Pese a críticas de Donald Trump

El efecto en Uruguay de lo que resolvió la Fed

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidió ayer subir la tasa de interés (el “precio del dinero”), pero además dejó claro que los siguientes ajustes serán más graduales. ¿Qué implica esto para Uruguay?

Powell indicó que la FED hará lo que sea necesario, pesa a críticas de Trump. Foto: Reuters
Powell indicó que la FED hará lo que sea necesario, pesa a críticas de Trump. Foto: Reuters

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó las tasas de interés ayer y dijo que mantiene intacto lo esencial de su plan para endurecer la política monetaria (es decir, más alzas de tasas), incluso cuando funcionarios del banco central dijeron que probablemente desacelerarán el ritmo de los nuevos incrementos en 2019.

Esto tendrá efectos para Uruguay el año próximo.

La tasa de interés funciona como el "precio del dinero", en este caso el dólar. En teoría, una suba de la tasa debería llevar a un fortalecimiento del dólar frente a otras monedas, pero eso no es tan lineal.

Pese a los pedidos del presidente estadounidense Donald Trump para terminar con las alzas, la Fed elevó las tasas en un cuarto de punto porcentual a 2,25%-2,5%.

Si bien eso era lo que se esperaba, ahora el banco central estadounidense resolvió que será más gradual el proceso de ajuste de tasas. Ante la creciente incertidumbre sobre el crecimiento económico mundial, y las expectativas de que la actividad en Estados Unidos se desacelerará el próximo año, las nuevas proyecciones mostraron a los funcionarios ahora viendo solo dos subas de tasas más —según la mediana de sus estimaciones— frente a las tres proyectadas en septiembre.

Además, la Fed rebajó su visión de cuál es la tasa neutral de largo plazo de 3% a 2,8%.

La directora de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Tamara Schandy dijo a El País que "hubo una caída fuerte del precio internacional del petróleo. Ese es un shock de oferta positivo para la economía mundial. Afloja las eventuales presiones de inflación y justifica un proceso de suba de tasas más lento".

En tanto, el economista de CPA Ferrere, Santiago Rego, señaló a El País que además de la baja del petróleo, "algunos riesgos financieros que estuvieron sobre la mesa en los últimos meses se consolidaron: el diferencial de rendimientos de los bonos americanos se tornó negativo en el tramo entre dos y cinco años y está en mínimos entre dos y 10 años y los principales índices de renta variable muestran volatilidad". Todo eso jugó en favor de reducir la cantidad de aumentos de tasa en 2019.

Otro mensaje fue claro en el comunicado de política monetaria emitido tras la última reunión del año del organismo y en los comentarios posteriores de su presidente Jerome Powell: la economía de Estados Unidos sigue desempeñándose bien y ya no necesita el respaldo de la Fed.

Respecto a las presiones de Trump para que frenen el ciclo de suba de tasas, Powell respondió que "nada hará que la Fed deje de hacer lo que crea necesario".

Sin embargo, existe el temor a que la economía entre en aguas turbulentas el próximo año a medida que el impulso fiscal de un recorte de impuestos del gobierno de Trump se desvanece y la actividad mundial se desacelere.

El mercado reaccionó de forma negativa

Las acciones de Estados Unidos cayeron bruscamente ayer luego de que la Reserva Federal pronosticó menos aumentos de las tasas de interés en 2019, pero no alcanzó a cumplir con las expectativas de los inversores. "Los mercados esperaban más en términos de una pausa" del endurecimiento monetario, dijo Jamie Cox, socio gerente de Harris Financial Group. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 1,49% a 23.323,66 unidades; mientras que el S&P 500 perdió 1,39%, a 2.510,68 unidades. El Nasdaq Composite cayó 2,08%, a 6.643,11 unidades.

¿Efectos en Uruguay?

Según Rego, "una reducción en el aumento de tasas esperado, podría dar lugar a un dólar que se fortalece menos intensamente. Acá es importante entender qué tenía priceado el mercado previamente (es decir, que tenía ya asumido en precios), pero dada esta tónica menos agresiva de alza de tasas que surge de la reunión de hoy (por ayer) es posible pensar que el dólar va a tener menos impulso a nivel global".

Para Uruguay y otros países emergentes, esto "implica que el ciclo financiero va a ser algo más benévolo que lo que estaba previsto anteriormente, con impactos en dólar, tasas y flujos de capitales", agregó.

Para Schandy "el escenario de progresivo aumento de las tasas de interés en el mundo planteaba desafíos para los mercados emergentes y los países dependientes del financiamiento externo, como son Uruguay y Argentina. Ahora esa perspectiva de incremento de tasas de alguna forma se está suavizando" y es algo positivo para estos países.

Pero, "tampoco es del todo cómodo este nuevo escenario, porque si la razón por la cual las tasas no suben (o suben menos de lo que estaba previsto) es que se ve una perspectiva de menor crecimiento económico, entonces no es algo para festejar", explicó la directora de Asesoramiento Financiero de Deloitte.

"En estas últimas semanas las expectativas de tasas de interés se vienen corrigiendo a la baja, pero al mismo tiempo estamos viendo pérdidas fuertes en las bolsas, incremento de las primas de riesgo país, inversores que se refugian en los activos más seguros. Ese es un escenario que ojalá se despeje pronto, porque no favorece a países como el nuestro", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)