Finanzas de Bolsillo

Las claves para tener un mejor acceso al crédito

La información es una de las más importantes y la voluntad de pago le sigue.

Al momento de obtener un crédito lo más importante es la información. Foto: AFP
Al momento de obtener un crédito lo más importante es la información. Foto: AFP

Para comprar electrodomésticos o hacer un viaje, lo ideal (siempre que se pueda esperar para hacer ese consumo) es ahorrar: es la forma más barata de lograrlo. Si no se puede esperar, la alternativa es comprarlo con la tarjeta de crédito (en cuotas) o acudir a una entidad financiera y obtener un crédito.

En los últimos meses, el uruguayo se ha mostrado más cauteloso respecto a esta posibilidad.

Lo importante a la hora de tomar un crédito es la información. Esa es la palabra clave.

Es uno de los ejes "primordiales a la hora de tener una buena salud financiera", señala la directora Comercial de Equifax Uruguay (el viejo Clearing de Informes) Stephanie Dimperio.

Me casé, cambié de trabajo, me aumentaron el sueldo. Toda esa información las instituciones financieras la toman en cuenta a la hora de evaluar la solvencia de la persona y otorgarle un producto asociado.

Además, "entender cuál es el producto financiero adecuado para la compra que quiere realizar, cuáles son las condiciones que existen en plaza, de qué manera se puede comprometer (a corto o a largo plazo)" es clave, explica Dimperio.

Es que "a veces por desconocimiento de la oferta, las personas acceden a un crédito que no les es tan beneficioso por la tasa y demás" , añade.

Es decir, la tasa de interés es el costo que la persona paga por obtener el dinero necesario para la compra. Más allá que la financiera que ofrece el préstamo le hable de una "cuota baja" y de poder pagarla, es necesario saber cuál es la tasa de interés que cobra, porque quizás hay una oferta mejor en otra entidad o banco.

Además de la información sobre cuáles son las opciones de crédito, la otra parte importante referida a la información es que la persona previo a tomar el préstamo sepa qué deudas tiene o si tiene una deuda tratar de regularizarla para acceder a un mejor préstamo.

"El historial crediticio no solamente ayuda a sacar un crédito, sino a acceder a mejores condiciones. Por eso trabajamos mucho lo que es la actualización de la información de los individuos, en el entendimiento de que a mayor información, las empresas financieras pueden tomar mejores decisiones", afirma Dimperio.

"Mantener actualizado el historial crediticio: dónde se trabaja, dónde se vive, y entender cómo se compone este historial ayuda al individuo a encontrar un mejor crédito", agrega la ejecutiva.

Es que antes de dar un crédito, una entidad hace lo que se llama "scoring".

En el desarrollo de un scoring se utiliza la historia de la persona para elaborar atributos a partir de las fuentes de datos disponibles (lo que sería la ventana de observación), que permitan predecir su comportamiento futuro (sería la ventana de desempeño).

Un estudio de los integrantes de Equifax María Eugenia Steglich, Cecilia Prieto y Matías Juan Karmelic presentado el año pasado durante las XXXII Jornadas Anuales de Economía del Banco Central señaló que el combinar datos negativos y positivos "permite una mejor segmentación entre los no morosos y los morosos, al tiempo que permite una mejor clasificación entre los casos de score muy alto", lo que posibilita "ofertas diferenciadas".

"La presencia de esta información redunda en una combinación que permite beneficios, tanto para las entidades otorgantes de préstamos y tarjetas, como créditos en general, como también para las personas que se acercan a una entidad a solicitar estos productos", agregó el trabajo.

Según Dimperio "en el caso de que la persona se atrase con alguna de las deudas y ella sea incluida (en el Clearing), es importante que tengan conocimiento de esas deudas. A veces por olvido, o por irse de viaje no tienen conocimiento de que tienen algún atraso y que ese atraso luego se registra como incumplimiento en nuestra base".

Para evitar esto, la persona puede averiguar cómo es su historial. "Tenemos oficinas —Luis A. de Herrera 1248 escritorio 232, en el complejo WTC, Edificio Avenida)— donde la persona puede ir, acercarse, conocer su estado crediticio y actualizar su información. Estamos trabajando en una plataforma web donde las personas puedan acceder a su historial crediticio y actualizar su información por esa vía", indica Dimperio. La persona va con la cédula de identidad y se le genera en un informe especial. Si la persona no está de acuerdo, en algo, o el dato es erróneo, o quiere incluir otra información que ña beneficia y no está, tiene la opción de hacerlo presentando la documentación correspondiente.

"La tasa de interés está asociada a la incobrabilidad (potencial) de ese crédito. Cuanta más información se tenga, muchas veces la tasa baja significativamente. Por eso es clave preguntar", expresa Dimperio.

Voluntad de pago.

Por diferentes circunstancias (enfermedad, despido, gastos imprevistos) alguien puede atrasarse en el pago de la cuota de un préstamo o directamente no puede seguir pagando las mismas.

Lo peor que se puede hacer es dejar de pagar sin dar aviso a la entidad o obtener otro crédito para pagar el anterior.

"Lo que aconsejamos es entablar comunicación con la entidad con la cual tiene ese atraso para tratar de solucionar el inconveniente", explica la directora Comercial de Equifax. Esto es, refinanciar la deuda, lo que puede ser con una cuota más baja y más plazo de pago por ejemplo.

"Hoy en día existen productos financieros que ayudan al pago de las deudas regulares. Las instituciones toman distinto a un cliente nuevo que saca por primera vez un préstamo, que a uno que ya tiene su historial. Al haber sacado un crédito y volver a esa institución, la entidad trata de ayudar a la persona para hacer frente a ese compromiso y no sobre-endeudarlo. La transparencia hacia las instituciones es importante", asegura la ejecutiva.

Sobre-endeudarse solicitando un crédito en otra financiera para pagar la otra deuda "termina haciendo como una bola de nieve. Siempre aconsejamos plantear la situación a la entidad financiera. Y mantener el historial controlado. Si se canceló una deuda, ver que eso se refleje", agrega.

Cuando una persona tuvo un incumplimiento de pago, ese impago queda en el registro inicialmente por cinco años y por única vez, puede extender por otro período de cinco años (es decir 10 años en total como máximo). Cuando la deuda se cancela, puede estar por cinco años como máximo, pero esa información es positiva porque muestra que la persona pagó.

Préstamos bajan en monto y hay más cautela

Foto: archivo El País
Bajó monto un 5,4%. Foto: archivo El País

En enero-mayo el monto de los nuevos créditos al consumo en pesos bajó 5,4% en términos reales frente a los nuevos préstamos otorgados en enero-mayo de 2017, según datos del Banco Central procesados por El País. El total prestado en ese lapso fue el equivalente a US$ 279,1 millones. En la misma comparación, pero para los nuevos créditos al consumo en UI, la caída fue de 22% para un total equivalente a US$ 180,6 millones. Con los mismos parámetros, pero para los créditos en dólares se constató un aumento de 15,3% para un total de US$ 76,2 millones. Además, según el Monitor de Mercado de Crédito al Consumo de la financiera Pronto! el porcentaje de personas de nivel socioeconómico medio-bajo y bajo que están dispuestos a contraer créditos a futuro "registró otra baja en el segundo trimestre, e incluso está en el nivel más bajo desde 2013". En septiembre de 2016, un 24% de personas de nivel medio-bajo y bajo tenían previsto contraer un crédito en el futuro, "pero esa proporción se redujo a 22% en diciembre, a 17% en marzo de 2017, luego subió a 20% en junio y volvió a bajar a 18% en septiembre y diciembre, a 14% en marzo pasado y a 11% en este trimestre", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)