Polémica entre exportadores y el Banco Central

¿Qué es lo que está detrás de la caída del dólar en Uruguay?

El dólar en Uruguay acumula cinco días de caída y de hecho el peso uruguayo es una de las monedas que más se fortaleció en el mundo contra la estadounidense en los últimos días. Pero, ¿qué explica esta caída? ¿Qué dice el Banco Central? ¿Por qué los exportadores dicen que “no puede” bajar más?

Al público, el dólar a la venta ya está abajo de los $ 35, Foto: M. Bonjour
Al público, el dólar a la venta ya está abajo de los $ 35, Foto: M. Bonjour

El dólar lleva cinco días a la baja -en los que cayó 3,8%- y se encendieron las alarmas en la Unión de Exportadores (UEU) que pide una reacción más enérgica del Banco Central (BCU) para frenar esa pérdida de valor.

Pero, ¿por qué está bajando la moneda estadounidense, cuando hace dos meses parecía no encontrar techo?

El fenómeno que se da en el mercado uruguayo comienza a parecerse al que se dio entre 2012 y 2014 cuando ingresaron al país fondos de inversión para posicionarse en títulos en pesos y al vender dólares para ello, tiraron abajo su cotización. El proceso todavía no tiene la intensidad de aquel entonces, pero ya hay indicios de ello, dijeron a El País fuentes del mercado cambiario.

Un informante señaló que hay fondos de inversión que quieren posicionarse en títulos de deuda del gobierno en Unidades Indexadas (UI) y pesos nominales, así como Letras de Regulación Monetaria (LRM) -que utiliza el BCU para quitar pesos de circulación- en moneda nacional y están pagando a buenos precios esos papeles.

Esos inversores, todavía en montos no tan significativos como en 2012-2014, venden dólares en el mercado local (con lo que impulsan su cotización hacia abajo) para hacerse de pesos y comprar los títulos.

“No son flujos grandes” de dinero todavía, pero “las tasas de interés (de los títulos en moneda nacional) se han apretado” y por ejemplo en UI pasaron de 3,75% anual a 3,10% en poco tiempo, graficó un informante. Esa baja de tasas da cuenta de la demanda que hay.

La confirmación de la inversión en una segunda planta de celulosa por parte de la empresa finlandesa UPM, “generó un afán (adicional) por entrar” a títulos uruguayos, en estos últimos días, explicó un informante, aunque -agregó- la ratificación debería estar ya “descontada por el mercado”.

No obstante, el martes el dólar tuvo la mayor caída desde mayo de 2018 (-1,22%) y ayer la superó, con la mayor baja desde comienzos de 2017 (-1,62%) y el menor valor desde abril de este año.

Menor valor desde abril

Ayer el dólar interbancario sumó su quinta caída consecutiva (de 1,62%) y cotizó en promedio a $ 33,83, el menor valor desde el 8 de abril. En lo que va de julio, la moneda estadounidense cae 3,84% y en el año acumula una suba de 4,45%. A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron 72 transacciones por U$S 33,1 millones. Durante la jornada, la divisa estadounidense cotizó entre $33,75 y $34 para cerrar en U$S 33,85. Al público, en las pizarras del Banco República, el billete verde bajó 30 centésimos y cerró en $ 33,10 (compra) y $ 34,60 (venta). En Brasil, el dólar bajó pero mínimamente (0,07%) y cerró en 3,76 reales. En Argentina la divisa estadounidense subió 0,49% y finalizó en 42,87 pesos argentinos.

El presidente del BCU, Alberto Graña dijo ayer en rueda de prensa que lo que sucede en el mercado local, le está “pasando a otros países de la región” y es “un ingreso de capitales de no residentes que buscan posicionarse en activos financieros de países emergentes. En América Latina varios países registraron ingreso de capitales como fruto de las señales de la Reserva Federal (Fed) y el Banco Central Europa (BCE) de que la política monetaria se va a volver más laxa aún, entonces en ese escenario de tasas que bajan los capitales se redireccionan a emergentes”.

En los últimos dos días, el peso uruguayo fue la moneda que más se fortaleció ante el dólar a nivel mundial, según datos compilados por la agencia Bloomberg.

Polémica. 

El desplome del billete verde en tan pocos días en Uruguay encendió la alerta en la Unión de Exportadores. “No puede seguir bajando (el dólar), las empresas ya están en una situación bastante frágil para que venga esto de yapa”, dijo a El País la responsable de Asesoría Económica, Comunicación y Medio Ambiente de la UEU, María Laura Rodríguez.

La asesora señaló que la gremial viene “trabajando muy bien” sobre competitividad con el gobierno en otras áreas, pero “una variación del dólar de este tipo frustra” esos avances.

“Este año está muy complicado” para los exportadores (en el primer semestre las exportaciones de bienes cayeron 1,6%) y “las empresas nos transmiten que es muy difícil con los costos de Uruguay” si además les baja el dólar.

“Le pedimos una reunión a Graña” para hablar sobre esto porque en el primer semestre cuando el dólar subía “el BCU intervino con contundencia” para frenar ese ascenso y ahora que baja, lo hace “muy tímidamente”. La reunión está previsto que se concrete mañana viernes.

Entre enero y mayo, el Central vendió US$ 570,8 millones en el mercado de cambios y realizó una operativa por la que se desprendió de otros US$ 458 millones en mayo.

El martes, el Central compró US$ 11 millones en operaciones a futuro y ayer adquirió US$ 4 millones en el mercado contado (spot) y otros US$ 12 millones a futuro.

El ingreso de capitales del exterior al mercado de cambios uruguayo y que eso “se conjugue con el anuncio de UPM de ayer, genera una presión vendedora en el mercado de cambios que hizo necesario intervenir comprando dólares”, indicó Graña.

“Volvimos a intervenir para evitar una caída brusca del tipo de cambio. Ya hemos dicho que no nos gustan ni saltos bruscos ni caídas bruscas que generan demasiada volatilidad y es una variable que genera ruido en la toma de decisiones porque vuelve incierta la fijación de precios. En ese contexto hoy ha sido oportuno intervenir comprando dólares”, remarcó. De todas maneras, la caída fue la mayor en dos años y medio.

Sobre si esto pone en juego la competitividad, el presidente del Central señaló que “esta semana por una serie de factores diversos el peso se apreció más, pero no podemos evaluar una pérdida de competitividad por lo que pase en una semana, debemos evaluar tendencias y la evolución del peso en este año ha sido que ha marcado una depreciación mayor a la mayoría de las monedas del mundo y la región, solo superada por el peso argentino que es la moneda de un país que está en crisis”.

Un dólar bajo “ayuda” a ganar elecciones, concluyó un operador cambiario. Es que la baja del dólar genera el efecto de aumentar el poder de compra en pesos de productos importados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados