INDICADORES

La historia reciente de la economía uruguaya, ¿hay sorpresas en cuanto al crecimiento?

el crecimiento ininterrumpido de 17 años de la economía se mantuvo. No obstante, en 2015 la había crecido 0,4% con la base de 2005, ¿cambia con la nueva medición? ¿Habrá crecido igual?

El Banco Central compró ayer 20,5 millones de dólares. Foto: Leonardo Mainé
Banco Central del Uruguay. Foto: Leonardo Mainé

Los datos de Cuentas Nacionales publicados la semana por el Banco Central (BCU), mostraron la nueva base (año 2016) para el Producto Interno Bruto (PIB) que sustituye a la del año 2005, aunque dejó algunas dudas en analistas sobre qué pasó realmente con la economía desde 2016 hacia atrás.

Los datos que divulgó el BCU mostraron que en 2017 la economía había crecido 2,6% con la base 2005, pero en realidad creció 1,6% con la nueva base 2016. En 2018 en vez del 1,6% de crecimiento, el verificado con la nueva base fue de apenas 0,5%. En 2019 casi no varió con el cambio de base: era 0,2% de expansión y pasó a ser 0,3% con la nueva medición.

Con eso, el crecimiento ininterrumpido de 17 años de la economía uruguaya se mantuvo. No obstante, en 2015 la economía había crecido 0,4% con la base de 2005, ¿cambia con la nueva medición? ¿Habrá crecido igual?

El País consultó al Banco Central (BCU) y su Departamento de Comunicación Institucional respondió que “la Asesoría Económica del BCU a través del Area de Investigaciones Económicas se encuentra trabajando en técnicas de backcasting de series económicas para las estimaciones de evolución del PIB en el período 2012 a 2016, las que se esperan publicar en los primeros meses del próximo año”.

Agregó que “las mismas no se realizaran con la misma metodología de trabajo de Cuentas Nacionales trimestrales con la que se trabajó desde 2016 en adelante, utilizándose en su lugar los procedimientos estadísticos recomendados internacionalmente para el backcasting de series económicas”.

Más allá de lo que arrojen esos datos cuando los publique el BCU, el socio de Exante, Pablo Rosselli había dicho la semana pasada a El País que “no cambia el diagnóstico” que era el de un “freno fuerte de la actividad entre 2017 y 2019”.

Para Rosselli el hecho de que la economía llevara hasta 2019 inclusive 17 años consecutivos de expansión (el mayor período de la historia), no debería ser el foco. “Tiene poca lógica abrazarse a promedios anuales”, había señalado. ¿Por qué? Porque en esos años, la economía tuvo “pequeñas caídas y recuperaciones trimestrales”. El PIB cayó 1% desestacionalizado en el segundo trimestre de 2017, 0,84% en el tercero y 0,71% en el cuarto, configurando una recesión (aunque en el promedio del año haya crecido el PIB).

Rosselli apuntó que la economía uruguaya tuvo un crecimiento “sin precedentes” hasta 2014 y “notoriamente muy bajo” entre 2015 y 2019 “con pequeñas fases recesivas y rebotes”. La economía “ni estaba en gran depresión, ni tenía crecimiento ininterrumpido”, había concluido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados