FINANZAS DE BOLSILLO

Economía en la pareja: cómo manejar las finanzas de a dos

Consejos financieros para gestionar el dinero en una relación y evitar conflictos.

Las dos principales claves para tener una relació económica en pareja positiva son la comunicación abierta y la planificación de las finanzas. Foto: Archivo El País
Las dos principales claves para tener una relació económica en pareja positiva son la comunicación abierta y la planificación de las finanzas. Foto: Archivo El País

Al iniciar la vida en pareja el dinero se convierte en uno de los elementos fundamentales en el funcionamiento de la relación. Si bien la forma de gestionar las finanzas dependerá de las características de cada pareja, especialistas señalan la importancia de saber cómo crear un régimen económico que no interfiera de forma negativa en la relación.

Según explicó a El País la psicóloga e integrante de la Red de Psicólogos del Uruguay, Andrea Cóppola, "los temas económicos representan la personalidad del sujeto, su autoestima y también la forma de establecer sus vínculos. Cuando en el conflicto de pareja este tema es recurrente, va a acompañado de cambios de humor, frustraciones, adicciones varias en muchos casos, que determinan que la pareja no se pueda sostener".

En primer lugar, se debe diferenciar el régimen económico en función de la madurez de la relación: no es lo mismo manejar las finanzas en un noviazgo que en un matrimonio.

Para el primer caso, lo recomendable es que cada uno conserve su independencia económica a excepción de los gastos comunes (como las salidas de ocio, la alimentación y pagos de vivienda en el caso de que sea compartida) que pueden ser divididos entre ambos integrantes, con un aporte monetario previamente pactado.

Si uno de los miembros de la pareja gana más que el otro, pueden negociar que cada uno aporte en proporción a sus ingresos. No obstante, Cóppola indicó que en la toma de decisiones no siempre el que tiene más dinero es el que manda. "Hay quienes ganan más y sin embargo son sumamente dependientes de su pareja. Y hay quienes a través del dinero reafirman el control y el poder sobre el otro", explicó.

Uruguay con buena percepción de la economía. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

En el caso del matrimonio y la vivienda compartida, la situación puede tornarse más compleja porque están en juego otros derechos y obligaciones legales —puede optarse por un régimen de separación de bienes o capitulaciones matrimoniales—, además de decisiones de futuro comunes que influyen en la relación económica y que puede ser una fuente de conflicto.

Según Cóppola, más allá de saber cuánto gana el otro, "es importante conocer qué se hace con el dinero; si se comparten los gastos, si se cuida al otro, si se respeta y si no estamos frente a una situación de abuso y violencia económica".

En cualquier régimen de pareja una de las claves radica en definir cuáles son los objetivos a futuro de cada uno. No es lo mismo que uno de los integrantes desee destinar parte de sus ingresos para poder comprar un auto o una vivienda. Asimismo, la comunicación tiene que estar presente de forma constante para que las relaciones económicas queden claras, equilibradas y pactadas de forma previa.

Según Ana Santillana, autora de temas financieros de la empresa TuTasa —“fintech de préstamos online”— hay al menos cinco consejos imprescindibles para tener una relación en pareja feliz”.

La primera sugerencia radica en conocer el perfil de su pareja, es decir, identificar quién es el ahorrador y quién es el que gasta más. Sobre este punto Santillana explica que "ninguno de los perfiles es malo, siempre y cuando no se haga en extremo. Se podría creer que ahorrar es uno de los mejores hábitos financieros, pero cuando no se quiere gastar dinero en nada y no se tiene un propósito claro de ahorro, es en vano y puede llegar a ser tan perjudicial como el malgasto".

El segundo consejo es establecer las prioridades financieras, lo que implica definir cómo desean que sea su futuro. Aunque cada uno pueda tener sus propios sueños, la vida en pareja implica compartir algunas metas para las cuales el compromiso económico será clave.

Pago de facturas
Foto: Archivo El País

La tercera indicación tiene que ver con especificar las metas de forma clara, poner fechas para poder cumplir esos objetivos y que no haya lugar a dudas sobre cuáles son las responsabilidades de cada uno.

Como cuarto consejo se plantea la importancia de elegir bien las palabras para poder dar el mensaje deseado. "Muchas veces cuando se trata de hacer recortes o un presupuesto puede sonar a limitaciones. En lugar de presupuesto puede tal vez llamarle plan para alcanzar propósitos", aconseja Santillana.

La quinta recomendación tiene que ver con elaborar un plan de pago de cuentas. Para esto es conveniente tener un control de los ingresos de ambos y definir cuánto dinero va a aportar cada uno.

Sin embargo, Santillana explica que estar en pareja no significa que las deudas que existían antes del vinculo ahora sean de ambos. Sí sostiene que ambos pueden dialogar sobre cuáles son las mejores formas de deshacerse de esas obligaciones.

Presupuesto compartido.

Pese a que algunas parejas optan por conservar cierta independencia financiera al tener su propia cuenta de ahorro o invertir por separado, especialistas indican que es importante la elaboración de un presupuesto en conjunto.

Para hacerlo, Santillana recomienda que piensen como si ganaran menos dinero, es decir, hacer una suma de ambos ingresos (en caso de que los dos trabajen) y restar el 30% del total para destinarlo al ahorro o la inversión. Después de creado, al presupuesto se le debe dar seguimiento para revisar cómo va el plan y chequear que el dinero efectivamente se esté gastando en lo pactado.

En la elaboración del presupuesto se deben considerar no solo los gastos de las salidas conjuntas, sino también los gastos personales como salidas individuales, compra de ropa o el pago de servicios. Para que ese gasto personal no se transforme en motivo de discusión, se recomienda pactar previamente de cuánto dinero dispondrá cada uno.

Por último, del 30% apartado mencionado anteriormente, el 10% podrá dirigirse al ahorro en pareja y la otra tercera parte del 30% podría usarse para invertir.

La pregunta: ¿Por qué el dinero y las finanzas son —en algunos casos— temas tabú en las parejas?
La respuesta: Hablar de dinero en pareja puede crear conflictos
La mayor parte del dinero se destina a las necesidades básicas. Foto: Archivo El País

Si bien cada caso es particular y cada pareja tiene sus propias características, es frecuente que los asuntos económicos sean un motivo de pelea o discordancia en la relación. Es por esto que, en algunos casos, hablar de dinero en la pareja se ha transformado en un tema tabú que es preferible evitar.

Según la psicóloga Andrea Cóppola, en los comienzos de la pareja existe una etapa de idealización y confianza por encima de los aspectos legales a la que hay que estar atentos.

"El tema de las finanzas es evadido cuando en una pareja hay dificultades en la comunicación o cuando no hay confianza suficiente", dijo. Asimismo, indicó que el tema se evita cuando hay poca información o información errónea en torno al tema financiero y "existe una parte del otro que desconocemos". La advertencia de Cóppola indica que cuanto mayor tiempo se mantenga el tema tabú, tendrá mayores dificultades para crecer y fortalecer el vínculo. "La posibilidad de generar espacios de diálogo e intercambio conduce hacia el camino saludable en todos los sentidos. Compartir las verdades de la historia de la economía y el trabajo, fortalece las relaciones humanas y permite transitar la vida sobre una base de confianza, honestidad, resiliencia y aprendizajes", explicó.

Fuente: www.redpsicologos.org

¿Cómo es la separación de bienes en Uruguay?

Además del contrato legal del vínculo afectivo que se establece al contraer matrimonio, también se generan relaciones patrimoniales. Con el fin de regular ese vínculo económico, la separación de bienes consiste en un trámite judicial que conviene una independencia total de patrimonio, al establecer con respaldo legal qué bienes le pertenecen a cada miembro de la pareja. El trámite se realiza en manos de un abogado luego de celebrado el matrimonio y una vez acordada, los miembros de la pareja presentan una independencia patrimonial como cuando su estado civil era el de solteros.

¿Cómo es que funciona la capitulación matrimonial?

Hay dos formas de repartir los bienes. La primera conforme al Código Civil que establece el patrimonio de bienes gananciales. Este régimen implica que los bienes (ya sea los generados por el empleo o hechos fortuitos) serán compartidos entre ambos miembros. La otra alternativa es la capitulación matrimonial, en donde los cónyuges deciden qué régimen prefieren. Esta opción puede concederse únicamente antes del matrimonio y requiere de un escribano. Sin embargo, tanto con esta opción como con la separación de bienes el objetivo es el mismo: "lo mío es mío y lo tuyo es tuyo". Ante un eventual divorcio estos regímenes son los que más facilitan el proceso.

¿Infidelidad financiera?

Los especialistas suelen referirse al término "infidelidad financiera" para explicar cuando uno de los miembros de la relación no respeta el acuerdo económico pactado de forma previa (porque se excedió en el gasto por ejemplo) y se lo ocultó a su pareja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)