Administración

Cómo se gestionan las reservas que administra el BCU

En el último trimestre del año se hicieron algunos cambios.

Bóveda de banco. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

El Banco Central (BCU) introdujo algunos cambios en la administración de las reservas en el último trimestre de 2018, ya que recuperaron peso los fondos que no tienen como objetivo asegurar la liquidez, es decir aquellos a plazos mayores.

Eso se dio en un contexto de menores turbulencias financieras a nivel regional, aunque con mayor incertidumbre a nivel global por el Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea), la menor suba de tasas proyectada por la Reserva Federal y una desaceleración de la economía mundial.

En el informe Gestión de Reservas, el BCU recordó que "mantiene activos de reserva como un instrumento de apoyo a la política monetaria y cambiaria a efectos de cumplir con la finalidad de estabilidad de precios". En el régimen cambiario vigente —tipo de cambio flotante— "los activos de reserva permiten: asegurar el acceso a la liquidez en moneda extranjera para poder intervenir en el mercado de cambios cuando las circunstancias lo ameriten" (algo que ocurrió con frecuencia en el trimestre) y "garantizar el servicio de la deuda en moneda extranjera del BCU", afirmó la autoridad monetaria.

"Adicionalmente, un adecuado nivel de reservas permite reducir la probabilidad de crisis debido a shocks externos, mejorando la percepción de riesgo de los inversores sobre la capacidad de pago del país; y por ende contribuyendo a la disminución del riesgo país", agregó.

El BCU define diferentes perfiles de inversión de sus reservas y las gestiona en cuatro grandes portafolios: fondo liquidez (en dólares, euros y otras monedas), fondo precautorio (en dólares), fondo inversión (en dólares) y fondo especial (en dólares y yuanes).

Entre fines de septiembre y el cierre de 2018, el primero de esos fondos perdió peso frente a los otros tres, según el reporte divulgado ayer.

Al 28 de diciembre, el BCU gestionaba (no todas son propias) US$ 15.551,6 millones. De ese monto, el 32,2% estaba en el fondo liquidez (era el 40,7% tres meses antes), el 26,3% en el precautorio (era 25,5% a fin de septiembre), el 19,9% en el fondo inversión (era 19,1% previamente), el 16,3% en el fondo especial (9,6% antes), 2,2% en administradores externos, 0,5% en billetes en bóvedas del BCU y 2,7% en otros.

En el fondo liquidez, el BCU "invierte en activos en los que pueda deshacer su posición fácilmente y que sean de alta calidad crediticia" a un plazo de tres meses. El precautorio es un "seguro" del de liquidez y el horizonte de inversión es seis meses. El fondo de inversión es de es de dos años y el especial de tres años.

El 52% de las reservas estaban invertidas en títulos del gobierno de Estados Unidos, un 15% en activos de organismos supranacionales, un 14% en depósitos a la vista o de muy corto plazo, un 9% en activos de agencias europeas un 6% en títulos de agencias de EE.UU. y Canadá y un 4% en otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)