mercado de acciones

Cierre de trimestre desigual para la Bolsa de Nueva York

El Dow Jones reprobó en la última pregunta del examen este primer trimestre de 2015, en el que registró unas pérdidas del 0,01 % causadas por los más de 200 puntos de caída de ayer, y se descolgó del Nasdaq y el S&P 500, que encadenaron su noveno trimestre consecutivo de ganancias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wall Street

Desde el primer trimestre del año pasado, cuando el invierno paralizó la economía estadounidense, el principal indicador de Wall Street no había cerrado con balance negativo, pero este arranque de 2015 ha estado trufado por las complejidades.

Entre los sucesos que han golpeado fuerte a Wall Street han estado la crisis del modelo europeo con las elecciones griegas, la caída de los precios del petróleo y la subida del dólar.

Entre las que llevaron a sus índices a nuevos récords estuvieron las políticas de estímulo del Banco Central Europeo y el Gobierno de China.

Y entre lo que no llegó a suceder, la Reserva Federal siguió sin subir los tipos de interés, ni siquiera a poner una fecha concreta. Resultado: el Dow Jones ha vivido un trimestre de grandes escaldas y grandes caídas. Cuatro máximos históricos pero un balance por debajo del final de 2014 y sin mantener los 18.000 puntos.

Para Nasdaq, en cambio, fue un gran trimestre. No pudo cerrarlo como le hubiese gustado, por encima de los 5.000, pero al menos los cató por primera vez en 15 años en este arranque del año. Su subida neta en este tiempo ha sido del 3,48%.

Y el S&P 500 vivió un marzo negro, con un descenso del 1,89%, pero compensó con enero y febrero de tal manera que acabó el primer trimestre con un 0,44% de ganancias.

Ayer las bajadas fueron producidas por los nervios que produjo el hecho de que Irán y las potencias occidentales apuraban en Suiza las últimas horas para cerrar antes de la medianoche un pacto sobre el controvertido programa nuclear.

Si hoy prosiguen las conversaciones, como Estados Unidos no descarta, quizá el 1° de abril también empiece a la baja.

No obstante, este mes se presenta con poca confianza en la tanda de resultados empresariales que se avecina. El trimestre tuvo suficientes complicaciones, especialmente en lo que se refiere al cambio de divisas, como para que todas las cuentas se descuadren.

Aunque la gran esperanza del Dow Jones para volver a los números verdes y de los otros dos índices para redondear hasta diez el número de victorias trimestrales consecutivas seguirá estando en el fin de la incertidumbre respecto a los tipos de interés.

Más pronto que tarde, debería llegar por parte de Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal, el anuncio del cuándo y del cuánto. Esa promesa de primavera que, como la de Nueva York, parece que nunca llega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)