Finanzas de bolsillo

El debate: ¿es buena opción comprar dólares para ahorrar?

La cultura de los uruguayos de adquirir billetes verdes para ahorro y los datos.

Dólar: se fortaleció respaldado por reunión de la FED. Foto: AFP
Foto: AFP

El dólar sube 13,5% en lo que va del año, mientras que la Unidad Indexada (UI) -que ajusta según el aumento de los precios- se incrementa 7,5%. Si se mira la situación en los últimos 12 meses, la moneda estadounidense aumentó 8,2% y la UI 11,5%. A priori, si uno tenía ciertos ahorros, era “negocio” haber comprado dólares a comienzos de 2018 (o hace un año exactamente) en vez de invertirlos en UI.

En un Finanzas de Bolsillo anterior se trató la cuasi obsesión de los uruguayos por comprar dólares como forma de ahorrar.

Ahora, con el dólar ganándole a la UI vale la pena ver si esto es siempre así y si es tan sencillo “ganar” con la compra de dólares como forma de ahorro.

Lo primero es ver de dónde viene la creencia de que la mejor forma de proteger el ahorro es comprar dólares y guardarlos esperando su valorización respecto al peso.

En los años 60 “la economía se inflacionó de manera sorpresiva” en una época con “curso forzoso de la moneda y en la que se obligaba a usar el peso para muchas transacciones, por ejemplo, no se podían hacer depósitos en moneda extranjera”, había explicado el doctor en Historia Económica, Gabriel Oddone en una nota de El País del 2 de agosto de 2016. En aquella época, las tasas de interés que pagaban los bancos eran “negativas” con lo que las personas “ahorrando en pesos tenían una pérdida real” de su capital, había dicho Oddone.

Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour
Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour

Luego los sucesivos planes de estabilización de los precios tuvieron como ancla al dólar. Esto es, el gobierno actuaba en el mercado para que el dólar estuviera en un valor pre-anunciado (mecanismo conocido como “la tablita” entre 1978 y 1982) o para que se moviera entre un precio “piso” y otro “techo” (banda de flotación entre 1991 y 2002) que iba cambiando.

Pero, como esos compromisos con el valor del billete verde sufrieron cortes abruptos y el dólar saltaba por los aires (las maxidevaluaciones de 1982 y 2002), Oddone recordaba que “una devaluación podía arrastrar toda la rentabilidad que habías construido en pesos”. Por eso, toda una generación de uruguayos “tiene en su cabeza que ahorrar en dólares es lo conveniente”, añadió.

Otra opción.

Desde agosto de 2003 empezó a regir la Unidad Indexada, que es una forma de que el ahorro no pierda poder de compra, ya que ajusta con la inflación.

Para ganar comprando dólares hay que tener el timing justo, es decir comprar los dólares en el momento que está más bajo y venderlos en el momento que está más caro.

Por ejemplo, si alguien compró dólares el 1° de junio de 2002 y los vendió el 10 de septiembre del mismo año, incrementó su dinero en pesos en 95,3%.

Saber entrar y salir en el momento justo en cualquier inversión es difícil, hacer eso con algo tan volátil como una moneda es como ir a jugar a la ruleta, va más en el azar que otra cosa.

Ahora, ¿qué pasa con la UI? Según un análisis de Gastón Bengochea & Compañía corredor de bolsa -al que accedió El País-, “si medimos el retorno de las inversiones en UI en dólares vemos que, han superado en varios períodos a las inversiones más rentables en dólares y sin lugar a dudas que con un nivel de riesgo mucho más bajo”.

Entre el 1º de junio de 2002 y hoy, la UI subió 300,7% mientras que el dólar lo hizo 96,7%, es decir solo un tercio desde que subió la UI. Eso además se da al tomar el menor valor del dólar. Si se toma un período más corto, por ejemplo los últimos tres años, la UI aumentó 24,7% y el dólar 10,5%.

Visto de otra manera, el valor de 100.000 UI en dólares poco más que se duplicó en los últimos 16 años.

“Es importante recordar que el mercado ha pasado por dos grandes crisis, (una local y otra internacional) y si medimos en dólares las inversiones en UI, estas han sido muy buenas considerando cualquiera de los períodos, incluso las subas puntuales del dólar durante los últimos años”.

Al economista Aldo Lema le gusta utilizar una frase que ilustra porqué alguien que tiene sus gastos en pesos, no debería pensar en que comprar billetes verdes le va mejorar su capacidad de consumo: “La UI te protege siempre contra la inflación, el dólar solo esporádicamente”.

¿Y cómo compro UI?

Una ventaja que tiene el dólar sobre la UI es su fácil acceso. Mientras el primero se compra en cualquier banco o casa de cambio, la UI no está diversificada.

Aún así, hay bancos que ofrecen cajas de ahorro en Unidades Indexadas. También en los mismos bancos o con corredores de bolsa se puede invertir en títulos que están en UI y que pagan una tasa de interés por encima del aumento de precios. En esos casos, ya no solo se asegura mantener el poder de compra, si no que se lo aumenta.

La costumbre de fijar los precios en dólares
Inversión extranjera. Foto: EFE

Un trabajo del docente de Economía Monetaria e investigador del Departamento de Economía (Decon) de la Facultad de Ciencias Sociales, Gerardo Licandro, en coautoría con el economista Miguel Mello -ambos también trabajan en el Banco Central- mostró que el 95,4% de los inmuebles están valuados en dólares, al igual que el 97,3% de los automóviles, el 77% de las motocicletas, el 72,7% de las joyas, entre otros.

Precio en el billete verde relacionado a “calidad”

La conformación del sistema de precios -que nomina en dólares muchos productos, en especial aquellos de mayor valor- influye en el fenómeno de la dolarización. Esto lleva a una creencia que relaciona un precio en dólares con calidad y produce situaciones como una recordada por el docente y funcionario del Banco Central Gerardo Licandro al presentar un estudio al respecto el año a pasado: en una antigua edición de la Teletón, cuando el dólar cotizaba a $ 20, se celebraba más una donación de US$ 1.000 que una de $ 20.000.

¿Cómo surgió y para qué se creó la Unidad Indexada (UI)?

El objetivo de “desdolarizar” la economía local

La UI es la unidad de cuenta que se reajusta por la variación del Índice de Precios del Consumo (IPC), o sea de la inflación.

Se creó por decreto del 12 de junio de 2002 y tomó el valor inicial de un peso uruguayo a partir del 1° de junio de ese año. El 12 de mayo de 2004 fue promulgada la ley Nº 17.761 que confirmó la creación de la UI. En dicha ley se establecía que la UI valía $ 1,2841 al 1º de agosto de 2003.

A partir de esa fecha, la norma estableció que el valor de la UI cambiaría diariamente hasta acumular la misma variación que el IPC durante el mes inmediato anterior.

Uno de los objetivos principales que se pretendió con la creación de la UI fue “desdolarizar” la economía uruguaya (disminuir la utilización del dólar estadounidense como patrón de cálculo).

La historia de inflación elevada y volátil en la economía uruguaya en la segunda mitad del siglo XX llevó a que ahorristas e inversores optaran por alternativas financieras en moneda extranjera en desmedro de las inversiones en moneda uruguaya, especialmente en dólares, de forma de proteger mejor su capital. Actualmente, más del 90% de los créditos hipotecarios para compra de vivienda son en UI. [En base a La Enciclopedia de El País].

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)