INFORME

El BCU ve que la recuperación económica se “atenuó” en agosto y prevé caída del PIB de 4%

"La economía uruguaya transita por una senda de recuperación gradual a partir del piso alcanzado en el segundo trimestre del año”, afirmó el Banco Central.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País

Para el Banco Central (BCU) la recuperación de la economía uruguaya que se inició en mayo tras tocar un piso en abril por el coronavirus “parecería haberse atenuado” en el tercer trimestre. En el Informe de Política Monetaria del tercer trimestre, divulgado ayer, el BCU señaló que “de acuerdo a indicadores mensuales, el piso del nivel de actividad se habría registrado en abril. Posteriormente entre mayo y julio se observó una importante recuperación en varios indicadores sectoriales”.

Agregó que “esta recuperación continuaría en agosto, aunque aun ritmo más moderado, según algunos indicadores adelantados”.

El BCU resumió que “la economía uruguaya transita por una senda de recuperación gradual a partir del piso alcanzado en el segundo trimestre del año”.

El informe explicó que “los indicadores indirectos de actividad sugieren un considerable repunte del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre, el que se mantendría en los últimos meses del año”.

En el segundo trimestre el PIB cayó 10,6% respecto a igual período de 2019 y 9% frente al primer trimestre de 2020.

“Todos los sectores muestran signos de reactivación, aunque el ritmo de crecimiento difiere según el tipo de actividad. Los sectores productores de bienes (agro e industria manufacturera) han sido los primeros en recuperarse y están próximos a alcanzar los niveles previos a la pandemia. Los sectores productores de servicios, en cambio, se encuentran más rezagados y exhiben comportamientos diversos. Si bien algunas actividades presentan un marcado dinamismo (las comunicaciones por el uso intensivo de datos durante la pandemia y la construcción por el inicio de las obras vinculadas a UPM), aún persisten áreas de la economía fuertemente afectadas por la pandemia, como por ejemplo, el turismo y las actividades recreativas”, afirmó el Central.

Según la autoridad monetaria, “existe un alto nivel de incertidumbre en la proyección del PIB, asociado a la velocidad y magnitud del shock vinculado a la pandemia. En el escenario base, la evolución esperada para el nivel de actividad supone una retracción en 2020, acumulando una caída máxima cercana a 4% promedio anual”.

La proyección del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es que el PIB caiga 3,5% este año.

El BCU estimó que la caída estaría “seguida de una recuperación en el resto del horizonte de política monetaria a partir del segundo trimestre de 2021, alcanzando a un máximo cercano a 5% promedio anual”. La previsión del MEF es de un crecimiento del PIB de 4,2% el año próximo.

“Luego, en 2022 la economía uruguaya volvería a mostrar un ritmo de crecimiento en línea con su potencial. Estas magnitudes continúan siendo bastante inciertas”, aclaró el BCU.

Respecto a la inflación, el Central señaló que las proyecciones “en el escenario base presentan una trayectoria decreciente, cerrando debajo de 10% en 2020, debajo del techo del rango meta actual (7%) en 2021 y debajo del techo definido a partir de septiembre de 2022 (6%).

Las proyecciones del MEF son que la inflación cierre este año en 9,5%, en 6,9% a fin de 2021 y en 5,8% al cierre de 2022.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados