LA ESTRATEGIA DE LOS BANCOS

El cambio de portafolio que hicieron los bancos en 2015

¿Cómo invirtieron los US$ 4.441,3 millones que tuvieron disponibles?

Mientras esperan que suba la tasa de interés en el exterior para obtener más rendimiento por sus inversiones, los bancos empezaron a posicionarse más en activos de Estados Unidos y colocan más de dos tercios de su dinero disponible para invertir en instrumentos fuera del país.

En 2013, los bancos colocaban su disponible en mitades: una de ellas en activos locales y otra en activos del exterior con los estadounidenses en primer lugar. En 2015, la ecuación cambió y de los US$ 4.441,3 millones que las instituciones tenían para invertir, solamente US$ 974,8 millones fueron a parar a activos uruguayos y el resto fue a parar al exterior, según surge de cálculos realizados por El País en base a los balances contables auditados de los bancos locales al 31 de diciembre del año pasado.

Los bancos tienen diferentes criterios para ver en qué y dónde invertir. Hay activos de al menos 32 jurisdicciones (además de Uruguay) y van desde los más clásicos como Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Suiza a otros más inesperados como Eslovenia, Islas Vírgenes, Bermuda, Emiratos Árabes o Venezuela (ver gráfico).

El Heritage —que no tiene valores uruguayos— es el que más diversifica su portafolio que cuenta con activos de 22 jurisdicciones diferentes, lo sigue el BROU con activos de 18 jurisdicciones, además de Uruguay. El Banco Hipotecario, Bandes y Citi están en el otro extremo: todos sus valores son locales.

El modelo de negocio cambió para los bancos en los últimos ocho años. Tras la salida de la crisis de 2002 y previo a la crisis financiera global de septiembre de 2008, los bancos captaban depósitos pagando muy poco y los colocaban en el exterior donde obtenían tasas de interés de 4% y 5%. Además, por ese entonces, el crédito arrancaba desde un piso muy bajo y no era la opción principal. Tras la crisis financiera de 2008, las tasas a nivel internacional se fueron al suelo y en algún caso al subsuelo (tasas negativas), con lo que los bancos tuvieron que reenfocar su negocio en el crédito.

Criterios.

En el caso de la filial local del banco brasileño Itaú, evalúa cuatro ítems antes de decidir dónde colocar su dinero disponible. "Los criterios utilizados son el rating del emisor (lo que equivale decir el riesgo que está dispuesto a tomar), profundidad de mercado del instrumento, rendimiento y plazo", dijo a El País el subgerente general del Itaú, Carlos Ham.

Pero además, evalúan otros factores. "También es muy importante tener en cuenta el costo de capital asociado al instrumento, la posición de liquidez del banco y el crecimiento esperado de la cartera de créditos", agregó Ham.

Básicamente el banco destina su disponible a activos de Estados Unidos (más de la mitad), Brasil y Uruguay.

En la filial local del español BBVA, los criterios que aplican "tienen que ver con la moneda, el grado de liquidez con el que se cuenta y su proyección a futuro, el rendimiento/riesgo del instrumento y su impacto en los requerimientos de capital. También observamos, lógicamente, la tendencia prevista para los tipos de interés", respondieron a El País en esa institución. El BBVA también tiene como principal destino a Estados Unidos, con activos de Uruguay, Argentina y Suecia completando su portafolio.

En tanto, "las decisiones de inversión del HSBC siguen criterios de prudencia fundamentalmente vinculados a la cobertura de riesgos. Si bien el portafolio del banco es multimoneda, la mayor porción corresponde a dólares americanos. En esta moneda, la reinversión de los flujos o nuevas inversiones en momentos oportunos, generarán más intereses si se verifica una suba de tasas (a nivel internacional). Sin embargo, no esperamos subas abruptas de las tasas de interés en el mediano plazo", dijo a El País el gerente de Banca Persona de HSBC, Alberto Mello. El HSBC está posicionado en activos de Uruguay y otros países.

En el BBVA esperan que "el año próximo haya una leve subida de tasas en el exterior, con el consiguiente impacto (leve también) en el rendimiento de nuestro portafolio".

Por su parte, el Banco República (BROU) "a la hora de tomar decisiones de inversión en el ámbito financiero, prioriza claramente la seguridad por sobre la rentabilidad. En este sentido, su portafolio de inversiones está compuesto por deuda soberana y activos emitidos por instituciones financieras con alta calidad crediticia", dijo a El País su presidente, Jorge Polgar.

El BROU es de los que más diversifica su portafolio y también el que más apuesta por activos locales. De hecho, explica el 87,8% de la inversión de los bancos en títulos uruguayos.

En tanto, el banco Santander "además de los límites regulatorios que tienen la plaza financiera, a la hora de invertir valores propios existe una política interna para gestionar la liquidez del balance, en donde hay que cumplir con varios ratios locales e internacionales que hacen que el riesgo que se asuma sea bastante acotado para la estructura de balance que tenemos. En este sentido se prioriza la liquidez de los instrumentos, el plazo, el emisor y la baja volatilidad de su precio lo que genera que las alternativas de inversión no sean muchas", señaló a El País el director de Finanzas del banco, Gonzalo Bava.

Es que el Banco Central (BCU) obliga a los bancos a tener cierto porcentaje de los depósitos inmovilizados en el ente regulador (encajes) por los que les paga un pequeño interés y cierto porcentaje listo para usar en caso de ser necesario (liquidez). Para cumplir con esos requisitos, el BCU acepta, además de efectivo, ciertos títulos de deuda.

Una sola suba prevista en año

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos probablemente suba las tasas de interés en diciembre, tras las elecciones presidenciales del mes previo, según un sondeo de Reuters que también estimó un repunte en el crecimiento económico pero una inflación relativamente apagada. Eso marcaría justo un año luego del último incremento de las tasas por parte de la Fed, algo que la mayoría de las autoridades del banco central y analistas privados no esperaban. El sondeo predice dos alzas más el próximo año, lo que llevaría a la tasa de los fondos federales a 1,00-1,25% para finales del 2017 (actualmente están en 0,25%-0,5%). La decisión de incrementar el costo del crédito se ha ido retrasando este año, primero por una fuerte caída en los mercados mundiales y luego por el Brexit (En base a Reuters).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)