Informe

¿Por qué el billete de US$ 100 es el más popular del mundo desde 2017?

A diferencia de lo que puede pensarse, el auge de los "benjamines" (como se conoce al billete de US$ 100) es reciente, ya que previamente otro dominaba la escena.

Dólares
El billete de US$ 100 es el de mayor circulación en el mundo, pero esa "popularidad" es reciente.

En 2017, por primera vez en la historia, el billete de US$ 100 superó al omnipresente billete de US$ 1 en volumen de circulación. Es decir: el billete de mayor valor de Estados Unidos fue el de mayor circulación (el tercer lugar lo ocupa el billete de US$ 20).

Según la Reserva Federal (Fed, el banco central estadounidense que es quien los emite), nunca antes fue tan grande la circulación de billetes de US$ 100 dólares, y su volumen se ha casi duplicado desde la crisis financiera internacional de 2008/2009.

"Pero, ¿cómo se explica el auge de los 'benjamines', nombre con el que se conoce a estos billetes, en especial ante el aumento constante de las opciones sin efectivo?", se pregunta Melinda Weir en un artículo de la revista del Fondo Monetario Internacional (FMI), Finanzas & Desarrollo.

Un dato no menor, la mayor parte de los billetes de US$ 100 está fuera de los Estados Unidos. Si bien "la demanda general de moneda estadounidense va en aumento y los billetes de US$ 100 superan a las demás denominaciones tanto en volumen como en valor total", casi "el 80% de los billetes de US$ 100 —y más del 60% del total de billetes estadounidenses— se encuentran fuera del país, porcentaje que en 1980 rondaba 30%", según datos del Banco de la Reserva Federal de Chicago, citados en el artículo.

Pero ¿qué explica que el billete que tiene la cara de Benjamin Franklin haya superado al que tiene a George Washington como el más utilizado? 

Dólares. Foto: EFE
El billete de US$ 1 era por lejos el más popular hace 20 años, pero en 2017 cedió el liderazgo. Foto: EFE

Hay que tener en cuenta que en 1998 en primer lugar se encontraba el billete de US$ 1 con cerca de 7.000 millones de papeles en circulación, seguido por el de US$ 20 con 4.500 millones y tercero aparecía el de US$ 100 con 3.000 millones en circulación. 

Dos décadas más tarde, el billete de US$ 100 tenía casi 14.000 millones de papeles en circulación y el de US$ 1 con poco más de 12.000 millones en circulación. 

El artículo del FMI, menciona a Ruth Judson, economista de la Reserva Federal, que afirma que la inestabilidad geopolítica podría ser una de las razones del auge de los billetes de US$ 100.

“Es probable que la demanda extranjera de dólares estadounidenses venga impulsada por su condición de activo seguro”, dijo Judson a la revista Econ Focus de la Reserva Federal de Richmond en 2018. “La demanda de efectivo, sobre todo de otros países, aumenta en tiempos de crisis política y financiera”, agregó.

Dólares
La crisis financiera de 2008/2009 marcó un punto de inflexión en la demanda del billete de 100 dólares.

"Según un artículo de Judson de 2017, la demanda internacional de dólares estadounidenses se incrementó durante la década de 1990 y principios de los años 2000, para estabilizarse o disminuir tras el inicio de la circulación del euro en efectivo en 2002. Esta disminución de la demanda se mantuvo hasta finales de 2008, cuando la crisis financiera mundial provocó un nuevo aumento de la demanda de billetes de Estados Unidos", señaló el artículo.

Otro factor tras la popularidad del billete de US$ 100
No obstante, no es el único factor que explica el "auge de los benjamines". Nadim Kyriakos-Saad, consejero jurídico adjunto del FMI, es experto en la lucha contra el lavado de dinero y cree que las actividades ilegales también tienen que ver con la prevalencia del billete de US$ 100. “La economía sumergida, la informal, la delictiva: todas hacen que, sin duda, el interés por los billetes de US$ 100 aumente”, afirmó.

Según Kyriakos-Saad, dada la creciente digitalización de los sistemas de pagos en los últimos años, la preocupación por la trazabilidad podría ser un factor. De todos modos, es incorrecto relacionar siempre efectivo y corrupción. “Existe un deseo permanente de privacidad, de anonimato, y eso es perfectamente legítimo”, explicó.

Dólares estadounidenses. Foto: Archivo El País
Las actividades ilícitas también explican el auge del billete de US$ 100. Foto: Archivo El País

Kenneth Rogoff, profesor de Economía de la Universidad de Harvard y execonomista jefe del FMI coincide en que existe una estrecha relación entre las actividades ilícitas y los billetes de alta denominación.

“A escala internacional, los billetes de alta denominación suelen utilizarse para eludir impuestos o normas, y en actividades ilegales”, afirmó Rogoff. “Cada día, apartamentos y casas en las principales ciudades del mundo se pagan con maletines de efectivo, y no porque los compradores tengan miedo de que el banco quiebre”, agregó.

A su juicio, hay otro factor por el que las actividades ilícitas prefieren el efectivo. “En parte, la demanda clandestina de papel moneda seguramente también se ha incrementado debido al nivel excepcionalmente bajo de las tasas de interés y la inflación”, explicó.

En cuanto a por qué el billete de US$ 100 y no el de otra moneda como el euro es el de más circulación, la clave es el papel del dólar como principal moneda de reserva internacional, según Rogoff. “Actualmente, el dólar es la única moneda global; el euro se ha estancado y al renminbi aún le faltan décadas para poder disputar el podio”, expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)