ha movido entre $ 28 y $ 29 y no ha salido de allí, salvo algunas excepciones en mayo (levemente por debajo de $ 28) y en julio (algo por encima de $ 29).

El BCU ha logrado mantener la divisa en ese eje pese a los abultados ingresos de capitales.

La autoridad monetaria ha intervenido en forma indirecta —principalmente— y directa. Como si fuera una "aspiradora", el BCU absorbió US$ 2.361,06 millones en ocho meses del año, que de esa forma no pasaron por el mercado de cambios, lo que hubiera presionado a la baja su cotización. Además adquirió directamente en el mercado otros US$ 449,4 millones, para totalizar US$ 2.810,46 millones.

En agosto, el Central compró dólares en forma indirecta por US$ 540,42 millones según cálculos de El País. Es el mes con mayor adquisición de divisas en esa modalidad en lo que va del año.

A esa "aspiradora" la complementó con intervenciones directas en el mercado cambiario. En agosto, fueron US$ 35 millones. Sumadas las adquisiciones directas e indirectas del mes, totalizan US$ 575,42 millones, el mes de mayor intervención del año.

La forma de intervención indirecta (o "aspiradora"), se realiza mediante la modalidad de permitir a los inversores comprar con dólares los títulos de deuda pública locales en pesos y Unidades Indexadas (UI).

Esto es, el inversor que quiere hacerse de títulos públicos en moneda nacional, tiene la opción de pagarlos con dólares en vez de pesos. Así funciona como una suerte de "aspiradora" al lograr que esos dólares que recibe, no pasen por el mercado cambiario.

La opción está disponible desde noviembre pasado. Si no estuviera, el inversor que tiene dólares pero quiere comprar títulos en moneda nacional debería pasar por el mercado cambiario y vender los dólares para hacerse de pesos. Eso supondría una presión a la baja al precio del billete verde.

En agosto además, venció una Nota del Tesoro en UI y el Ministerio de Economía dio a los inversores la opción de recibir pesos o dólares. De esa forma, vendió indirectamente US$ 197,92 millones.

Si se resta ese monto, las compras netas del gobierno en lo que va del año suman US$ 2.612,55 millones.

Efecto.

El presidente del BCU, Mario Bergara, se refirió a este punto en los últimos días. En una entrevista con el progra- ma Suena Tremendo de Radio El Espectador, dijo que el hecho de que los capitales retornen a países como Uruguay, presiona a la baja al tipo de cambio. A esto se suman cambios de portafolio de los agentes institucionales, como las AFAP y las aseguradoras, indicó Bergara, que empujan en la misma dirección.

"Por lo tanto, en este contexto, ¿hay presión al atraso cambiario? Sí, y eso es lo que explica en buena medida que el Banco Central haya vuelto a intervenir significativamente en el mercado cambiario. Es mucho dinero".

Añadió que "ayudar ayudamos, no hay duda. Si es suficiente o no es suficiente, cada uno lo ve en sus intereses".

Los economistas difieren con esos puntos. El director del Centro Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo planteó en el X Congreso Nacional en Ciencias Económicas y Administración que el atraso cambiario respecto al tipo de cambio real de fundamentos es de 15%.

El socio de Vixion Consultores, Aldo Lema había dicho a El País que "en cualquier caso, las intervenciones cambiarias no afectan el tipo de cambio real en el largo plazo. Pueden afectarlo muy transitoriamente o acotar la volatilidad en el corto plazo, pero a la larga el tipo de cambio real está determinado por el diferencial de crecimiento respecto al resto del mundo y del comportamiento del ahorro público y privado".

Dólar bajó y se operó en $ 28,79.

El dólar interbancario se negoció ayer en promedio a $ 28,791 con un descenso mínimo de 0,04%. Con ello acumuló una caída de 0,1% en lo que va de septiembre y de 1,59% en lo que va del año.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) la moneda estadounidense apenas disminuyó un centésimo tanto a la compra como a la venta para cerrar en $ 28,19 y en $ 29,39 respectivamente.

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron en total 26 transacciones por un monto de US$ 15,49 millones. Durante la jornada, la moneda estadounidense osciló entre un mínimo de $ 28,78 y un máximo de $ 28,81, para finalmente cerrar en $ 28,79. En igual dirección, en Brasil, el dólar cayó un 0,32% y cerró en 3,1371 reales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)