FINANZAS DE BOLSILLO

Inflación baja y dólar estable, ¿en qué conviene ahorrar?

La estabilidad económica del país y el dólar chato favorecen el peso uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

Invertir en dólares o en moneda nacional? Esta es una de las principales interrogantes que se plantean las personas al momento de comenzar a ahorrar. Si usted se encuentra en esta posición ahora, evalúe hacerlo en pesos.

Esto contradice la tradición uruguaya de depositar su plena confianza en el billete verde, que históricamente se posicionó como la moneda favorita a la hora de guardar el dinero extra.

Sin embargo, la baja inflación —en 12 meses llegó a 5,31% en junio, el menor nivel desde diciembre de 2005— y la estabilidad de la moneda estadounidense —el viernes se negoció a $ 28,48— provocaron un cambio de timón en los pequeños ahorristas que buscan la forma de no perder poder de compra a mediano y largo plazo.

En definitiva, el ahorro es reservar parte de los ingresos para utilizarlos a futuro o como forma de capitalizarlo. Pero la clave es aumentar ese monto inicial para obtener un mejor rendimiento mañana.

Entonces, ¿para lograrlo es correcto volcarse por la moneda nacional? Los corredores de bolsa consultados por El País opinan que sí. El director de Di Matteo Mondino, Jorge Di Matteo, sostiene que el contexto internacional y local convierten a la colocación en pesos en una "atractiva" opción.

En este escenario, resaltó la estabilidad del país y las positivas valoraciones de las calificadoras internacionales como S&P, que le mantuvo el grado inversor, y de Moodys. Ambas, mejoraron la perspectiva de deuda de "negativa" a "estable". A su vez, los analistas están corrigiendo las previsiones del Producto Bruto Interno (PIB) para este año situándolo por encima del 3%.

"Esto habla de una situación bastante estable, quizá el desempleo pueda ser un desafío, pero parecería que los aspectos macroeconómicos están bastantes controlados y eso también hace a que se minimicen los riesgos", acotó.

Por su parte, el socio de Gastón Bengochea y Cía, Óscar Gilberti, aseguró que si se vive en Uruguay es mejor ahorrar en esa moneda. "Si mis gastos son en pesos —tengo que ir al supermercado, farmacia, la feria y pagar en pesos— lo lógico sería que ahorremos en esta divisa", señaló.

En lo que refiere al tipo de activo a elegir, recomendó las Letras de Regulación Monetaria (LRM) —títulos emitidos por el Banco Central con el objetivo de regular la liquidez estructural del sistema— para invertir a corto plazo, ya sea a 90, 180 o 365 días. Y a largo plazo en Notas de Tesorería en Unidades Indexadas (UI) —títulos de deuda de mediano plazo emitidos por el Estado y que tienen una tasa de interés pactada.

La principal inseguridad de ahorrar en pesos es que se asume 100% el riesgo de Uruguay. Por otro lado, es beneficioso por las tasas de interés. Las LRM tienen una rentabilidad que ronda el 9% a un plazo de 180 días, por ejemplo. "Hoy es un momento óptimo para colocar en pesos", sostuvo Gilberti.

Dólar.

Pese a que la tendencia a invertir en pesos viene en subida, el uruguayo es un consumidor que sigue la pizarra. "Acá nadie sabe cuánto vale su auto, casa o cuánto costaron sus vacaciones en pesos. Tenemos una cabeza muy dolarizada", señaló Gilberti.

No obstante, afirmó que responde a un tema generacional. En 1982 y en 2002 hubo dos devaluaciones muy fuertes de la divisa uruguaya y se encontró un refugió en el billete verde. Para quienes vivieron esos momentos, desconfían de la moneda propia y depositan su fe en el dólar. En tanto, los más jóvenes son más afines a apostar por el peso.

Esto siempre y cuando la moneda extranjera esté baja. "Cuando el dólar sube, quieren pasar sus colocaciones en pesos a dólares. Si hoy el dólar está a $ 28,60 y mañana se va a $ 30 se empiezan a poner nerviosos de que sus ahorros están en pesos y no en dólares. No toleran perder en comparación con la divisa estadounidense", sostuvo.

En referencia a esto, añadió que hay que tolerar las devaluaciones del peso, porque si cada vez que el peso baja uno vende las LRM para comprar dólares, pierde dinero en el proceso.

Para quienes tienen un monto superior a US$ 15.000, el corredor de bolsa de Gastón Bengochea y Cía aconsejó diversificar sus ahorros. En este caso, lo más balanceado sería hacerlo 50% en una moneda y 50% en otra, aunque confiesa que normalmente su cartera de clientes admite un 30% (moneda nacional) y 70% (en dólares).

Otra posibilidad es invertir en un fondo que coloca bonos en varias divisas como dólares, euros, yenes y otras monedas de países emergentes asiáticos y latinoamericanos.

Para fortalecer el peso uruguayo, Di Matteo indicó que la inversión extranjera directa es clave. La llegada de una tercera pastera (UPM anunció la instalación de una segunda pastera en Uruguay) es un elemento que puede influir positivamente en este aspecto.

"En la medida en que ese tipo de inversión se concrete y empiecen a llegar esos dólares de esa inversión, o de otra, es probable que el gobierno tenga que seguir manejando una política restrictiva, para defender el tipo de cambio", agregó.

Por otro lado, los competidores regionales están caros y eso hace que el país se vuelva más competitivo que sus vecinos.

Ladrillo.

El reciente estudio "El ahorro en Uruguay: la percepción de los consumidores" de la Cátedra SURA de Confianza Económica —que elaboraron la Universidad Católica (UCU) y Equipos Consultores— detectó que el ladrillo es la opción favorita de los uruguayos como método de ahorro. La baja tasa en los bancos causó que los ahorristas perdieran interés en los depósitos frente a los inmuebles.

Pero este último tiene un gran problema: no es líquido, es decir, que no puedo convertir ese activo en efectivo inmediato sin perder valor. Si mañana se necesita el dinero urgente, no se puede vender la mitad del apartamento sino en su totalidad. El apuro hace que se baje el precio, para su rápida comercialización.

Para Gilberti la preferencia por invertir en inmuebles se debe a la falta de conocimiento por parte del pequeño ahorrista de que existen otros activos financieros más convenientes.

Recomendó este tipo de negocios para las personas con un portafolio más grande y como forma de diversificarse. "No es que esté en contra de los ladrillos, estoy a favor con un mayor portafolio", puntualizó.

El colchón, el banco más usado de los uruguayos.

El uruguayo adoptó el colchón como su "banco" predilecto al momento de guardar su dinero sobrante. Esto responde a que las personas desconfían de las entidades financieras (tras la crisis de 2002) y a que las tasas de interés que ofrecen los bancos no sean tan atractivas. Pero hay que tener cuidado, porque esto puede ocasionar dos inconvenientes: por un lado, no es seguro tener dinero en los hogares porque alguien puede ingresar y robarlo; y, por otro, por la pérdida de poder adquisitivo, ya que el dinero sin invertir se desvaloriza. El socio de Gastón Bengochea y Cía, Óscar Gilberti, explicó que hoy existen otras modalidades que les pueden brindar la seguridad de que sus ahorros no van a ser tocados. "Hoy la bolsa te da certificado de custodia, tenés herramientas para estar en tu casa tranquilo", subrayó. Agregó que juega en contra del negocio el hecho que haya un desconocimiento de la actividad del corredor de bolsa. "Hay muchos que creen que el corredor de bolsa está nomás para atender a la gente de mucho dinero. Pero hoy un pequeño ahorrista puede abrir una cuenta con nosotros. Es un tema de falta de conocimiento", explicó Gilberti.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)