¿UNA BAJA EN LA NOTA DE DEUDA?

Nomura advierte que será difícil cumplir la meta fiscal

Déficit de 4% “cuestiona riesgo de implementar” ajuste, dice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El banco cree que el compromiso fiscal del gobierno es "agresivo". Foto: AFP

El banco japonés Nomura, señaló que el déficit fiscal de 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016 —el peor en 27 años—, "complica el objetivo agresivo" de llevarlo a 2,5% del PIB en 2019 y "cuestiona el riesgo de implementación de las medidas fiscales anunciadas el año pasado". Todo eso, supone un "riesgo latente" de rebaja de la nota de la deuda uruguaya por parte de dos calificadoras de riesgo.

El análisis —al que accedió El País— se titula "Uruguay, desafío fiscal" y fue enviado a clientes institucionales del banco nipón.

"El desempeño fiscal al cierre del año 2016 con un déficit del 4% del PIB reflejó un marcado deterioro en los últimos dos meses del año", afirmó el informe del Nomura.

"Esto también se desvía del compromiso de reducir el déficit fiscal al 2,5% del PIB para 2019 y cuestiona el riesgo de implementación de las medidas fiscales anunciadas el año pasado", añadió el análisis realizado por Siobhan Morden.

Según el banco "había una estrategia política para evitar un ajuste pro-cíclico en 2016 con ajuste fiscal retrasado hasta 2017, incluyendo aumentos de impuestos y mayores contribuciones de las entidades estatales de 2,3% del PIB en 2014 a 3,3% del PIB en 2019 a través de eficiencias y mayores recursos después de subas de tarifas".

Por ello, "la consolidación fiscal y la mejora del crecimiento económico serán fundamentales para estabilizar la dinámica de la deuda, con un análisis de sostenibilidad del FMI que requiere un superávit fiscal primario (antes del pago de deuda) de entre 0,6% y 0,8% del PIB y un crecimiento de la economía de entre el 3,1% y el 3,4%" anual, indicó.

"Las tendencias macroeconómicas se han vuelto más favorables, con un respiro reciente sobre la inflación y una recuperación económica, con Uruguay probablemente beneficiándose del mejoramiento regional en Argentina y Brasil", señaló el banco, aunque "la recuperación económica a un rango del 1%-1,5% probablemente no proporcionaría ganancias cíclicas suficientes con el necesario ajuste fiscal para prevenir la acción de calificación negativa este año", agregó.

El banco recordó que "las calificaciones Baa2 y BBB de Moodys y S&P (dos escalones dentro del grado inversor) han estado en perspectiva negativa durante los últimos seis meses, con un enfoque claro (puesto) en el desempeño fiscal, dentro de una ventana de 12-18 meses para una posible revisión de calificación".

El analista para Uruguay de Moodys, Jaime Reusche dijo a El País la semana pasada que "el deterioro fiscal que habíamos contemplado cuando se revisó la perspectiva de la calificación a negativa no se logró corregir debido a los vientos en contra por el mal momento económico y por consiguiente la calificación de Baa2 (de Uruguay) sigue bajo mucha presión".

Mientras, la analista de S&P para Uruguay, Julia Smith dijo a El País que el déficit fiscal de 4% "está en línea" con lo que esa agencia preveía y que se evalúa ahora "que el gobierno puede implementar y llevar adelante un plan fiscal para cumplir su meta del Presupuesto (de llevar el déficit al 2,5% del PIB en 2019)", indicó. Si el plan se hace "en una manera que no deteriore el crecimiento, combinado con evidencia de que la economía se fortalece gradualmente y si se establiza el crecimiento de la deuda", eso "llevará a estabilizar la nota en BBB".

Según el Nomura, "estos riesgos de crédito latentes reafirman un enfoque más cauteloso hasta cuando se de —si hay— una mejora en el desempeño fiscal". Añadió que, "Uruguay debe seguir siendo percibido como el crédito de grado de inversión más débil en América Latina".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)