Finanzas de Bolsillo

¿Cómo enfrentar el "tsunami" en las finanzas personales que supone el coronavirus?

Ante crisis económicas y sociales, como la que genera el coronavirus Covid-19, la clave está en tener un fondo de reservas.

Foto: Pixabay
Una lección que deja la crisis generada por el coronavirus, es la importancia de contar con un fondo para emergencias. Foto: Pixabay

Nadie está realmente preparado para enfrentar una crisis como la que provocó el coronavirus en los últimos meses a nivel mundial y ahora también a nivel local. Sin embargo, hay estrategias para poder mitigar los impactos sobre las Finanzas de Bolsillo y sobrellevar un shock externo que, si bien será temporal, no se sabe con certeza cuánto durará ni qué tan profundos serán los daños que dejará.

Es por esto que la clave está en tener -en la medida de lo posible- un fondo de emergencia cuyo dinero sea únicamente destinado a utilizar ante eventualidades.

Así lo recomendó en diálogo con El País la presidenta de CFA Society Uruguay y consultora de instituciones financieras, Bárbara Mainzer.

“Lo primero que se debe reconocer es que esta es una crisis sin precedentes y representa un tsunami a las finanzas personales”, indicó Mainzer. No obstante, señaló que la crisis será temporal y va a terminar, aunque advirtió que “para muchos será muy difícil sobrellevar la transición”.

Es cierto que al día de hoy ya no hay mucho que se pueda hacer al respecto, sin embargo, según la especialista “lo más importante es aprovechar la crisis para aprender las lecciones y no volver a cometer los mismos errores”.

Ante la consulta sobre qué deberíamos haber hecho diferente para poder enfrentar esta crisis con menor nerviosismo, Mainzer explicó que lo ideal en estas situaciones es haber elaborado con tiempo, un fondo de emergencia que contenga aproximadamente el dinero con el que -de acuerdo a nuestro presupuesto- viviríamos durante seis meses.

Ahorro: no es un tema de ingresos, sino de hábitos. Foto: Pixabay
:l ahorro no es un tema de ingresos, sino de hábitos.

¿PARA QUÉ SIRVE UN FONDO DE EMERGENCIA?
El fondo de emergencia o de reservas, sirve para manejar riesgos externos, como puede ser el caso actual del coronavirus, la pérdida de empleo, la rotura del auto, entre otras emergencias.

Es un dinero que se diferencia del ahorro ya que una de sus principales características para que cumpla con éxito su función, es que debe ser “extremadamente líquido”, es decir que debe ser fácilmente transformado en efectivo.

“Si tenés un auto, ¿tenés seguro? Seguramente sí. Pero, ¿qué probabilidad tenés de tener un accidente? Es muy baja. Entonces ¿para qué tenés el seguro? Por si pasa algo. Bueno, con el fondo de emergencia es lo mismo, hay que tenerlo por si pasa algo”, ejemplificó Mainzer.

Además, el fondo sirve para manejar el riesgo de una situación inesperada, para usarlo frente a una contingencia.

“La preparación nos va a ayudar a superar la adversidad de otra forma. Tener un fondo de reserva me compra tranquilidad a mí y a mi familia, me deja al menos dormir”, explicó la especialista.

¿CÓMO HAGO UN FONDO DE EMERGENCIA?
El primer paso para poder elaborar un fondo de emergencia es saber cuál es el presupuesto mensual de la persona o el hogar. Si eso no se conoce va a ser “muy difícil” poder saber cuánto de los ingresos se debe destinar al fondo, dijo Mainzer y manifestó que aunque “la mayoría” de las personas no tiene un presupuesto doméstico, “está comprobado que si se tiene uno hay un 70% más de chances de cumplirlo”.

El segundo paso es empezar a juntar el dinero de a poco pero con disciplina y evaluar -siendo realistas- cuánto de los ingresos se puede destinar al fondo sin que esto implique dejar de pagar las cuentas.

En tercer lugar, la especialista recomendó que se debe evaluar cuál es la forma más conveniente de guardar ese dinero para no utilizarlo. En este punto dijo que una opción es abrir una cuenta bancaria de forma separada a la se usa de forma usual.

Billetera con dinero. Foto: Archivo El País
Poder tener la constancia de guardar algo de dinero, aunque sea de a poco, es una estrategia para el fondo de emergencia. Foto: Archivo El País

¿CUÁNTO DINERO DEBERÍA TENER EN EL FONDO DE EMERGENCIA?
Cabe destacar que no es lo mismo un hogar compuesto por un matrimonio donde ambos trabajan, que otro donde solo uno de los dos integrantes perciba ingresos, o una persona que cuente con el respaldo económico de sus padres ante un eventual shock. Lo mismo ocurre en el caso de los hogares monoparentales con hijos pequeños a cargo en donde el fondo “debería ser mayor”, según recomendó la especialista.

Un mes de ahorro es muy poco. Lo de los seis meses es una medida de seguridad para estar cómodo, tampoco es la panacea pero sirve para dar tranquilidad”, expresó Mainzer y puso como ejemplo una eventual pérdida de empleo en donde en promedio se demora unos cuatro meses para recuperarlo.

“Siempre se debe apartar un poquito”, dijo la experta y negó que Uruguay sea un país donde no se pueda ahorrar. Al respecto, opinó que lo que “realmente ocurre es que falta educación financiera y cultura de ahorro”.

Para revertir esta situación, Mainzer sugirió pensar en el ahorro de un fondo de emergencia como en el pago de la cuenta de la luz.

“Aunque sea mucho o poco vas a pagar la luz porque sino te la cortan, esto es igual, es un tema de prioridad”, sentenció. Por otra parte, la especialista enfatizó en que las personas con menos capacidad de ahorro son en realidad las que más precisan este fondo. Por lo que recomendó -en la medida de lo posible- aprovechar para guardar el dinero cuando se cobre algún pago extra como puede ser el momento del aguinaldo.

Asimismo, Mainzer aclaró que en el cálculo del ahorro de seis meses de vida, deben dejarse por fuera los gastos de ocio, tales como salir a comer fuera de casa, un viaje, etc., sino que deben tenerse en cuenta únicamente los gastos básicos.

La importancia de tener un plan de inversiones

De acuerdo con el director gerente para las Américas del Instituto CFA, Stephen Horan, “estamos viviendo una situación sin precedentes” y dicho momento “reafirma la importancia de tener una política de inversiones robusta”. Esta recomendación está centrada principalmente en las personas que ya están adentradas en el mundo de inversiones financieros. Según Horan, la política de inversiones debe ser realizada con el apoyo de “un asesor financiero competente, que describa cómo responderá –o no- ante un cambio en las condiciones de mercado”.

Para el ejecutivo esa es “la estrella del norte” en momentos de incertidumbres como el actual, dado que “sirve de guía cuando hay turbulencias”. En el caso de quienes al día de hoy ya tienen una política de inversiones, la recomendación de Horan es “confiar en ella. Y, si no la tiene, no la redacte ahora” puesto que “es mucho mejor desarrollarla en entornos de mayor estabilidad. Mas bien, confíe en la orientación de un asesor bien capacitado que tenga el potencial de abordar su situación financiera desde una perspectiva más objetiva y clínica de lo que podría hacerlo usted”, sugirió.

¿DÓNDE GUARDO EL FONDO DE EMERGENCIA?
Por último, se debe pensar en cuál será la forma de guardar esas reservas. En este punto, la especialista hizo foco en la importancia de no dejar el dinero guardado en casa dado que, en términos reales, “siempre” implicará una pérdida por la inflación.

“Dejar los pesos abajo del colchón es lo que definitivamente no hay que hacer”, sentenció Mainzer. Por el contrario, recomendó depositar el dinero en una cuenta bancaria o buscar otras alternativas de instrumentos de ahorro, como puede ser el caso de los ofrecidos por SURA.

“Hay que entender que ahorro no es guardar lo que sobra, es el dinero que aparto primero. Esta crisis va a terminar y vamos a salir adelante pero es importante salir cuanto antes”, concluyó Mainzer.

La pregunta
¿Qué medidas se deben tener en cuenta en materia de inversiones, en momentos inciertos como el actual?
Foto: Pixabay

Ante tiempos de temor e incertidumbre, hay algunas claves a considerar en materia de inversiones y mercados financieros. Según explicaron a El País desde SURA, hay “tres consejos vitales” para momentos como estos.

El primero es tener un plan. “En estos momentos se vuelve imprescindible tener un plan de inversión y apegarse a este. Tenerlo evita que tomemos decisiones precipitadas y caer en una espiral de errores”, explicaron desde la compañía. La segunda recomendación es evitar centrar la atención en las correcciones de los mercados, puesto que estas suelen ser temporales.

Desde SURA explicaron que “las correcciones en los mercados son normales y naturales”, y además, indicaron que “las mayores recuperaciones suelen suceder justo después de las peores caídas”. Sin embargo, indicaron que “si el nerviosismo persiste, es válido reconsiderar el nivel de riesgo que se asume”. El tercer consejo es guardar la calma.

“En el mundo de las inversiones, rara vez las emociones tienen la razón”, dijeron desde SURA y enfatizaron en que se debe “mantener la cabeza fría para evitar tomar decisiones radicales y sentimentales o pasionales que pueden tener un impacto severo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados