MERCADO DE CAMBIOS

El dólar con cuarta suba seguida a nivel local

Al público en las pizarras del Banco República (BROU), el dólar cerró estable en $ 42,65 a la compra y $ 45,05 a la venta.

El dólar bajó 2,1% "punta a punta" durante 2016. Foto: AFP
Foto: AFP

El dólar interbancario subió ayer por cuarta jornada consecutiva y testeó los $ 44. En la jornada el alza fue de 0,25% y el billete verde cotizó en promedio a $ 43,924. En lo que va del mes, la moneda estadounidense sube 4,06% y en lo que va del año aumenta 17,65%.

La divisa estadounidense cotizó ayer entre $ 43,85 y $ 44 a nivel interbancario para finalizar en el mínimo. El valor de cierre se incrementó 0,05% respecto al anterior.

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) ayer se realizaron 41 transacciones por US$ 19,1 millones.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU), el dólar cerró estable en $ 42,65 a la compra y $ 45,05 a la venta.

En Brasil, principal mercado de referencia cambiaría el dólar bajó 1,47% y cerró en 5,3491 reales. En lo que va del mes la divisa estadounidense cae 2,32% mientras que en el año aumenta 32,71%.

En Argentina el dólar oficial subió 0,08% y finalizó en 71,36 pesos argentinos. En julio la divisa estadounidense lleva un alza de 1,28% y en el 2020 se incrementa 19,15%.

A nivel global, el interés por activos de riesgo resurgió en los mercados de divisas ayer, ya que los avances hacia una vacuna contra el COVID-19 apoyaron una recuperación de las acciones y el fortalecimiento de las monedas vinculadas a materias primas, presionando al dólar, que cayó a un mínimo de un mes.

El índice dólar -que compara al billete verde con otras seis monedas relevantes- bajó a menos de 96 unidades por primera vez desde junio, cayendo a un mínimo de un mes de 95,770 para luego cotizar con una baja de 0,09% a 96,070 unidades.

La vacuna experimental de Moderna Inc para COVID-19 demostró que era segura y provocó respuestas inmunes en los 45 voluntarios sanos en un estudio en etapa inicial, informaron el martes investigadores estadounidenses.

Pero se mantienen los motivos para ser cautelosos, con el empeoramiento de las tensiones entre Estados Unidos y China y los temores sobre el impacto económico de una segunda ola de coronavirus en EE.UU.. (Con información de Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error