OPERACIÓN

Gobierno obtuvo “dinero nuevo” en pesos y dólares y rescató deuda a 2022: sepa los detalles

Se realizó para “continuar con el programa de fondeo para el año 2021 y financiar las medidas para proteger a los sectores más vulnerables y apoyar la reactivación económica", dijo el MEF.

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche y el director de la Unidad de Gestión de Deuda, Herman Kamil. Foto: Marcelo Bonjour
La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche y el director de la Unidad de Gestión de Deuda, Herman Kamil. Foto: Marcelo Bonjour

Tras una ronda con inversores (que incluyó reuniones virtuales y una presentación para escuchar a demanda) el lunes pasado, el gobierno realizó ayer una operación de emisión y recompra de deuda a nivel global, a la que calificó como “exitosa” por ser la mayor parte en pesos y por el financiamiento “barato” que se obtuvo.

Operadores del mercado de deuda también destacaron la emisión y canje que realizó Uruguay ayer.

A las 8 de la mañana hora de Nueva York, Uruguay anunció la emisión de un bono global en pesos con vencimiento al 2031 y la reapertura de un bono global en dólares con vencimiento a ese mismo año. A su vez, se ofrecía recomprar a los inversores los bonos en pesos con vencimiento en 2022 y 2028 y los bonos en dólares con vencimientos en 2022 y 2024. Los inversores podían recibir el nuevo bono en pesos o la reapertura del de dólares (“ofertas preferidas”), o efectivo (“ofertas no preferidas”) a cambio de los títulos a 2022, 2024 y 2028 en pesos y dólares.

Con una demanda total de US$ 3.950 millones (45% de ella por el título en pesos), el gobierno pudo “apretar” un poco la tasa de interés a la que emitió el bono en dólares y colocar el título en pesos a la tasa más baja para un bono de este tipo de Uruguay en el mercado global.

Así, el gobierno obtuvo el equivalente a US$ 1.166 millones por el bono en pesos y US$ 574 millones por el título en dólares. El bono en pesos paga una tasa de interés de 8,25%, mientras que la del bono en dólares es de 2,45%, 80 puntos básicos por encima de la un título del Tesoro de Estados Unidos a 10 años (considerado el más seguro del mundo).

De esos US$ 1.740 millones emitidos (entre los dos bonos), US$ 1.250 millones (US$ 750 millones por el bono en pesos y US$ 500 millones por el bono en dólares) es el “dinero nuevo” (en la jerga financiera), es decir lo que directo a la caja del Estado. Mientras que los restantes US$ 490 millones (US$ 416 millones del bono en pesos y US$ 74 millones del título en dólares) son los destinados a la recompra y canje de otros títulos.

En concreto, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) indicó en un comunicado que los US$ 416 millones del bono en pesos fueron para recomprar el título en pesos con vencimiento en 2022 (en su mayoría “ofertas preferidas”) y que los US$ 74 millones del bono en dólares fueron pare canjearlos por el título en la moneda estadounidense que vencía en 2022.

Es decir, se despejaron parte de los vencimientos de deuda de más corto plazo.

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche destacó que fue una emisión “exitosa” que “muestra la confianza” que tienen “los inversores de todo el mundo en la economía uruguaya hoy y hacia el futuro”.

Remarcó que “el instrumento estrella” de la operación era la emisión del título en pesos, ya que Uruguay es el primer país emergente en emitir deuda en su moneda este año y la tasa a la que se emitió (“la más baja en la comparación histórica”) marca una inflación implícita esperada por los inversores de 5,99%, que está “alineada” a la meta del gobierno.

Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Estefanía Leal
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Estefanía Leal

Esto responde al “trabajo consistente del Banco Central” (BCU) para moderar la inflación que “por primera vez en tres años está dentro de la meta” de entre 3% y 7%, resaltó la ministra.

Para tener en cuenta, los dos bonos globales en pesos que Uruguay había emitido previamente (y que integraban la oferta de canje) eran a 10 años y fueron colocados a tasas de 9,875% (el que vence en 2022) y de 8,5% (el que vence en 2028).

Respecto al título en dólares reabierto, el MEF destacó que “el diferencial (de 80 puntos básicos sobre un título a igual plazo de EE.UU.) fue inferior al registrado en la emisión y posteriores reaperturas de dicho bono”.

Ambas tasas de interés fueron “muy atractivas” para Uruguay, resaltó el director de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF, Herman Kamil, al hacer referencia a lo “barato” del financiamiento obtenido.

¿De dónde provino la demanda de los inversores? Más de 100 cuentas de inversores institucionales provenientes de Estados Unidos, Europa, Asia, Uruguay y otros países de América Latina ofertaron por la emisión.

¿Qué logró con esto el gobierno? “A pesar del contexto actual de incertidumbre y volatilidad regional y global, Uruguay logró conseguir financiamiento de gran escala, a plazos intermedios y a tasas bajas en términos históricos”, aseguró el MEF. “La operación de manejo de pasivos permitirá reducir una parte sustancial de los vencimientos correspondientes a 2022, obteniendo un perfil de amortizaciones más parejo en el tiempo”, agregó.

Además, el MEF señaló que “la operación permite extender la madurez de la curva de rendimientos en pesos nominales, estableciendo un bono soberano con alta liquidez (benchmark) que servirá de referencia indicativa para el costo de financiamiento en pesos del sector público y privado en el mercado de capitales” y que “contribuye a potenciar los canales de transmisión de la política monetaria y coadyuva al proceso de desdolarización financiera y desarrollo de los mercados de cobertura que lleva adelante el BCU”.

Con esta operación, más lo ya emitido en el mercado local y a emitir en el segundo semestre, Uruguay tiene “el 85% del financiamiento proyectado” de US$ 3.800 millones vía títulos de deuda dijo Kamil.

Ante la consulta de El País si habrá nuevas emisiones globales este año, Kamil respondió que “está la posibilidad de volver a emitir en moneda extranjera distinta al dólar, para diversificar la base de inversores. No lo descartamos”. En el pasado Uruguay emitió bonos en euros y yenes japoneses.

Corredores y AFAP analizan

Para el director de Wealth Man Corredor de Bolsa, Nicolás Coccino, la operación de manejo de deuda fue “exitosa” y “se vio muy buen apetito por los bonos uruguayos tanto en dólares como en pesos por montos de demanda muy superiores a los emitidos”. Señaló a El País que la emisión en pesos tuvo una tasa baja, comparada con las previas en el mercado internacional a 10 años y que la emisión en dólares “de apenas 80 puntos básicos sobre el bono del tesoro de referencia de EE.UU. también marca un diferencia bajo (si bien antes del anuncio el ya existente bono 2031 operaba a 67 puntos básicos por encima) y destacado en la clase (países emergentes con grado inversor y latinoamericanos)”.

El socio de Gastón Bengochea & Cía. Corredor de Bolsa, Diego Rodríguez dijo a El País que fue una “muy buena emisión para Uruguay, cumplió con las expectativas previas y nuevamente el país demuestra su capacidad para captar fondos a tasas muy favorables demostrando la confianza de los inversores”. Si bien esperaba que “Uruguay colocara deuda a mayor plazo aprovechando aún la ventana de oportunidad de tasas bajas, reabriendo el (bono en dólares al) 2045 en lugar del 2031”, cree que “la operación fue muy exitosa”.

Rodríguez indicó que una perspectiva global “negativa para el dólar producto de la masiva emisión de deuda para financiar los efectos de la pandemia y reencauzar la economía de EE.UU.” genera “buena demanda” por títulos en otras monedas “de economías con buenos fundamentos como Uruguay” y marca una “vuelta de emergentes” a emitir en divisas distintas a la estadounidense.

En tanto, el gerente de Inversiones de AFAP SURA, Santiago Hernández (las AFAP uruguayas compraron los bonos) dijo a El País que “a pesar de haber sido una semana de caída del precio de activos internacionales”, Uruguay pudo “salir al mercado internacional en forma sólida y a precios muy convenientes”.

Remarcó que “desde hace más de una década el gobierno a través de la UGD, ha mantenido una estrategia clara y estable que le ha permitido diversificar las fuentes de financiamiento, emitir en moneda local en mayor medida que en dólar y además aprovechar el contexto de tasas más bajas”.

Ayer subió el dólar y se ubica sobre los $ 44
El dólar parece moderarse tras la suba de las primeras semanas. Foto: AFP

El dólar interbancario subió ayer 0,26% y cotizó en promedio a $ 44,169. La moneda estadounidense se movió entre $ 44,13 y $ 44,20 para finalizar en $ 44,16. El valor de cierre se mantuvo respecto al miércoles. En lo que va de mayo el dólar aumenta 0,84% y en el año 4,32%. A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron 36 transacciones por US$ 19,7 millones. Al público en las pizarras del Banco República el dólar cerró estable a $ 42,95 a la compra y $ 45,35 a la venta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados