EFECTOS DEL COVID-19

Los cuatros escenarios de la industria financiera en los próximos años

CFA Society analizó cuál será el panorama en el mundo financiero y los impactos del coronavirus en el sector.

Desde CFA Society afirman que post pandemia, la confianza va a ser la clave en el sector. Foto: Archivo El País
Desde CFA Society afirman que post pandemia, la confianza va a ser la clave en el sector. Foto: Archivo El País

Durante cuánto tiempo se extenderá la pandemia del coronavirus a nivel nacional y global, nadie lo puede asegurar, pero sí se afirma que dejará a su paso un mundo diferente, con cambios trascendentales en múltiples sectores y el de las finanzas es uno de ellos.

De acuerdo a una encuesta realizada por CFA Society Uruguay, a profesionales del sector financiero afiliados a su institución, en lo que respecta al ambiente laboral de los participantes, el 80,8% respondió que la crisis sanitaria actual tendrá efectos colaterales “moderados” en sus formas de trabajo a futuro, el 8,1% entendió que no tendría “ningún impacto”, el 5,1% afirmó que el cambio será “sustancial” y el 6,1% señaló que además de experimentar importantes transformaciones, se modificará la forma en que su empresa trabaja.

Los resultados fueron relevados durante una conferencia organizada por la Escuela de Negocios de la Universidad Católica, en la que la presidenta de CFA Society Uruguay, Bárbara Mainzer, analizó qué características y consecuencias tendrá el nuevo mundo en el sector financiero.

Para poder entender el nuevo panorama, la ejecutiva hizo referencia a cinco megatendencias que si bien no son específicas de finanzas, cree que explicarán cómo será la industria financiera en los próximos cinco a 10 años. Estas son el envejecimiento demográfico, las personas e instituciones empoderadas por la tecnología, los desbalances económicos, la huella del gobierno (mayor presión tributaria) y la administración de los recursos escasos. Esas cinco megatendencias, según Mainzer, llevarán a cuatro escenarios que acompañarán a las finanzas en los próximos años.

El primero “disrupción-fintech” refiere a que las nuevas tecnologías promoverán nuevos modelos de negocios y la entrada de nuevos jugadores lo que implicará una tendencia más pasiva en la gestión de las finanzas, una compresión de los márgenes de ganancia y grandes disrupciones en el mundo del trabajo.

El segundo escenario de “mundos paralelos” que refiere a que muchas más personas participarán del sector financiero, por lo que la diversidad va a ser “enorme”, según Mainzer. Esto llevará a que la industria tenga una base de clientes compuesta por personas muy diferentes aunque en todos los casos buscarán la personalización del asesoramiento, la simplicidad y la velocidad. Según Mainzer, este escenario tiene implicancias en el riesgo reputacional y en una mayor influencia por parte de las personas, empresas y corporaciones, así como una menor influencia de los gobiernos.

El tercer escenario denominado “menor por más tiempo” entiende que cada vez más las personas se enfrentarán a más desafíos financieros pero con menos herramientas y menores rendimientos. Las implicancias en este caso serán menores retornos, menores flujos de instituciones hacia fondos, la necesidad de un mayor liderazgo por parte de los asesores financieros y un nuevo tipo de relación con los clientes.

El último escenario es el del “capitalismo con propósito”, que según explicó la ejecutiva refiere a que la industria elevará el nivel con organizaciones más profesionales, éticas y centradas en los clientes, así como una actuación más alineada con el propósito de ayudar a las personas a lograr sus objetivos, menores costos y mayor eficiencia. Las implicancias en este caso se centrarían en una mayor transparencia y en la cultura de la compañía como un factor diferenciador.

Sin embargo, Mainzer enfatizó que “hay una cosa que no va a cambiar” y es “la importancia de la confianza como la base del sistema financiero”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados