El sistema financiero uruguayo

¿Cómo está el negocio bancario en una economía desacelerada?

Un informe de la calificadora de riesgo Moody’s y consultas de El País a cuatro bancos de la plaza financiera uruguaya, dan cuenta de qué pasa y qué perspectivas hay acerca de créditos, depósitos y morosidad.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

El crédito bancario se ha visto impactado por la desaceleración de la economía y la suba del dólar (que pega en los préstamos al consumo) y aumenta al 5% anual, un crecimiento considerado moderado por los bancos.

Las instituciones financieras están siendo "selectivas" en las operaciones con empresas y eso también lleva a que el crecimiento de los préstamos sea más acotado.

El sistema financiero uruguayo tiene algunas características que lo diferencia de la región. "La relación global de préstamos a depósitos de Uruguay es baja" en ese comparativo, indicó un informe de la calificadora de riesgo Moodys sobre el sistema bancario.

Eso se da por "un exceso de depósitos denominados en dólares" ya que "los préstamos en pesos y los depósitos son más equilibrados", explicó el reporte.

Así, "los altos niveles de activos líquidos compensan el riesgo de financiamiento, pero también reflejan una demanda limitada de crédito", agregó.

El country head y CEO de Scotiabank, Horacio Correge dijo a El País que "el crédito ha venido creciendo de forma moderada". Por un lado "el financiamiento al consumo ha venido creciendo bien, tanto en autos como en inmobiliarios, lo mismo que la operativa de tarjetas de crédito, con un consumo que pese a la devaluación se ha sostenido razonablemente", apuntó.

Pero, en la "operativa con empresas los bancos estamos siendo selectivos, enfocándonos en buenos riesgos y estructurando las operaciones de manera de contar con garantías adecuadas que viabilicen la operativa. Es por eso que este mercado no se ve tan dinámico y el crecimiento es más acotado", señaló Correge.

En esa línea, el gerente de Banca Persona de HSBC, Alberto Mello señaló a El País que "el crédito a empresas y al consumo en general se ha visto impactado por el enlentecimiento de la economía en general".

Evaluó que "el crédito automotor e hipotecario se vio muy impactado por la suba del dólar, pues la relación de estos productos" con la moneda estadounidense "es muy fuerte. De hecho, la estabilidad de la cotización del dólar en las últimas semanas, ha generado señales de leve recuperación en los créditos con destino a la compra de autos".

Para Pablo Gaudio, director comercial de Santander, "el sistema no presenta crecimiento pronunciado en créditos", si bien los "créditos al consumo continúan evolucionando positivamente aunque con niveles de crecimiento menores a años anteriores".

En el Banco República (BROU) dijeron a El País que "al igual que en 2017, este año el mercado de créditos se presenta muy competitivo". Ha habido un leve aumento de la morosidad (créditos impagos sobre el total de préstamos). Según el informe de Moodys, "la capacidad de pago de los agronegocios se ha visto afectada por la sequía, lo que ha llevado a un aumento de la morosidad".

Banco República. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

La calificadora recordó que "los préstamos agrícolas representan el 15% de todos los préstamos".

Negocio y perspectiva.

"En la plaza local contamos con un conjunto de instituciones de clase mundial que junto al BROU dan al país un sistema financiero muy sólido y con muy buenos indicadores tanto de solvencia como de liquidez. Desde el punto de vista de la propuesta de valor, en Scotiabank continuamos trabajando para llevar cada día una propuesta más digital" como la posibilidad de "realizar las principales operaciones bancarias" mediante aplicaciones, expresó Correge.

Para Mello "la fuerte competencia dentro y fuera del sector, el tamaño del mercado y la estructura requerida para el manejo de riesgos y negocios dentro de las políticas y regulaciones que afectan a los bancos, nos desafían permanentemente a aumentar el nivel de ingresos y lograr eficiencias en el manejo de nuestros recursos" aunque indicó que para HSBC "ha sido un buen año".

En el BROU señalaron que el sistema "está influenciado por la elevada competencia entre bancos que surge de clientes cada vez más exigentes, tanto a nivel de precios como de servicios.

Respecto a qué esperar para 2019, el informe de Moodys señaló que "a pesar del leve crecimiento económico, esperamos que los préstamos en pesos aumenten un 11% en 2019, aunque los préstamos en dólares aumentarán solo un 2,5%, lo que refleja una baja demanda de inversión".

Analizó que "el crédito hipotecario será el que más contribuirá al crecimiento de los préstamos denominados en pesos, mientras que el apetito de los bancos por los préstamos de consumo no garantizados seguirá siendo limitado. Sin embargo, la morosidad corporativa particularmente en el segmento de agronegocios, seguirá siendo alta".

Correge expresó que "los bancos no escapamos de las generales de la ley en lo que a la marcha de la economía refiere" por lo que "no se prevén grandes perspectivas de crecimiento para los próximos años, con lo cual seguramente seamos selectivos en los negocios que impulsamos y continuemos trabajando en las transformaciones de modelo de negocio necesarias". Agregó que proyecta "crecimientos sostenidos en los financiamientos a personas; mientras que a nivel de empresas seguramente haya oportunidades en determinados sectores como es el caso de exportadores y del agro".

Según Mello, "para créditos visualizamos un crecimiento en el crédito a empresas en pesos y Unidades Indexadas, en tanto en familias esperamos una leve recuperación en el crédito al consumo si tenemos un dólar estable. En un escenario de volatilidad, prevemos un impacto negativo inmediato en el crédito al consumo".

Gaudio de Santander dijo que "para el 2019, en función de las estimaciones de las diferentes variables económicas, esperamos un moderado crecimiento tanto en los depósitos como en los créditos. En tanto, el BROU espera que "su volumen de negocios registre un aumento moderado".

¿Qué pasa con los depósitos?

"Los depósitos han estado sostenidos, sin que se verifique un aumento significativo en los niveles totales de depósitos del sistema. Los bancos enfocamos nuestras estrategias a convertirnos en banco principal tanto de los clientes minoristas como de las empresas, estructurando propuestas atractivas para que nos confíen la globalidad de sus operaciones incluyendo los saldos en cuenta", señaló el country head y CEO de Scotiabank, Horacio Correge. "Los depósitos a nivel de todo el sistema en moneda local están alcanzando un moderado crecimiento en 2018, y los de moneda extranjera están estables pero con una leve contracción en el ejercicio", dijo por su parte el director comercial del banco Santander, Pablo Gaudio. El hecho de que los depósitos en pesos tengan una mejor evolución que los depósitos en dólares, "para los bancos es positivo", dijo Correge.

Tres características del sistema

Ganancias por baja del peso
Dólares. Foto: EFE
Ante posición en dólares

Según Moodys las "ganancias por la depreciación del peso (ante el dólar) impulsarán la rentabilidad. Las posiciones largas netas de los bancos en dólares estadounidenses generarán importantes ganancias en moneda extranjera, y los márgenes netos de interés mejorarán debido al crecimiento creciente de los préstamos. Eso compensará un modesto aumento en la provisión para créditos incobrables".

Menos depósitos de no residentes
Bóveda de banco. Foto: Archivo El País
Aunque nivel igual es alto

"Los ahorristas continuarán prefiriendo los depósitos en dólares, lo que refleja una baja confianza en el peso debido a su depreciación", indicó Moodys y agregó que "en agosto de 2018, los depósitos de no residentes representaron el 8,4% del total de depósitos en Uruguay" cuando eran el 20% en 2009, aunque aún es "alto para los estándares latinoamericanos".

Desempleo afecta morosidad
Foto: Darwin Borrelli
Bancos preferirán riesgo bajo

"La alta inflación y el desempleo persistentes probablemente reducirán la capacidad de los hogares para pagar los préstamos, lo que llevará a los bancos a centrarse en activos garantizados de bajo riesgo", estimó el informe de Moodys. De todas maneras, a nivel general prevé que la morosidad bajará a 3,8% (del total de créditos) en 2019 desde el 4,1% en agosto de este año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)