COMUNICADO DEL COPOM

BCU prioriza actividad por sobre la inflación

Cambia el sesgo contractivo en su política monetaria.

El Comité de Política Monetaria del BCU introdujo matices en su comunicado. Foto: BCU
El Comité de Política Monetaria del BCU introdujo matices en su comunicado. Foto: BCU

En cada resolución de la Reserva Federal de Estados Unidos, analistas e inversores están pendientes de cada palabra del comunicado que se emite para ver si hay cambios de orientación en la política monetaria de ese banco central.

Salvando las enormes distancias existentes, ayer se reunió el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BCU) y su comunicado dejó entrever que pasó a priorizar un poco más la actividad económica por sobre el combate la inflación.

El comunicado indicó que el “nivel de actividad de la economía uruguaya continuó creciendo a tasas moderadas”, si bien muestra un estancamiento en los últimos tres trimestres.

“En función de la evolución de la economía antes expuesta y de las perspectivas del contexto macroeconómico, el Copom estimó necesario llevar adelante una política monetaria moderadamente contractiva, consistente con la actual fase del ciclo económico”.

La clave para ver que se prioriza un poco más la actividad económica que el combate a la inflación es la frase “moderadamente contractiva”.

En la anterior reunión del Copom en diciembre, el comunicado señaló que era “necesario mantener la instancia contractiva”.

Una menor contracción monetaria implica liberar más dinero al mercado, lo que en teoría debería llevar a un mayor consumo.

“Pese a que inflación sigue sobre el techo del rango meta, el Banco Central del Uruguay modera sesgo monetario contractivo y valida mayor expansión de los medios de pago”, escribió el economista Aldo Lema en su cuenta de Twitter. En los 12 meses a febrero, la inflación era de 7,49% (en la tarde hoy se conocerá el dato de los 12 meses a marzo).

La meta de inflación ratificada por el Comité de Coordinación Macroeconómica -que conforman el BCU y el Ministerio de Economía y Finanzas- es de entre 3% y 7%.

El presidente del BCU, Alberto Graña es más escéptico sobre el efecto de la política monetaria en la actividad económica.

En entrevista con El País publicada el pasado 26 de marzo, Graña señaló que “desde el punto de vista de la actividad, inciden otras variables. Si uno analiza la inversión privada, estoy seguro que si hacés una encuesta de cuales son los determinantes, no van a pasar por las tasas de política monetaria. Y las decisiones de consumo tampoco van a pasar principalmente por las tasas de política monetaria. Dicho esto, dado que tenemos la inflación fuera del rango, no sería bueno que las tasas de interés estuvieran demasiado bajas o en términos reales negativos, ni que la cantidad de dinero crezca a un ritmo que no esté de acuerdo a la evolución de la demanda de dinero. Esa evolución de la demanda de dinero ha tenido que ver mucho con episodios no de la actividad económica, sino con cambio de portafolios de los agentes”.

Según el comunicado de ayer del Copom, “durante el trimestre se observó una mayor preferencia por la moneda nacional por parte de inversores institucionales y del sector privado no financiero. En dicho período se presentó una presión vendedora en el mercado de cambios en enero y febrero que se revirtió durante marzo, cuando el peso uruguayo mostró una tendencia a la depreciación frente al dólar”.

En enero y febrero, el BCU compró casi US$ 500 millones para sostener la cotización de la moneda estadounidense.

MÁS

Dólar

Ayer el dólar interbancario se negoció en promedio a $ 33,607, una suba de 0,55%. En lo que va del año, la divisa aumenta 3,75%. A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores se negociaron US$ 41,5 millones.

Al público, en pizarras del Banco República, el billete verde cerró al alza en $ 32,95 (compra) y $ 34,35 (venta).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)