AÚN CON CONSUMO "APAGADO"

Familias piden más crédito respecto a un año atrás

Más solicitudes tanto en cantidad como en monto en primer cuatrimestre.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Los que crecen son los que se otorgan en pesos, ya que en Unidades Indexadas y dólares (para comprar vivienda o auto) caen. Foto: Archivo El País

En el primer cuatrimestre del año las familias aumentaron la solicitud de créditos a bancos, cooperativas de intermediación financiera y casas financieras tanto en cantidad de operaciones como en monto, según datos del Banco Central (BCU) procesados por El País.

En tanto, las expectativas para próximos meses son de “cierta establidad, sin crecimiento relevante del mercado de crédito”, según el Monitor de Mercado de Crédito al Consumo que elabora la financiera Pronto!.

De acuerdo a los datos del BCU, entre enero y abril se procesaron 281.065 operaciones de crédito a familias (incluye consumo, vivienda y automóviles) en pesos, Unidades Indexadas (UI) y dólares. Eso es un 22,98% más que en enero-abril de 2018.

Para cada moneda, los resultados son distintos: las operaciones en pesos crecieron 24,92%, las que son en UI lo hicieron 9,69% y las que son en dólares bajaron 1,15%.

En monto, la solicitud de crédito en pesos fue 25,35% mayor que en el primer cuatrimestre de 2018. Pero, en UI bajó 0,9% y en dólares cayó 1,56%.

Así en el primer cuatrimestre las familias recibieron créditos por US$ 543,88 millones en total (sumando todas las monedas y pasándolas a dólares). El 46,06% del monto corresponde a crédito en pesos, el 42,35% a préstamos en UI y el 11,59% a créditos en dólares.

Por su parte, el informe elaborado por Pronto! (utiliza datos del mercado del primer trimestre además de una encuesta) muestra que “la demanda de crédito al consumo se ha mantenido relativamente estable” entre las familias de extractos socio económicos medio-bajo y bajo.

Según los datos, a fin de marzo el crédito a familias ubicó en el equivalente a unos US$ 7.180 millones.

Foto: Darwin Borrelli
La solicitud de crédito en pesos fue 25,35% mayor que en el primer cuatrimestre de 2018. Foto: Darwin Borrelli

El sondeo trimestral que realiza la financiera comprende a mayores de 18 años, que son residentes en Montevideo, área Metropolitana o Interior con una muestra de 851 usuarios del mercado de crédito al consumo.

El 72% de las personas de nivel socioeconómico medio-bajo y bajo mantiene deudas con préstamo y/o tarjeta de crédito. De los endeudados, el 43% reconoce que tuvo alguna dificultad para pagar cuotas de los créditos en los últimos cuatro meses.

“Las familias de extractos socioeconómicos medio-bajo y bajo, comprendidas en la encuesta, reportan problemas para cumplir sus obligaciones de pago por pérdida de ingresos e inestabilidad laboral. Sin embargo, la morosidad no sube a niveles altos”, señaló el reporte.

En cuanto a qué va a hacer en los próximos cuatro meses, el 33% cree que “va a necesitar un préstamo en efectivo o una orden de compra, es decir, que efectivamente tenga planificado que lo vaya a contratar o consultar”.

¿Cómo y para qué se endeuda?

¿Cómo es el uso de los préstamos y de la tarjeta de crédito? La encuesta de Pronto! en el segmento socioeonómico medio-bajo y bajo muestra que “si se queda sin dinero antes de recibir su siguiente ingreso y necesita efectivo”, un 33% recurre a la tarjeta de crédito, 29% pide prestado a familiares, 23% usa sus ahorros y apenas 5% pide un préstamo en un banco u otro. En tanto, un 44% de los encuestados declara usar los préstamos en efectivo para pagar otras cuentas, 30% para arreglos en su casa, 19% para comprar muebles o electrodomésticos, 16% para pagar cuentas de Antel, OSE y/o UTE y 13% para comprar comestibles entre otros. A su vez, un 30,4% declara usar la tarjeta de crédito al menos una vez por semana y 8,8% todos o casi todos los días.

Según Pronto!, “la insinuación de una leve mejora de expectativas registrada a fines de 2018, se diluyó en el sondeo de los primeros meses del año y se mantuvo así en el segundo trimestre. Continua cierto pesimismo en las familias, el cual se contrasta con el dato de ingreso familiar real que vuelve a contraerse y con una baja en la confianza de los consumidores, fundamentalmente por la caída en la predisposición a comprar bienes”.

En ese sentido, un 54% de los encuestados considera que su situación económica para dentro de cuatro meses, será igual que ahora, el 27% piensa que estará mejor y un 8% que estará peor. “Esto da una visión levemente más negativa que la del primer trimestre”, agregó el informe.

No obstante, respecto a la situación de la economía uruguaya la visión es más negativa, ya que ante la pregunta cómo considera que será la situación económica del país en los próximos cuatro meses, el 14% señala que estará mejor, mientras que 45% dice que será igual, y el 31% cree que empeorará.

En línea con eso, un 43% de los encuestados cree que no le otorgarían un crédito si hoy fuera a pedirlo.

Consumo frenado.

Para el mercado de créditos, es clave lo que ocurra con el consumo. En ese sentido, el panorama no fue bueno en el primer trimestre del año.

Según los datos de Cuentas Nacionales divulgados el martes pasado por el Banco Central, el consumo registró un descenso de 0,3% en el primer trimestre del 2019 frente a igual período del 2018, explicado principalmente por una caída del gasto de los hogares y las empresas de un 0,4%, mientras que el del gobierno aumentó 0,7%.

En el cuarto trimestre de 2018 (frente a igual período de 2017) el consumo había caído 0,2% (-0,5% en el caso de empresas y hogares), por lo que está técnicamente en recesión al registrar dos trimestres consecutivos de caída.

La recaudación de impuestos que grava el consumo bajó 6,4%. Foto: Archivo El País
Para el mercado de créditos, es clave lo que ocurra con el consumo. Foto: Archivo El País

Las perspectivas para este “motor” del lado de la demanda no son buenas. Es que en consonancia van los datos de la Dirección General Impositiva (DGI) sobre la recaudación de IVA e Imesi divulgados el martes (ambos impuestos gravan el consumo).

El primero de los impuestos mostró en el período enero-mayo una mínima suba en la recaudación de 0,3% en términos reales , mientras que el Imesi registró una caída de 4,8%. En este último caso, se observó en el acumulado anual una caída en todos los rubros que tributan: combustibles (-1,5%), tabacos y cigarrillos (-3,4%), automotores (-16,3%), bebidas (-6%) y otros (-3,9%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)