TENDENCIA A LA BAJA

Dólar baja de $ 29; analistas lo prevén $ 32,20 a fin de año

La divisa está en el menor nivel desde fines de septiembre del año pasado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Operativa: fue escasa a lo largo de toda la semana habil. Foto: AFP

El dólar sigue sin encontrar un "piso", ayer perforó la barrera de los $ 29 y las intervenciones del Banco Central (BCU) solo alcanzan para amortiguar la caída. Por otro lado, las consultoras, bancos y AFAP redujeron su estimación de cotización de dólar para fin de año a $ 32,20.

Ayer, el tipo de cambio se negoció a la baja por cuarta jornada consecutiva, con una caída de 0,4% en un mercado que sigue siendo netamente vendedor.

El dólar interbancario fondo se negoció en promedio ayer a $ 28,943, lo que supuso un nuevo mínimo desde fines de septiembre del año pasado. Así, la divisa ha caído ya un 2,16% en las últimas cuatro jornadas y acumula un descenso de 2,72% en el mes y de 3,11% en el año. De las siete sesiones que han transcurrido en agosto, en seis ocasiones ha bajado.

Si no puede ver los datos haga click aquí

El Banco República (BROU), por su parte, redujo 10 centésimos la cotización al público hasta $ 28,40 y $ 29,50, compra y venta respectivamente.

El volumen de operativa registrada a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) continúa en los guarismos de los últimos días. Ayer se negociaron US$ 22 millones.

Según destacaron a El País los agentes cambiarios consultados, el mercado local mantiene la fuerte disposición vendedora y sigue habiendo pocos negocios, como consecuencia de la reducida volatilidad.

Ayer, el dólar se operó a un precio máximo de $ 29, desde los $ 29,05 en que había cerrado el lunes, y a un precio mínimo de $ 28,92, guarismo en el que terminó la jornada.

Consultados acerca de la presión vendedora de divisas, las fuentes siguen sin encontrar explicaciones claras al respecto, dado que los niveles de liquidez de los bancos siguen siendo buenos.

La razón en estos días hay que buscarla en la tendencia a la baja que está teniendo el billete verde en el exterior. A modo de ejemplo, el dólar en Brasil ayer retrocedió un 0,84% y cerró en 3,1411 reales, el nivel más bajo desde mediados de julio del año pasado.

El BCU continúa con su política de evitar movimientos bruscos en el tipo de cambio, amortiguando las caídas. Ayer compró US$ 2,9 millones cuando promediaba la tarde, en niveles de $ 28,93 y $ 28,94, estimaron las fuentes consultadas.

En tanto, los bancos y consultoras que participan del sondeo LatinFocus Consensus Forecast que elabora FocusEconomics —y al que accedió El País— vienen ajustando a la baja en los últimos cuatro meses su estimación de dólar para fin de año.

El consenso de 10 que respondieron (de 16 encuestados) en agosto prevé que el dólar cierre 2016 a $ 32,20. El que estima menos lo ubica en $ 30 y el que proyecta más lo ve en $ 34.

Desde que en abril la estimación de consenso era $ 35,40, se ha reducido en $ 3,20 (ver gráfico central).

Para fin de 2017, el consenso de analistas estima que el dólar cotice a $ 34,40. En abril estimaban que finalizaría el año próximo a $ 37,80.

PIB.

Las expectativas de consultoras y bancos sobre la economía uruguaya para este año se mantuvieron estables en agosto, luego de 13 meses consecutivos de deterioro. El consenso de analistas prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca 0,6% este año. La estimación del gobierno es de 0,5%.

Las respuestas oscilan entre -0,3% (es decir, caída del PIB según Equipos Consultores) y 1,6% (de las consultora Oxford Economics).

De los 15 que respondieron la encuesta (entre consultoras y bancos), 11 proyectan una expansión de la economía menor a 1% y a su vez siete estiman que será de 0,5% o menos.

Para 2017, los analistas creen que habrá una recuperación del crecimiento. También mantuvieron su proyección de consenso de la encuesta del mes de julio en 1,3%.

El gobierno corrigió recientemente a la baja su proyección: de 2,8% estimado en el Presupuesto a 1% ahora.

Déficit y emisión.

En tanto, las consultoras, bancos y AFAP incrementaron mínimamente su proyección de déficit fiscal para este año de 3,7% (en julio) a 3,8% del PIB. El The Economist Intelligence Unit es el que prevé menos con 3,2% y el banco Citi con 4,3% se ubica en el otro extremo. Para 2017 los analistas elevaron su proyección de déficit fiscal a 3,5% del PIB.

El gobierno anunció un ajuste fiscal de US$ 476 millones para reducir en un punto del PIB el déficit.

En tanto, ayer el Ministerio de Economía emitió una Nota del Tesoro en Unidades Indexadas (UI) por 254,6 millones de UI (US$ 30,4 millones). La demanda fue de 415,3 millones de UI (US$ 49,6 millones) y la tasa de rendimiento 5,1%.

Analistas y el mercado estiman inflación anual menor a 10%.

Las expectativas de inflación del mercado, es decir entre los que "ponen" su dinero en ello, volvieron a reducirse en agosto —luego de subir en julio— y por tercer mes consecutivo están por debajo del 10%.

La diferencia de rendimiento que pagan los títulos de deuda (Letras de Regulación Monetaria) en pesos nominales, frente al que pagan las Notas del Tesoro (otro tipo de deuda) en pesos ajustados por inflación, determina la suba de precios esperada por aquellos que "ponen" su dinero en ello.

El rendimiento anual de las Notas en Unidades Indexadas (UI) a la inflación a dos años era de 5,3% ayer día en que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) emitió esa deuda. A su vez, el rendimiento de una Letra a igual plazo en pesos ese día (15,1%), daría una inflación implícita de 9,9% anual.

En julio esa suba de precios implícita era de 10,03% anual, en junio de 9,6%, en mayo, era de 10,98% anual, en abril era de 10,89% anual, en marzo era de 11,24% anual y en febrero de 10,81%.

Como el inversor en pesos nominales exige un "premio" por asumir el riesgo de inflación —que no tiene quien invierte en UI, ya que esta evoluciona según los precios—, puede determinarse que en todos los meses la inflación esperada por el mercado era superior a 10%, salvo en los últimos tres meses cuando está por debajo (porque el "premio" en el 10,03%, lo llevaría abajo de los dos dígitos).

Por otro lado, los analistas redujeron sus proyecciones de inflación para 2016 luego de haberlas elevado levemente el mes previo (ver gráfico). Así en la encuesta LatinFocus Consensus Forecast de FocusEconomics de agosto, el consenso de bancos y consultoras estimó una suba de precios de 9,9% para 2016.

Ninguno de los 15 encuestados prevé que la suba de precios alcance la meta oficial de 3%-7% ni este año, ni el próximo. Incluso, 9 prevén que sea de 10% o más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)