Finanzas de Bolsillo

Cómo invertir el aguinaldo en los tiempos de "incertidumbre"

Expertos dan su visión sobre las mejores maneras de hacer rendir ese ingreso.

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

En tiempos en los que la economía global y regional es incierta, el cobro del aguinaldo es una suerte de "seguro" para los trabajadores. En Finanzas de Bolsillo, expertos en inversiones aconsejan sobre las mejores opciones para invertir ese dinero extra.

Junio y diciembre son quizás dos de los meses más esperados por aquellos trabajadores que cobran aguinaldo —cabe resaltar que el cobro del sueldo anual complementario depende del tipo de contrato laboral que se tenga—, mientras que hay quienes deciden gastarlo, otros aprovechan para pagar cuentas y hay quienes prefieren invertirlo.

Aquellos que piensan invertir su aguinaldo se pueden estar cuestionando cuál es la mejor forma de hacerlo, sin que eso implique —preferentemente— la pérdida de su dinero. En un contexto regional y global de alta volatilidad y de incertidumbre, la opinión de analistas puede ayudar a clarificar el panorama.

Para el expresidente de la Bolsa de Valores, Pablo Montaldo, no hay una respuesta única y segura, sino que depende de la propensión al riesgo que tenga la persona. Si bien casi no existen inversiones libres de riesgos, en este momento caracterizado por la volatilidad es "particularmente relevante" medir el riesgo.

"En Uruguay hubo una época que los bonos del tesoro eran una inversión poco riesgosa, eso hoy no es así, están cayendo de valor", explicó Montaldo. La principal causa que explica la pérdida de valor de los bonos del tesoro es el aumento de tasas que se está viendo en el mundo y principalmente la anunciada por la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

Según Montaldo, para quienes quieren invertir en el corto plazo, los bonos del tesoro no son una buena opción porque seguirán bajando de valor. "El uruguayo tradicional suele tener la mente dolarizada pero tiene que analizar hasta qué punto le conviene hoy comprar bonos", indicó.

Para aquellos que desean invertir en dólares y mantener su capital en dólares, el consejo de Montaldo es que inviertan en bonos únicamente si lo hacen a largo plazo. "El contexto económico actual, caracterizado por la alta volatilidad regional de Argentina y Brasil principalmente, hace que sea muy difícil aconsejar", señaló.

Con esta visión está también de acuerdo el actual presidente de la Bolsa de Valores, Ángel Urraburu, quien considera que la clave para saber cómo invertir bien es hacerse la siguiente pregunta: ¿cuándo pienso gastarme la plata?

En el caso de quienes piensan gastar el dinero entre los próximos seis meses a un año, para Urraburu la mejor opción de inversión —teniendo en cuenta el panorama actual— es la compra de Letras de Tesorería en moneda nacional.

"Esa sería la opción más aconsejable, hacer de cuenta que cobró el aguinaldo y lo colocó a una tasa de interés algo superior a la inflación", indicó el corredor.

Si bien para Urraburu no hay un mínimo de inversión estipulado, si se piensa en la colocación de un aguinaldo, lo ideal sería hablar de montos que ronden mínimos de entre $ 50.000 y $ 100.000.

Por otro lado, en el caso de quienes quieren invertir a más largo plazo y aumentar el monto de inversión con otras reservas que la persona tenga, el consejo de Urraburu es esperar unos días hasta que se aclare la situación económica de Argentina y de Brasil.

Para el corredor, comprar dólares y colocarlo al mayor corto plazo posible sería la mejor opción para este grupo de inversores. Un buen negocio, según Urraburu, pueden ser las Obligaciones Negociables de Industria Sulfúrica Sociedad Anónima (Isusa) que se emitirán el próximo 25 de junio. "Esas colocaciones son a cuatro años y menos de ese plazo casi no hay", indicó.

Urraburu descartó la posibilidad de que quienes quieran invertir a mediano o largo plazo lo hagan en el mercado de renta variable —inversión que no garantiza la devolución del capital invertido ni la percepción de una determinada renta— porque está en este momento a un precio alto y, según el corredor, será castigada cuando se consolide aún más la suba de tasas de la Fed.

Montaldo también coincidió con la visión de Urraburu: "el mercado de renta variable ha sufrido mucha volatilidad, subas y bajas, no se sabe cómo va a terminar. Si bien la economía de Estados Unidos sigue pujante, a una persona medianamente conservadora no le aconsejaría el mercado accionario".

Sin embargo, a nivel local el contador considera que las Letras de Regulación Monetaria (LRM), pueden ser una alternativa interesante. "Las Letras a dos años rinden un 10% anual, si el dólar sube menos del 10%, cosa que puede llegar a pasar, el inversor va a tener rentabilidad positiva y con bajo riesgo crediticio", explicó Montaldo. No obstante, advirtió que a veces al uruguayo le puede costar invertir en pesos.

Otra buena opción de inversión a nivel local, es según Montaldo, la inversión en fideicomisos o parques eólicos como Valentines, dicho parque funciona con una rentabilidad esperada, por encima del 7% en dólares.

Respecto a los bonos en Unidades Indexadas (UI), para Montaldo son riesgosos en este contexto por su alta volatilidad, "cuando bajan lo hacen en serio", señaló.

Tanto Urraburu, como Montaldo y el vicepresidente de Sura Asset Management, Gerardo Ameigenda, coinciden en que invertir en Argentina es una acción "por de más riesgosa".

Ameigenda indicó además que Uruguay "está teniendo resultado relativamente buenos" y para aquellas personas que buscan invertir montos chicos y medianos de forma simple, una buena opción es, tanto a través de títulos públicos en moneda local (corto plazo) y títulos de Unidades Indexadas (más a largo plazo), ya que las tasas nominales están en el entorno del 10%. "Es cierto que el año pasado la tasa estaba en el entorno de 15% y 11%, pero en este nuevo contexto es un buen resultado", explicó.

Para el vicepresidente de Sura Asset Management, lo más acertado sería que quien pueda y quiera invertir en renta variable, apunte a Estados Unidos ya que las economías emergentes como las de Latinoamérica tendrán tasas de financiamiento más caras. Y que aquellos que van a invertir en renta fija, balanceen su dinero entre activos de renta fija a corto plazo en dólares y activos en moneda local. "Hay que balancear la canasta en el corto plazo porque las tasas están al alza. Si siguen subiendo puede estar en riesgo su inversión", concluyó.

¿Cuándo se cobra y cómo se calcula el aguinaldo?

El aguinaldo es el sueldo anual complementario que reciben los trabajadores dependientes del sector público y privado. Se cobra en dos fracciones: una en junio y otra en diciembre.

El que se cobra en junio, es el generado entre el 1º de diciembre y el 31 de mayo de este año. En junio se debe pagar antes de finalizar el mes, mientras que la fracción correspondiente a diciembre debe abonarse antes del 20. Para saber cuánto le corresponde de aguinaldo en cada instancia, debe sumar todas las remuneraciones que su empleador le pagó en ese período, y luego dividir ese monto entre 12. El resultado será el aguinaldo. Si para el cálculo tomó el salario nominal, sepa que el pago lleva descuentos jubilatorios y de salud. Además, el aguinaldo no toma en cuenta las partidas en especies como los tickets alimentación. A grosso modo, entonces, el aguinaldo de junio será similar en monto a la mitad del sueldo que percibe en un mes "normal". La ley de 1960 que instauró el "sueldo anual complementario", define que para su cálculo "se considerará sueldo o salario la totalidad de las prestaciones en dinero originadas en la relación de trabajo que tengan carácter remuneratorio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)