LA DECISIÓN DE LA RESERVA FEDERAL

La buena noticia para Uruguay que llegó del exterior

Posición menos agresiva lleva a que el dólar se debilite.

Reserva Federal. Foto: Reuters
Reserva Federal. Foto: Reuters

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos adoptó ayer una postura monetaria mucho menos agresiva, señalando que no subirá las tasas de interés este año en medio de una desaceleración de la economía y anunció un plan para terminar con el programa de reducción de su balance en septiembre.

El banco central reiteró su promesa de ser “paciente” para incrementar el costo del crédito y también dijo que comenzaría en mayo a desacelerar la reducción mensual de su cartera de bonos del Tesoro de US$ 30.000 millones a US$ 15.000 millones de dólares.

Los anuncios combinados implican que, tras endurecer la política monetaria cuatro veces el año pasado, ahora realizará una pausa en ambos frentes para ajustarse a un crecimiento mundial más débil y a una perspectiva algo más frágil en Estados Unidos.

Esto es importante para Uruguay. ¿Por qué? Porque con un “precio del dinero” (la tasa de la Fed lo es en cierta medida del dólar) que se mantendrá y sin previsiones de suba, lleva a un mayor apetito de los inversores por deuda de países emergentes. Con un déficit fiscal de 4,3% del PIB que debe financiarse, es importante que el costo de hacerlo se mantenga o incluso pueda bajar.

“Puede pasar un tiempo antes de que las perspectivas para el empleo y la inflación requieran claramente un cambio en la política monetaria”, dijo el presidente del organismo, Jerome Powell, en una conferencia de prensa tras el término de la reunión de dos días. “Paciente significa que no vemos la necesidad de apurarnos en juzgar”, aseguró.

Las proyecciones económicas actualizadas también mostraron que las autoridades de la Fed abandonaron estimaciones de alzas de tasas de interés este año y sólo ven una el 2020.

Powell afirmó que existen riesgos, como los relacionados con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China e incluso el panorama para la economía estadounidense que, afirmó, la Fed sigue de cerca.

“Los datos no están enviando una señal de que necesitamos movernos en una dirección u otra”, dijo. “Es un gran momento para que seamos pacientes”, agregó.

El índice dólar, que mide a la moneda estadounidense frente a seis divisas importantes, cayó un 0,6% a 95,806, su nivel más bajo desde el 4 de febrero, luego de la decisión de la Fed. El índice cotizó brevemente bajo de su promedio móvil de 200 días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)