Tipo de cambio

El dólar baja en Uruguay, mientras en Argentina temen por la “Bola de Leliq”

El dólar volvió a bajar en el mercado local y en la región. En Argentina temen que la emisión de deuda del Banco Central (BCRA) mediante las Letras de Liquidez (Leliq) termine formando una “bola” de acumulación inviable que agudice la crisis financiera argentina.

Billete Verde: la moneda estadounidense acumula un alza de 15,47% en lo que va del año; en Argentina el aumento es de 121,19%. Foto: AFP
 Foto: AFP

"El dólar descendió ayer 0,32% en el mercado local, al acompañar lo que sucedió en la región. El dólar interbancario cotizó en promedio a $ 32,779. De esa manera, acumula una caída de 1,31% en lo que va del mes, mientras que sube 13,96% en el año.

En la Bolsa Electrónica de Valores hubo escasa operativa, ya que se negociaron US$ 14,1 millones en 30 operaciones. La moneda estadounidense se movió entre $ 32,70 y $ 32,81, para cerrar en su valor máximo.

Al público, en las pizarras del Banco República, el dólar bajó y cerró a $ 32,10 a la compra y $ 33,50 a la venta.

En Brasil, el billete verde cayó un 1,47% y finalizó en 3,7107 reales.

En Argentina, ayer el dólar descendió un 0,8% y cerró en 37,12 pesos argentinos.

Hasta el momento, el Banco Central de Argentina (BCRA) logró frenar un derrumbe financiero gracias a un nuevo esquema monetario y cambiario, pero deberá maniobrar con destreza para evitar la formación de una "Bola de Leliq", como el mercado local llama al peligro de una acumulación inviable de Letras de Liquidez del organismo, según analistas.

De hecho, el BCRA sigue emitiendo Leliq a tasas altas: ayer colocó el equivalente a US$ 1.609 millones a una tasa promedio de 72,602% anual y una máxima de corte de 73,999% anual.

El temor es que la hoja de balance del BCRA quede críticamente desequilibrada, con un activo estancado y una montaña de pasivos —un problema que explotó este año con otros bonos, las letras Lebac—, agudizando las dificultades financieras de Argentina.

La turbulencia se convirtió en una crisis económica luego de que la profunda depreciación que sufrió el peso este año, cercana al 50%, avivó una ya alta inflación y frenó la economía, que caerá un 2,6% este año y un 1,6% en 2019, según estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La foto en este momento es consistente. Pero la pregunta que surge es si la dinámica también es consistente", dijo José Dapena, director del Departamento de Finanzas de la Universidad del CEMA. La respuesta dependerá de la capacidad del banco central para guiar las tasas de las Leliq y el tipo de cambio, agregó."El riesgo es que la tasa de las Leliq crezca más que la tasa a la que se deprecia el tipo de cambio", dijo Dapena. "Por eso, el desafío es que la tasa (de las Leliq) vaya bajando, mientras que el tipo de cambio deberá ser más alto (depreciado) para que haya una convergencia".

Para el Gobierno, la situación actual es diferente a la sufrida con las letras Lebac, ya que las Leliq están exclusivamente en manos de los bancos.

"Vos podés ir monitoreando qué posición cambiaria tienen (los bancos) y cuándo les vencen las Leliqs, cuánto tienen de incentivo para ir al dólar o no (...) Podés ir viendo, midiendo tus riesgos. El banco central, con las Lebacs, había perdido esa capacidad de medir los riesgos", dijo el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Las tasas presentes de las Leliq equivalen a un 6% mensual, y alrededor de un 4% sobre todo el pasivo del BCRA. En tanto, su activo —principalmente las reservas internacionales— se ajustaría a un ritmo apenas inferior, de un 3%, según el actual plan monetario.

En esta visión, con las tasas actuales, la hoja de balance del organismo quedaría en equilibrio, aunque al límite. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º