Mercado financiero se pone más sofisticado

Dos nuevas herramientas contra volatilidad cambiaria

Futuros de tasas en pesos y swap de divisas para el dólar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Swap: poder comprar dólares y luego hacer la transacción inversa.

La Bolsa Electrónica de Valores S.A. (Bevsa) presentó dos nuevos instrumentos de operación para el mercado financiero que permiten fijar valores futuros de tasas de interés en pesos y contratar swaps de divisas.

El gerente de Operaciones y Mercado de Bevsa, Agustín Gattás, explicó que estas herramientas ayudarán "a reducir la volatilidad de tasas" del mercado y por consecuencia atenuarán la inseguridad de los agentes. "De antemano uno puede fijar tasas y eso reduce la incertidumbre", agregó.

A modo de ejemplo, mencionó que en los últimos tres meses la tasa call (la que se cobran los bancos por prestarse pesos entre sí a un día) fluctuó entre 4% y 40% anual, mientras que la tasa de las letras en pesos a 30 días osciló entre 10,9% y 16,9% anual.

Una de las nuevas modalidades brinda la posibilidad de contratar futuros de tasas de interés en pesos, a través de una Operación Compensada a Término (OCT) mediante un contrato donde se pacta un préstamo por un plazo y una tasa determinada a partir de una fecha estipulada. Con este sistema, los usuarios fijan en forma anticipada el tipo de interés al que accederán a préstamos en moneda nacional en un cierto período.

Mientras que el swap de divisas apunta a operaciones que implican simultáneamente la compra o venta contado de una cierta cantidad de pesos por dólares, y las condiciones para realizar la transacción inversa en determinado plazo. De esta forma, ambas partes minimizan los riesgos cambiarios que enfrentan.

Los futuros de tasas de interés incluyen una liquidación diaria por diferencias de las posiciones abiertas a través del mecanismo de "mark to market" (revalorización con los precios actuales del mercado) hasta la fecha inicial del préstamo.

En el caso del swap de divisas, la cotización se hará por el sistema spread (precio futuro-precio contado).

Tanto el futuro de tasas de interés como el swap de divisas están pensados para operar en el mercado interbancario, aunque luego las casas financieras pueden trasladar estas modalidades a sus clientes.

Ventajas.

El gerente general de Bevsa, Eduardo Barbieri, destacó que el swap de divisas puede tener una asociación estrecha con el mercado de Letras de Regulación Monetaria que emite el Banco Central y acotar la volatilidad fijando "mejores referencias de precios y tasas".

Sostuvo que ambos instrumentos ayudarán a construir referencias de precios y tasas para los operadores. También destacó que dinamizarán el mercado de valores local en busca de mayor eficiencia, y brindan mayor información a los agentes para tomar mejores decisiones.

Según Gattás, estas herramientas servirán para aquellos agentes "que quieran asegurarse determinadas tasas, para alguno que tenga una perspectiva más especulativa de aprovechar las circunstancias de mercado o para cobertura".

Además, señaló que esperan un movimiento gradual de ambas modalidades e indicó que los agentes se volcarán "en la medida de la volatilidad que tenga el mercado spot de dólares y las tasas de intereses".

La empresa Bevsa brinda al sistema financiero uruguayo una plataforma electrónica para transacciones y liquidaciones de activos de forma anónima. Creada en 1993, actualmente tiene 24 instituciones asociadas. Cuenta con todos los bancos de plaza públicos y privados como socios, y tiene operadores especiales como las Administradoras de Fondos Previsionales (AFAP), algunas cajas paraestatales de jubilaciones y pensiones, el Banco de Seguros del Estado y el Banco Central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)