FINANZAS DE BOLSILLO

La "mala obsesión" local de comprar dólares como ahorro

La Unidad Indexada se valoriza frente al dólar y protege mejor ante la inflación.​

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: El País

El uruguayo medio tiene una forma sencilla de ahorro: cada peso extra que tiene lo destina a la compra de dólares que se guardan en el "Colchón Bank". Algunos lo complejizan un poquito y lo depositan en una cuenta bancaria a la vista para poder retirar en cualquier momento, sin recibir interés a cambio.

Esa cultura, cuasi "obsesión" por el billete verde, no es de toda la vida. Tuvo su origen a fines de la década del 50 y comienzos de la década del 60 y se refuerza cada 20 años aproximadamente.

En 1956 la suba de precios había sido de apenas 5,97% (en los dos años previos alcanzó a 10,47% y 8,03%), pero se triplicó a 18,52% en 1957 y saltó hasta 48,55% en 1959 y 36,29% a fin de 1960. Ese "fenómeno histórico" está detrás de la cultura de comprar dólares de muchos uruguayos, señaló a El País el doctor en Historia Económica y socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone. "La economía se inflacionó de manera sorpresiva" en una época con "curso forzoso de la moneda y en la que se obligaba a usar el peso para muchas transacciones, por ejemplo, no se podían hacer depósitos en moneda extranjera", explicó. Además, las tasas de interés que pagaban los bancos eran "negativas" con lo que las personas "ahorrando en pesos tenían una pérdida real" de su capital, agregó el economista.

En aquel momento, las escribanías y casas financieras tomaban depósitos en dólares en forma cuasi legal.

Con la reforma monetaria y cambiaria en 1974, "los bancos privados comenzaron a captar depósitos en moneda extranjera", se realizó un "plan de estabilización" que derivó luego en "la tablita" (ver Diccionario) y quedaron "muy pocos instrumentos de ahorro en pesos", indicó Oddone.

Esa opción por el dólar, se vio reforzada en 1982 y 2002 porque las políticas que "procuraban bajar la inflación" ancladas en fijar el valor del dólar "tuvieron abandonos abruptos, incluso violando compromisos en materia cambiaria", indicó. Las maxidevaluaciones cambiarias de 1982 y 2002, donde el dólar casi llega a duplicar su valor en pocos días "fueron eventos extremos que terminaron por condicionar el manejo de nuestros ahorros y las formas de invertir", indicó el economista y socio de Vixion Consultores, Aldo Lema.

Oddone apuntó que "una devaluación te podía arrastrar toda la rentabilidad que habías construido en pesos". Por eso, toda una "generación" de uruguayos "tiene en su cabeza que ahorrar en dólares es lo conveniente", añadió.

Sin embargo, eso no es así. Comprar dólares como forma de ahorro no es lo más conveniente e incluso puede llevarle a perder capacidad de compra (aunque piense lo contrario).

"Salvo en esos dos momentos de nuestra historia, salvo en períodos muy cortos de tiempo, el dólar ha sido un muy mal negocio", aseguró Lema.

En agosto de 2003 empezó a regir la Unidad Indexada (UI) que es una unidad de valor que se va reajustando de acuerdo a la inflación. Su valor hacia atrás se puede simular —lo hizo Vixion— al tomar en cuenta la variación de los precios al consumo. Así, en el promedio de enero de 1977, 1.000 UI valían US$ 17,80 y en el promedio de julio de este año valían US$ 113,77. Es decir, la UI se valorizó frente al dólar o visto a la inversa, el dólar se desvalorizó ante la UI.

Pero una imagen vale más que las palabras. En el gráfico está la variación de lo que valen 1.000 UI en dólares. Las únicas caídas abruptas del valor de la UI se dan en 1982 y 2002 cuando el peso se devaluó y el dólar se disparó. Pero, siempre la UI recuperó y superó el valor previo a esa caída.

Para verlo más claro, un ejemplo. Juan, tuvo el "timing" de comprar dólares en mayo de 2002, justo antes de que su valor saltara y María, decidió comprar UI en el mismo momento. Ambos tenían $ 1.000. A Juan le dieron US$ 57,94 y a María 1.000 UI. Este mes ambos fueron a ver cuántos pesos les daban por los dólares y por las UI. A Juan, le dieron $ 1.756 (a un dólar promedio de $ 30,30 en el mes) y a María le dieron $ 3.450 (a una UI promedio de $ 3,45 en el mes).

Es decir, María recibió casi el doble que Juan y vio multiplicar por 3,4 veces su dinero, que casualmente es lo mismo por lo que se multiplicaron los precios entre mayo de 2002 y julio de 2016. Juan tiene más pesos que en 2002, pero puede comprar menos que en aquel año.

"La UI te protege siempre contra la inflación, el dólar solo esporádicamente", dijo Lema.

Supongamos que no se tomaron tanto tiempo y a los tres años fueron a cambiarlos, es decir en mayo de 2005. Juan hubiera recibido $ 1.419 por sus dólares y María $ 1.450 por sus UI. La cuenta luce mejor que en el otro ejemplo para Juan, pero aún así, podía comprar un poquito menos de bienes y servicios que en mayo de 2002.

Según Oddone, "si alguien hubiera ahorrado en dólares en la última década, perdió mucha plata" porque "en todos esos años el tipo de cambio estuvo bajando, el dólar pasó de $ 25 a $ 19 y se recuperó recién en 2014". Si se hace un análisis de largo plazo "siempre conviene ahorrar en pesos", agregó.

Lema apuntó que "al tener dólares, los uruguayos compran un seguro muy, muy caro para eventos como 1982 y 2002, pero están corriendo un gran riesgo por estar descalzados respecto a sus gastos" que son casi totalmente en pesos.

Comparar 1.000 tras la crisis de 2002 costaba US$ 40 y hoy vale US$ 113,8. Para ahorrar en UI hay diferentes opciones.

La UI o el dólar para comprar la vivienda.

Los precios de los inmuebles en Uruguay se expresan en dólares y de ahí surge también otra predisposición a la compra de dólares: ahorrar para comprar una vivienda. Sin embargo, la Unidad Indexada (UI) es un mejor instrumento para ello. Por ejemplo, entre el valor en dólares de la UI se multiplicó por 3,5 veces entre 2002 y 2013, muy similar a lo que subieron los precios de los inmuebles en ese lapso.

Opciones de ahorro en Unidades Indexadas.

Si bien falta desarrollo en Unidades Indexadas (UI), hay bancos como BBVA y Scotiabank que ofrecen cajas de ahorro y depósitos a plazo. Tienen requisitos de depósitos mínimos y el costo de la cuenta (en la que es a plazo de Scotia no tiene costos). La otra posibilidad es el Banco Hipotecario, cuya cuenta se puede usar como ahorro, requiere un depósito mínimo de 4.000 UI ($ 13.816 y luego de 750 UI ($ 2.590) cada mes y se pueden hacer retiros a partir de 180 días. Por otro lado, Afisa SURA tiene fondos que invierten en instrumentos en UI o si no ir a un corredor de bolsa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)