ORGANISMO 

Ante menor acceso a créditos del Banco Mundial, el gobierno apuesta al mercado asiático

El gobierno envió al Poder Legislativo un proyecto de ley para aprobar la incorporación de Uruguay al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura. Con ello, busca diversificar las fuentes de financiamiento ante un menor acceso a créditos del Banco Mundial.

Cae la inversión extranjera. Foto: Pixabay.
“Poder acceder a un banco asiático como el AIIB, permitirá acceder a créditos, de ser estos necesarios", argumentó el gobierno. Foto: Pixabay.

El Poder Ejecutivo envió al Legislativo un proyecto de ley para aprobar la incorporación de Uruguay al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés), para lo que el país deberá integrar US$ 5 millones de capital, de los que US$ 1 millón es en efectivo.

¿Por qué Uruguay se suma a una organismo multilateral asiático? La exposición de motivos del proyecto, recuerda que “dado su grado inversor y su antigüedad como miembro de organismos, Uruguay tiene un acceso privilegiado a crédito multilateral -Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata) entre otros”.

Pero, señala el texto del Ejecutivo, la “condición” de Uruguay “de país de ingreso alto lo ha desplazado de algunas iniciativas de ayuda internacional, y empieza a afectar su acceso al Banco Mundial, particularmente en préstamos a plazos más largos”.

Por ese motivo, “se procurará mantener y ampliar el financiamiento disponible de los organismos multilaterales de crédito, disponiendo de una fuente alternativa a mediano y largo plazo, particularmente durante períodos de volatilidad en los mercados de capitales internacionales”, afirma.

“En este sentido, se procurará intensificar la relación con la base inversora y entidades asiáticas, con el objetivo de continuar el acercamiento estratégico en las áreas financiera, comercial y diplomática en dicha región”, agrega.

Según el gobierno, “el posicionamiento global de Asia en general, y de China y Japón, en particular, así como las menores tasas de interés, justifica que el país mantenga una mayor relación con inversores asiáticos”.

“Poder acceder a un banco asiático como el AIIB, permitirá acceder a créditos, de ser estos necesarios, en un banco de liderazgo asiático en temas fundamentales para el desarrollo del país como infraestructura, conectividad, desarrollo sostenible y cambio climático”, argumentó.

En el AIIB los miembros asiáticos representan el 75% del poder de voto del banco. China posee el 27% del porcentaje de voto, India el 8% y Rusia el 6%, siendo los tres países con mayor participación accionaria. Dentro de los países no regionales, el país con mayor poder de voto es Alemania que posee 4%.

“Los países europeos occidentales son todos miembros”, destacó el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error