DOS FACTORES LO JUSTIFICAN

Deuda: Moody’s mejora la perspectiva a "estable"

A su vez dejó la nota en Baa2, dentro del “grado inversor”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La calificadora espera que Uruguay crezca un 3,3% este año. Foto: Reuters

En materia de deuda, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) recibió ayer el espaldarazo que le faltaba, tras haber emitido en junio exitosamente —por primer vez a nivel internacional— un título en pesos nominales por el equivalente a US$ 1.250 millones. Ese espaldarazo fue que la calificadora de riesgo Moody’s mejoró la perspectiva de la deuda uruguaya de "negativa" a "estable" y mantuvo la nota en Baa2, un escalón por encima del mínimo dentro del grado inversor.

Es que con la mejora de la perspectiva, se aleja la posibilidad de una baja en la nota de la deuda uruguaya, al menos por el próximo año.

A fin de mayo, la calificadora de riesgo Standard & Poors (S&P) había modificado la perspectiva de la deuda uruguaya de "negativa" a "estable", mientras que mantuvo la nota crediticia de BBB, también un escalón por encima del mínimo dentro del grado inversor.

Razones.

En el comunicado que divulgó ayer Moodys, se señaló que hay dos factores que justifican la mejora de perspectiva. Por un lado, "el fuerte compromiso del gobierno con la consolidación fiscal, como lo demuestran las medidas de política que probablemente estabilizarán las métricas de la deuda pública" y por otro, "un mejor desempeño macroeconómico que apoyará el proceso de consolidación fiscal en curso".

Moodys recordó que había pasado de "estable" a "negativa" la perspectiva de la deuda en junio del año pasado —lo que suponía una posibilidad en tres de una baja de la nota— por el deterioro del déficit fiscal que llegó a 4% del Producto Interno Bruto (PIB) a fin del año pasado. "Las autoridades han demostrado su capacidad y voluntad para detener este deterioro en el perfil fiscal, y nuestra expectativa es que sus medidas fiscales (que empezaron a regir este año con subas de impuestos) estabilicen los ratios de deuda pública", argumentó la calificadora.

"A pesar de la mejora del entorno macroeconómico desde la segunda mitad de 2016, las autoridades han mantenido un enfoque conservador de la política fiscal para 2018. Si bien el mayor crecimiento económico probablemente redundará en mayores ingresos, el gobierno propone limitar la expansión del gasto discrecional en el presupuesto del próximo año", indicó el informe.

"Actualmente, el gobierno está apuntando a un déficit del sector público del 2,5% del PIB para el año 2019. El escenario base de Moodys supone que el gobierno podrá reducir el déficit a niveles cercanos a este objetivo", agregó.

En cuanto al segundo factor detrás de la decisión, el desempeño macroeconómico, Moodys indicó que en 2016 "superó" sus expectativas originales. Agregó que Uruguay "ha mostrado mayor resiliencia que en el pasado a los shocks externos provenientes de vecinos y socios comerciales clave, Argentina y Brasil, los cuales experimentaron recesiones el año pasado".

Moodys prevé ahora un crecimiento de la economía del 3,3% en 2017, comparado con el 1,9% anterior, y de alrededor del 3% en 2018-1919. "Un mayor crecimiento económico apoyará la consolidación fiscal a través de mayores ingresos gubernamentales. Además, las discusiones en curso sobre un potencial proyecto de planta de celulosa a gran escala presentan un alza para el crecimiento a partir de 2019", indicó.

A su vez, la "afirmación de la calificación Baa2 refleja un equilibrio de las fortalezas y debilidades del crédito, incluyendo necesidades moderadas de financiamiento gubernamental y un perfil favorable de vencimientos de la deuda", entre otros. También tiene en cuenta los "desafíos crediticios que incluyen rigideces estructurales en la composición del gasto del gobierno, y una proporción relativamente alta de la deuda pública denominada en moneda extranjera", entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)