En cuatro días aumentó 3,23% y ya avanzó 8,49% en 2015

El dólar imparable, tuvo su mayor suba semanal en casi dos años

La cotización del dólar estadounidense parece no encontrar su techo en el mercado local, donde ayer registró el mayor ascenso diario del año, impulsada nuevamente por una sólida presión compradora.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pizarra

Las 81 compraventas registradas en la víspera por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se efectuaron a un promedio de $ 26,40, un 1,19% por encima de la media del jueves y el mayor guarismo desde el 31 de diciembre de 2004.

De esta manera, la divisa culminó la semana con un avance "punta a punta" de 2,86%, el más fuerte desde la semana finalizada a finales de mayo de 2013. Además, en este nivel acumula un alza de 2,82% en el mes y de 8,49% en el año.

A su vez, en este nivel el tipo de cambio se encuentra a tan solo un 2,27% por debajo de lo que esperaban los analistas consultados por el Banco Central (BCU) en la encuesta mensual de expectativas económicas de marzo, para el cierre de 2015. La expectativa, en mediana, para finales del año se ubicó en $ 27,00.

Por su parte, el Banco República (BROU) incrementó, en la víspera respecto al jueves, 20 centésimos la punta compradora de la cotización al público hasta $ 25,95 y 25 centésimos la punta vendedora a $ 26,75. En el primer caso, se trata del mayor nivel desde noviembre de 2004, y en el segundo desde enero de 2005.

Los montos operados entre lunes y viernes a través de las pantallas de Bevsa alcanzaron los US$ 113 millones.

El tipo de cambio, más allá de que inició la semana a la baja, siguiendo la tendencia externa, a partir del martes inició un una racha alcista que se mantuvo hasta ayer inclusive, y en estos cuatro días dio un salto de 3,23%.

La fuerte disposición compradora se dio más que nada por factores locales, y se desprendió, en buena medida, de la tónica externa.

De acuerdo a lo explicado por los operadores cambiarios consultados por El País, los inversores locales están optando cada vez más por posicionarse en dólares, con la expectativa de que seguirá subiendo.

Esto se traduce en un aumento en la presión compradora y un lógico incremento en la cotización.

De todas formas ayer, cuando el dólar tocó el máximo en el intradía de $ 26,50, apareció una mayor disposición vendedora, que hizo retroceder el precio hasta culminar la sesión en $ 26,29.

Los agentes agregaron que este tipo de volatilidad tan marcada y en pocos días no es habitual en nuestro país, lo que hace pensar que en los próximos días debería tener cierta tónica bajista.

Además, hay que tomar en cuenta que, cuando se dan estos tipos de fuertes ascensos, siempre se da una corrección a la baja como consecuencia de una lógica toma de ganancias de aquellos que compraron dólares a un tipo de cambio más bajo.

Por otra parte, otro hecho que confirma el mencionado cambio de portafolio, fue la mayor exigencia de los inversores al Banco Central (BCU) en las emisiones de esta semana por las Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos.

Dicha demanda por mayores rendimientos llevó a la autoridad monetaria a cortar por tasa en varias ocasiones y a no convalidar tales exigencias.

De hecho, en las cuatro emisiones de la semana colocó títulos por $ 6.372 millones, sin aceptar los $ 7.200 que había anunciado.

Exterior.

A nivel internacional la divisa estadounidense se movió con muchas oscilaciones y, en algunos casos, con tendencias opuestas.

El euro se cotizaba en la víspera, al cierre de esta edición, en US$ 1,0604, lo que implicaba una caída semanal de 1,54%.

Este fortalecimiento de la divisa estadounidense respecto de la comunitaria se debió a menores tasas de interés en Europa, lo que llevó a los inversores a buscar otras monedas, como el dólar o el yen.

Además, este factor de tasas tuvo mayor peso, al menos en Europa, que los comentarios de ayer del presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker sobre "sólidos argumentos" para subir las tasas de interés en Estados Unidos en la próxima reunión de junio.

Donde sí tuvieron incidencia estas declaraciones fue en Brasil, donde el dólar tuvo un leve avance de 0,02% hasta los R$ 3,0711. Sin embargo, la variación semanal "punta a punta" fue de un retroceso de 1,86%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)