BOLSAS DE VALORES

Los mercados subieron ayer; peor semana en dos años

En Estados Unidos —donde todo se inició— los principales indicadores cerraron al alza ayer respecto al jueves.

La alta volatilidad en los precios de las acciones provocó ventas y caída de ellas. Foto: AFP
La alta volatilidad en los precios de las acciones provocó ventas y caída de ellas. Foto: AFP

Los principales índices cerraron con ganancias de más del 1% ayer en la bolsa de Nueva York, dando a los inversores un respiro tras una semana con amplios movimientos que sacudieron al mercado tras meses de calma.

Pese a la recuperación, el índice S&P 500 retrocedió un 5,2% en la semana, su mayor caída porcentual semanal desde enero del 2016 provocada por el regreso de la volatilidad al mercado.

Durante la sesión de ayer, el S&P 500 pasó de ganar hasta un 2,2% a caer un 1,9%, repitiendo los amplios vaivenes que sufrió durante la semana. El Promedio Industrial Dow Jones se movió en un rango de más de 1.000 puntos.

El nuevo rapto de volatilidad llegó un día después de que el S&P 500 y el Dow Jones confirmaron que están en terreno de corrección, tras descender más de un 10% desde los máximos históricos del 26 de enero.

"No creo que el mercado esté concentrado para nada en los fundamentos económicos", dijo Anwiti Bahuguna, gerente de cartera de Columbia Threadneedle Investments en Boston. "Está muy volátil", agregó.

El Dow Jones subió 330,44 puntos, o un 1,38%, a 24.190,90 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 38,55 puntos, o un 1,49%, a 2.619,55 unidades. El índice Nasdaq Composite subió 97,33 puntos, o un 1,44%, a 6.874,49 unidades.

En la semana, el Dow Jones y el S&P 500 retrocedieron un 5,2%, mientras que el Nasdaq perdió un 5,1%, su mayor caída semanal desde febrero del 2016.

En el centro de ese derrumbe semanal del mercado, ha estado el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro, debido a crecientes expectativas de que el sólido desempeño de la economía generará más inflación y acelerará el ritmo de las subidas de las tasas de interés.

Analistas y operadores dicen que la ola de ventas ha dado inicio a una corrección tras nueve años de avances casi ininterrumpidos en Wall Street. Inversores también apuntan a una presión extra por el violento desarmado de operaciones ligadas a apuestas a que la volatilidad continuaría baja.

Las cifras de flujo de capital también mostraron un récord de salidas de US$ 30.000 millones de las bolsas durante el desplome, e incluso después de eso, el indicador "Bull & Bear" de Bank of America seguía parpadeando en rojo, una señal para que los inversores vendan.

"Después de la sacudida a principios de esta semana, la confianza de los inversores de mercado es frágil y por eso no esperamos que los mercados comiencen a subir nuevamente", dijo el estratega de mercado global de J.P. Morgan Asset Management, Kerry Craig.

"Pero dado que los mercados de Estados Unidos están ahora en territorio de corrección, con una caída de un 10% desde el pico del mercado en enero, es probable que los movimientos más severos hayan pasado", agregó.

Europa y América Latina.

La renta variable europea cerró ayer con pérdidas moderadas, algo por encima del 1%, pero acumuló pérdidas semanales superiores al 5%.

Londres perdió al cierre un 1,09%, Madrid bajó un 1,2%, Fráncfort cayó otro 1,25%, Milán un 1,33% y París lo hizo un 1,41%.

El Euro Stoxx 50, que agrupa a las mayores empresas de la zona del euro, cedió un 1,5%.

No obstante, la banca central y muchos analistas han quitado importancia a estas pérdidas.

En América Latina, el principal índice de acciones de Brasil cerró ayer con una caída de 0,78% tras una sesión volátil que siguió la tendencia de Wall Street, con los inversores también cautelosos antes del fin de semana largo de Carnaval y atentos a las noticias corporativas.

En la semana, el índice de la Bolsa de San Pablo acumuló una pérdida de 3,74%, la mayor caída semanal desde la semana que cerró el 19 de mayo de 2017, cuando el escenario político era sacudido por noticias de corrupción sobre el presidente Michel Temer y un ejecutivo de la gigante productor de carne JBS.

En Argentina, el índice Merval tuvo una caída de 2,77% ayer y de 14,9% desde su récord a comienzos de mes. EN BASE A EFE Y REUTERS

A banqueros centrales no les preocupa la caída.

Algunos miembros de la Reserva Federal (Fed), como Robert Kaplan (Dallas) y William Dudley (Nueva York), no se mostraron preocupados por la bajada de las bolsas y consideraron que no va a cambiar los pronósticos económicos. El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, declaró: "No deberíamos inquietarnos por la caída en los precios de las acciones que acabamos de ver", porque los precios de la renta variable de EE.UU. subieron durante un periodo de tiempo prolongado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)