INN CONTENT PARA MEIKLE BIENES RAÍCES 

Invertir en ladrillos, una apuesta segura y rentable

Frente a inestabilidad de los principales mercados globales, el inmueble se posiciona para el uruguayo como un activo atractivo para colocar capital

Invertir ladrillos
Foto: Pixabay

Los principales mercados financieros internacionales atraviesan en la actualidad una alta volatilidad. Los índices bursátiles de Wall Street se desplomaron este lunes en consecuencia a una caída del 22% de los precios del petróleo y la rápida propagación del coronavirus.

Frente a esta inestabilidad en las bolsas mundiales más importantes y el temor a una recesión mundial, los inmuebles se posicionan como uno de los activos más atractivos para invertir en la actualidad.

Invertir en ladrillos no es ajeno para los uruguayos, ya que históricamente es la colocación más demandada a nivel nacional. Y son las características de esta inversión lo que la ubican como la favorita de la población.

Una de las ventajas más destacadas es la seguridad. Se ubican como una apuesta más estable frente a los bonos, acciones de multinacionales y cualquier otro papel.

“Al uruguayo le gusta invertir en algo tangible, que pueda ver y tocar”, explicó Ignacio Albanell, director de Meikle Bienes Raíces, uno de los principales referentes del sector inmobiliario.

Por otro lado, ofrecen una rentabilidad superior que otros instrumentos financieros. “El ladrillo continúa dando una buena inversión porque otorga una buena renta Si bien la renta puede andar en 4 o 5%, también tenés la revalorización del inmueble”, aseguró.

El empresario explicó que desde el 2009 el valor de las propiedades está al alza: “La tierra es un bien escaso y cada vez más. Esta es una de las principales razones por las que los inmuebles continúen cotizándose de forma creciente”.

María José Albanell, directora de Meikle, matizó este punto. “Una propiedad puede llegar a bajar el precio temporalmente, pero tiende a ascender. Además, al ser un bien físico siempre lo vas a tener”, aseguró.

En definitiva, el inmueble tiene dos variables que lo posicionan hoy como un activo atractivo: la seguridad y la rentabilidad.

Un nuevo marco

Las expectativas de la empresa para el sector inmobiliario de cara a este año son positivas. En gran medida por las iniciativas que podría realizar el nuevo gobierno. Y es que éste se comprometió con la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu) a realizar cambios legales para impulsar viviendas y alquileres. En concreto, tiene previsto derogar dos decretos que “frenaron” el sistema de vivienda social.

Uno de ellos estipula que los inversores pueden exonerar impuestos cuando los arrendamientos no superen “precios máximos”, y el otro que introdujo el tope sobre los precios del 25% de las unidades.

Cuando salió esta ley hubo mucho capital e inversionistas que se volcaron a la vivienda social. Al ponerle trabas (la primera fue en 2014 y posteriormente en 2017), perdieron interés por este tipo de inmuebles, explicó el director de Meikle.

Por otro lado, se pretende extender hasta 2022 el esquema de exoneraciones para las obras de gran porte con destino a alquiler (de viviendas u oficinas).

Estas transformaciones podrían activar el mercado. “Si aumenta la inversión en proyectos inmobiliarios, reactiva la economía en general. La construcción es un rubro muy importante para el país y un motor para el PBI nacional”, resaltó.

proyecto inmobiliario

Frente a este escenario, Ignacio Albanell se manifiesto muy positivo frente a estos posibles cambios. “Creo que estás medidas que planteo el nuevo gobierno son muy positivas para el mercado. Por lo que creo que será un año muy positivo para el rubro. Y concretamente estas modificaciones serán esenciales para generar este movimiento en el sector”, puntualizó.

Sin dolores de cabeza

Para algunos, el lidiar con inquilinos puede resultar un freno al momento de decidir por colocar su dinero en un inmueble. Atender al inquilino, escuchar sus reclamos, realizar reparaciones, reclamar los pagos, todas estas tareas significan tiempo y, en muchos casos, dolores de cabeza.

Para aportar en este punto, Meikle ofrece la posibilidad de encargarse de todo lo relacionado con la vivienda con su servicio de administración de propiedades. “Ofrecemos la seguridad del ladrillo con la practicad de un papel”, explicó María José Albanell.

En concreto, se ocupan de pagar las cuentas, controlar la propiedad, cuidarla y mantenerla. A su vez, responden ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

“Nuestra propuesta se diferencia por hacer el seguimiento durante todo el plazo del contrato. Estamos presentes todo el tiempo. Si el inquilino tiene un problema nos llama y se lo resolvemos en tiempo y forma, para ser lo más eficientes posible”, sostuvo la directora.

Invertir en ‘pozo’

Al momento de decidir invertir en una propiedad existen dos modalidades: uno puede optar por una unidad terminada o en ‘pozo’. Cada vez más uruguayos se animan a comprar en esta última etapa.

Algunas de sus ventajas son que el valor de la unidad es menor que el de una construcción terminada. A su vez, a medida que avanza la obra, el inmueble se va revalorizando. De hecho, al estrenar el edificio, la unidad habrá aumentado de forma significativa su valor. Esto generará más rentabilidad tanto para el inversor como para el propietario.

Por otro lado, es una forma de ganar más tiempo para pagarlo. Se suele tener que otorgar un monto de adelanto y el resto que quede en cuota fijas, lo que se posiciona como una buena oportunidad para parejas jóvenes que quieran adquirir una vivienda.

La directa afirmó que otro de los factores claves para comprar en ‘pozo’ es que uno tiene una oferta mayor para elegir. “Uno puede escoger el piso y la orientación del apartamento que desee”, ejemplificó.

En este punto, agregó que los interesados antes de dar el gran paso preguntan mucho quienes están detrás del proyecto inmobiliario.

“Los nombres dan un resplado y seguridad al momento de comercializarlo. Nadie quiere comprar algo que quede a mitad de camino. Y nosotros en eso somos muy meticulosos al momento de elegir la gente con la que trabajamos. La gente confía en nosotros y sabe que lo que vendemos se termina”, enfatizó María José Albanell.

Las claves para elegir un inmueble 

Algunos elementos esenciales al momento de escoger una vivienda es la ubicación, construcciones de buena calidad y que su valor esté acorde al mercado. “Si la propiedad cumple con estas características, no hay riesgos a la hora de comprar un inmueble”, explicó Ignacio Albanell, director de la empresa familiar Meikle Bienes Raíces. Esta firma, que funciona desde 1984 en el país, se posiciona como uno de los principales referentes del sector inmobiliario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados