ECONOMÍA EUROPEA

El eusko, la moneda del País Vasco francés, ante la justicia

Esta moneda complementaria del euro nació con el objetivo de favorecer los intercambios dentro del País Vasco francés y apoyar iniciativas locales.

El eusko es considerada como la moneda local más importante en Francia. Foto: AFP
Se considera al eusko como la moneda local más importante en Francia. Foto: AFP

Un tribunal francés examinará el viernes si el ayuntamiento de Bayona (oeste) podrá seguir usando el eusko, una moneda local vasca en circulación desde 2013, pese a la oposición del Estado, que la considera incompatible con las finanzas públicas.

Esta moneda complementaria del euro nació con el objetivo de favorecer los intercambios dentro del País Vasco francés y apoyar iniciativas locales, como el desarrollo del euskera, el idioma vasco. Actualmente cuenta con 3.000 usuarios particulares y 700 profesionales o asociativos.

El ayuntamiento de Bayona, que suscribió a la asociación Euskal Moneta en 2016, no quería quedarse atrás y votó el 19 de julio un texto que estipula la aceptación de los pagos en euskos por parte de los usuarios y "participar en la redistribución de la moneda local a terceros que serían voluntarios".

Una herejía contable y administrativa para la subprefectura de Bayona, que pidió al alcalde y presidente de la aglomeración País Vasco, Jean-René Etchegaray, cancelar esta decisión que aún no ha comenzado a ser aplicada por la alcaldía.

Como este último se negó, la subprefectura -dependiente del Estado- llevó al caso ante el Tribunal Administrativo de Pau (oeste) para suspender la deliberación a la espera de un juicio sobre el fondo del caso.

Pero para Etchegaray, abogado de profesión, la decisión tomada por la alcaldía es completamente legal. "La ley Hamon del 31 de julio 2014 reconoce oficialmente las monedas locales y complementarias, como el eusko", asegura.

Solicitada por la AFP, la subprefectura de Bayona se negó a comunicar sobre el tema.

El eusko es considerado como la moneda local más importante en Francia y la segunda en Europa, al mismo nivel que la Bristol pound británica, detrás de la Chiemgauer en Alemania.

En total, unos 750.000 euskos están en circulación para una facturación anual estimada de 3 millones de euros en euskos (un eusko equivale a un euro). Cuenta también con una tarjeta electrónica de pago.

Cualquier particular puede cambiar euros por euskos pero no puede hacer la operación inversa.

Las empresas, comercios o asociaciones que suscriben a esta moneda local pueden recibir estos billetes como forma de pago. "Ellos en cambio pueden cambiarlos por euros, pero perderían 2% de su valor. Por lo que por lo general prefieren volverlos a poner en circulación", explica Euskal Moneta.

Los euskos que son puestos en circulación generan un monto equivalente de créditos solidarios para las empresas y asociaciones de la red. Entre los proyectos financiados figuran algunos a favor de la defensa del medioambiente, de la lengua vasca, del comercio local y de la agricultura campesina.

Herrikoa, una sociedad de Bayona, es la que aporta la garantía del "Fondo de Reserva" del eusko, constituido por el equivalente de los euros retirados de la circulación al entrar en circulación los euskos, en una suerte de trueque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)