Continúa empeorando competitividad externa de productos uruguayos

Dólar con mayor racha en 11 años: siete meses al alza

El precio del dólar estadounidense en el mercado local avanzó en junio por séptimo mes consecutivo, la racha positiva más prolongada desde abril de 2004, con un circuito que estuvo bastante más tranquilo que en meses anteriores pero que se mantuvo muy atento a la evolución externa del billete verde.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La moneda estadounidense se incrementó 11,05 en la plaza local.

El promedio de las compraventas interbancarias de la víspera se ubicó en $ 27,021, un 0,2% por encima de la media del lunes. Esto supuso un nuevo récord desde el 24 de noviembre de 2004.

De esta manera, la divisa cerró el sexto mes del año con un incremento "punta a punta" de 0,91% y supera ya el 11% en el acumulado del año (+11,05%).

A su vez, las compraventas interbancarias del mes se concretaron a $ 26,792 en promedio, un 0,71% por encima de la media de mayo, y el mayor guarismo desde octubre de 2004.

Por su parte, el Banco República (BROU) aumentó ayer 10 centésimos la cotización al público respecto al lunes, al ubicarla al cierre en $ 26,65 la punta compradora y $ 27,45 la punta vendedora. La variación mensual "punta a punta" fue de un alza de 25 centésimos. Este nivel de la pizarra, al igual que la cotización interbancaria, es el más elevado desde 2004.

El mercado cambiario local estuvo bastante más tranquilo durante junio, lo que se vio reflejado en una operativa más reducida y en una menor volatilidad de precios, lo que redujo la posibilidad de realizar negocios a los operadores.

De hecho, a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se operaron US$ 367,5 millones, lo que implicó una reducción de 35% respecto a la operativa concretada en mayo.


Si no puede ver el la gráfica haga click aquí

El tipo de cambio mantuvo una tónica de alternar entre alzas y bajas, siendo la racha más larga de una misma tendencia de tres sesiones consecutivas.

El alza mensual fue determinada porque el promedio de las alzas diarias (0,23%) fue superior a la de los descensos (0,16%).

Los operadores locales estuvieron muy atentos a la evolución del dólar frente a las principales divisas internaciona- les, que sufrió una enorme volatilidad al influjo de las idas y venidas respecto de las negociaciones de Grecia con sus acreedores.

Como suele suceder, la mayor incidencia vino desde Brasil, donde finalizó con un desplome mensual "punta a punta" de 2,46%, al cerrar en la víspera en R$ 3,1089.

Cabe destacar que el mercado local reaccionó, como siempre acontece, de forma no tan abrupta.

Además, la presión externa también se vio limitada, en algunos momentos del mes por ciertos problemas de liquidez.

TCR.

La competitividad externa de productos nacionales, con sus precios expresados en dólares, volvió a caer en mayo, en términos interanuales, configurando la cuarta baja mensual consecutiva, como resultado de que el abaratamiento de los bienes domésticos fue menor al que mostraron los principales socios comerciales de Uruguay.

Según se desprende de datos publicados ayer por el Banco Central (BCU), el Indicador de Tipo de Cambio Real (TCR), cayó en mayo 2,3% en la comparación respecto a igual mes del año pasado.

El mencionado resultado se explica porque a pesar de que la depreciación de la moneda nacional (15,79%) duplicó en términos porcentuales al crecimiento de los precios domésticos (8,41%) en el período de referencia, la economía uruguaya no se volvió más competitiva ya que este proceso también se observó y de forma más robusta en los principales socios comerciales del país.

Entonces si bien los precios domésticos se abarataron medidos en dólares, los precios domésticos de las economías socias lo hicieron aún más.

Del análisis de la competitividad según regiones surge que a pesar de que el país ganó competitividad frente a sus socios extrarregionales en 0,74 puntos porcentuales, este resultado no alcanzó para contrarrestar la pérdida sufrida si se compara con las economías de la región, donde la competitividad se deterioró 4,5% en términos interanuales.

Esta última cifra esconde comportamientos muy dispares ya que mientras la economía nacional se abarató 10,7% en comparación con Argentina, se encareció 16% respecto a Brasil.

Al igual que lo que ocurre en la región, en lo referente a lo extrarregional, siguiendo con el análisis interanual también se esconden resultados disímiles y mientras se gana competitividad con China (8,7%) y Estados Unidos (6,8%), se pierde con España (13,4%), Italia (13,2%), Alemania (12,7%), México (7%) y Reino Unido (1,8%).

Si bien en el quinto mes del año, el indicador mostró un aumento de 0,9% frente a abril, en lo que va de 2015 acumula la moderada suba de 0,7 puntos porcentuales lo que significa un punto porcentual menos que lo que fuera lo acumulado a mayo de 2014.

Cabe recordar que el tipo de cambio real es un indicador que mide la relación de precios al consumo entre los productos uruguayos, nominados en dólares, y los productos al consumo de los principales socios comerciales, medida que constituye uno de los indicadores principales de la competitividad del país, aunque existen otros que también deben considerarse a la hora de evaluar la competitividad en forma sintética.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)