FINANZAS PERSONALES

Las medidas de los bancos para el pago de tarjetas de crédito y los cuidados que se deben tener

Un repaso por las medidas anunciadas por los bancos en los últimos días tras la llegada del coronavirus a Uruguay.

Tarjetas de crédito. Foto: Archivo El País
Tarjetas de crédito. Foto: Archivo El País

Las medidas anunciadas por los bancos en los últimos días para aliviar las finanzas de las personas y empresas uruguayas a raíz del impacto económico del coronavirus, se centran principalmente en la prórroga de los vencimientos de las cuotas de los préstamos sin cobrar intereses adicionales por ello.

No obstante, en relación al pago de las cuotas de las tarjetas de crédito las medidas no son las mismas, por lo que se deben tener otros cuidados para evitar el endeudamiento.

Según un relevamiento realizado por El País, la mayor cantidad de los bancos no ofrece un beneficio establecido de forma general para todos los clientes de tarjetas de crédito, sino que optan por analizar caso a caso. Esto no implica que no se brinden beneficios, sino que no es una medida generalizada.

A diferencia de los planes anunciados por la banca para -entre otras cosas- brindar la posibilidad de postergar, sin intereses, el pago de las cuotas de los préstamos, en el caso de las tarjetas de crédito sí se cobrarán intereses ante el atraso del usuario o si realiza el pago mínimo de la tarjeta.

Utilizar el plan de pago mínimo de la tarjeta de crédito encarece la deuda de forma considerable por los intereses que cobra la institución financiera, además de que extiende el plazo para cancelarla.

Según explica el Banco Central en la sección llamada “Usuario Financiero” el pago mínimo de la tarjeta de crédito debe incluir tres componentes. El primero es “la totalidad de los intereses devengados hasta la fecha prevista para efectuar dicho pago mínimo”. El segundo es “la totalidad de los cargos por uso y mantenimiento de la tarjeta”. Y por último “un porcentaje prefijado del capital adeudado, de forma tal que realizando únicamente los pagos mínimos, la deuda disminuya en un período de tiempo razonable”.

Por un lado, las tarjetas manejan una Tasa Efectiva Anual (TEA) de financiación y otra TEA por mora; en ambos casos se le añade el IVA. Por lo tanto, la persona debería intentar abonar un porcentaje más allá del mínimo para poder amortizar parte de la deuda.

Vale aclarar que en tiempos económicos complicados como estos, el mecanismo del pago mínimo puede servir para salir del paso y cancelar parte de las compras efectuadas con la tarjeta de crédito.

No obstante, es recomendable que la persona analice las consecuencias antes de tomar esta decisión y que -en la medida de lo posible- elabore un plan para cancelar el total de la deuda o hacer una entrega mayor que el pago mínimo al mes siguiente.

Algunas medidas.

Para intentar evitar este tipo de situaciones, el banco Itaú ofrece a sus clientes refinanciar el saldo de la tarjeta de crédito Visa “a una tasa especial del 10% en pesos y 2% en dólares”, siendo las tasas anteriores 49% y 7% respectivamente, según un comunicado del banco al que accedió El País.

Esto permite que el cliente pase el saldo de su tarjeta de crédito a un préstamo en tres, seis o 12 cuotas de las cuales deberá pagar la primera en 30 días.

“Pensando en nuestros clientes traemos esta solución para tarjetahabientes Visa que necesiten reestructurar el saldo de su próximo estado de cuenta. Les generamos un préstamo contra su tarjeta de crédito con tasas muy bajas para ayudarlo a sobrellevar este momento” dijo Juan Pablo Fernández, gerente de tarjetas de Itaú.

Hombre paga con tarjeta de crédito. Foto: Shutterstock
Hombre paga con tarjeta de crédito. Foto: Shutterstock

Las cuotas mensuales se cargarán en los próximos estados de cuenta de la tarjeta, junto con los consumos correspondientes de dicho mes.

“Es importante que los clientes lo soliciten una vez que reciban el estado de cuenta del mes” aclaró Fernández. Además, el banco explicó que la refinanciación del saldo adeudado se puede solicitar luego de procesado el cierre de la tarjeta y hasta un día antes del vencimiento, y si quiere, el cliente puede refinanciar un importe menor al saldo adeudado.

Por su parte, el banco HSBC optó por bajar a la mitad la tasa de interés de las tarjetas hasta el mes de junio y, según indicaron a El País, “quienes tengan problemas con su saldo pendiente” puede contactar al banco “para buscar una solución adecuada” a la situación.

Al bajar las tasas de interés a la mitad, la tasa de mora en pesos en el HSBC es de 49,99% y en dólares es de 5,095%. La tasa de financiación en pesos es de 46,36%, mientras que en dólares es de 4,355%.

En el caso del banco Santander, según explicó a El País Juan Manuel Gasparri, gerente de medios de pago, desde el pasado lunes “los clientes de tarjeta de crédito que así lo soliciten, podrán diferir el pago del saldo de su estado de cuenta de tarjeta de crédito por 30 días”.

De esta forma el banco no exigirá el pago mínimo para los vencimientos programados entre el 26 de marzo y el 30 de abril. En cuanto al monto que se está difiriendo, desde la institución dijeron que “se financia con una importante bonificación en la tasa”.

Banco República.

El Banco República (BROU) era el que faltaba por realizar anuncios de prórrogas para préstamos a personas y empresas y los hizo ayer, siendo el que otorga más plazo. En cuanto a las tarjetas de crédito, fuentes del República dijeron a El País que aún no hay medidas.

BROU es el que más tiempo da para pagar
Banco República. Foto: Archivo El País

El Banco República (BROU) comunicó ayer que dará la posibilidad a sus clientes de “postergar” deudas que estuvieran vigentes al 29 de febrero de 2020.

En el caso de los préstamos al consumo otorgados a jubilados, pensionistas y funcionarios públicos, “se podrá postergar el pago de tres cuotas sucesivas”. Para acceder a dicho beneficio “los clientes deberán gestionar a través de eBROU la renovación de su crédito y así automáticamente se postergará el pago de las siguientes tres cuotas”.

“Las gestiones se realizarán exclusivamente a través de eBROU, para evitar aglomeraciones en las sucursales”, señala el texto.

“La realización de la gestión se habilitará a partir del 1° de abril de 2020, y para préstamos en Unidades Indexadas, a partir del 20 de abril de 2020”, explica la institución financiera.

En el caso de empleados privados, “a partir del 1° de abril de 2020 se diferirá automáticamente el pago de las cuotas por 90 días”. En tanto, el comunicado puntualiza que quienes “no estén interesados en acceder a este beneficio deberán expresar su decisión vía WhatsApp al 092 00 1996 antes del 20 de abril de 2020”.

Para el caso de las empresas “con deudas menores a US$ 200.000 (o su equivalente en moneda nacional)”, a partir del “1° de abril 2020 se postergarán automáticamente por 180 días cada uno de los vencimientos de capital e intereses previstos hasta el 31 de agosto 2020. En el caso de empresas con deudas mayores, “serán contactadas por los ejecutivos asignados para evaluar la posibilidad de diferir los pagos por 180 días”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)