EMPRESAS

Claves para invertir en las redes sociales empresariales

Cuatro especialistas en medios digitales explican cómo las empresas pueden mejorar su inversión en las redes sociales.

Analiticas
El análisis de los datos es esencial para poder hacer una buena gestión de la inversión en redes. Foto: Pixabay

Parece inusual que una empresa no esté presente en las redes sociales. Aunque cualquier compañía puede hacerse una cuenta, la clave está en saber cómo trabajarlas, según expertos consultados por El País. ¿Cuánto dinero se debe invertir? ¿Cómo saber si es redituable? ¿Qué importancia tienen los datos que brindan las redes sociales?

Lo que se debe tener en cuenta a la hora evaluar la inversión inicial es que “no hay recetas mágicas”, según Christian Ferreiro, director de medios de Pimod. En la misma línea, Elena Spagnuolo, directora ejecutiva de Bunker db, aclaró que “no hay un manual de cómo invertir ya que depende del interés de la empresa”.

El primer paso, según Spagnuolo, es evaluar si la compañía está preparada a nivel organizacional para un alto nivel de exposición digital. Por ejemplo, si una empresa pequeña realiza una inversión con el fin de conseguir leads (usuarios que entregan información personal a una empresa y pasan a formar parte de una base de datos), debería ponderar si está capacitada para responderles a todas las personas.

Cuando recién se comienza a publicitar y no se tienen referencias sobre el impacto que se puede generar, hay que comenzar de a poco, explicó Santiago Fernández, director de Orange Attitude. El especialista no recomienda invertir menos de U$S 5 o US$ 10 diarios por publicación. Spagnuolo recuerda que una de las ventajas del mundo digital es que las preferencias se pueden modificar cuando el usuario lo desee y, como consecuencia, se pueden corregir errores y así llegar a un resultado favorable.

A las compañías que nunca invirtieron en estas plataformas, Spagnuolo recomienda usar de referencia el monto que aconseja la red social luego de ingresar los datos de segmentación de público. Puede suceder que la plataforma fragmente 1 millón de usuarios y que a la empresa no le alcance el presupuesto para cubrirlo. En esos casos, “está la opción de decidir llegar al 30% de ese total y, a partir de los resultados, evaluar cómo continuar”.

Las redes sociales tienen algoritmos que filtran las publicaciones, recordó Ferreiro. En el caso de que se busque interacción en una publicación, se debe configurar los datos internos para poder conseguir ese objetivo. Cuando se realiza de manera correcta, la plataforma direcciona el posteo a los usuarios que suelen tener este tipo de actividad.

Redes sociales
“No hay recetas mágicas” cuando se invierte en redes sociales, según Christian Ferreiro, director de medios de Pimod. Foto: Pixabay

¿Cuándo hay que dejar de aumentar el monto de inversión? Eso depende de cada situación puntual. Por más plata que se reserve para este objetivo, hay un punto en el que las ventas no aumentan en la misma proporción, aclaró Fernández. “Creo que las cosas se hacen por amor o por plata y, en el caso de las redes sociales, es por el dinero. Así que, si las empresas no están en los medios digitales por los ‘me gusta’ o lo comentarios, deben encontrar la fórmula que les diga cuánta plata poner para que le sea redituable”, dijo Sebastián Álvarez, director de la agencia digital 99°.

Apreciar el punto de equilibrio entre el dinero invertido y el retorno es sencillo en empresas de ecommerce. Sin embargo, en las compañías que trabajan con servicios o bienes no tangibles es más complejo. Pero, sin importar las dificultades, las analíticas que brindan las redes sociales deberían ser utilizadas en su máximo provecho para saber dónde invertir y en qué cantidad. “Los datos son los que marcan el camino”, remarcó Álvarez.

Spagnuolo también destaca el valor de los datos que brindan las plataformas digitales. “Hay que evaluar cómo se comporta el público frente a los estímulos que se les brinda”. No solo sirve para analizar si se están consiguiendo los objetivos generales de la publicación, sino que, si no se evalúa y corrige le inversión, no tiene tanto sentido el trabajo que se realizó ni la plata que se le destinó, advirtió.

Aunque invertir dinero en una publicación parece ser necesario para su éxito, el algoritmo de las redes sociales funciona de una manera compleja. Por ejemplo, si una publicación por la que se pagó tiene un contenido que no es atractivo, es probable que la repercusión sea baja, reveló Álvarez. Asimismo, si un posteo es no pago pero tiene mucha interacción, la red social se da cuenta de que es interesante y se lo muestra a más personas.

Más allá de la posibilidad de hacer exitosa una publicación por su contenido y sin invertir dinero, Álvarez explica que Instagram, por ejemplo, cada vez acorta la cantidad de usuarios a los que les llega el contenido. Por lo tanto, creer que los fans de una empresa consumen todo el contenido que generan es un error. “Aunque sí se puede llegar al público es solo al 4%”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)