BANCO CENTRAL NO INTERVIENE

La racha del dólar: sube $ 3 en menos de un mes

Ayer el interbancario llegó a $ 31,145, un máximo desde junio de 2016.

Octubre: el dólar venía superando largo los $ 29. Foto: AFP
 El billete verde llegó en el mundo al mayor nivel en el año. Foto: AFP

Era el "día D" en Argentina por un fuerte vencimiento de deuda, la incertidumbre de si los inversores la renovarían y cómo eso afectaría a un dólar que batía récords a diario. Pero la turbulencia financiera se despejó (al menos por ayer), con la renovación del 100% de esa deuda y un dólar que bajó.

Fue todo un juego de estrategia de parte del gobierno argentino.

En Uruguay en tanto, la moneda estadounidense aumentó por tercera jornada consecutiva y alcanzó un máximo desde el 2 de junio de 2016, en línea con lo que pasó a nivel mundial.

Ayer el dólar interbancario en Uruguay se incrementó 1,92% al cotizar en promedio a $ 31,145 (el 2 de junio de 2016 había cotizado a $ 31,25). Así, en lo que va de mayo acumula un alza de 8,91%, y en lo que va de 2018 es de 8,28%.

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, reiteró ayer que está cómodo con el nivel de la moneda estadounidense. "No es preocupante" esta suba, "en algún lugar se va a reestabilizar", dijo Bergara a Canal 10.

Desde el 20 de abril (cuando inició la racha al alza que solo se interrumpió dos veces con mínimas bajas) la moneda estadounidense a nivel interbancario lleva un aumento de 10,64% (equivale a $ 3).

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) ayer el dólar subió 30 centésimos a la compra al cerrar en $ 30,40 mientras que a la venta subió 50 centésimos al finalizar en $ 31,80.

La operativa a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) aunque continúa siendo reducida, fue levemente superior a la registrada en sesiones previas. En efecto, se realizaron un total 39 transacciones por un monto de US$ 30 millones.

Durante la jornada, la moneda estadounidense osciló entre un precio menor de $ 30,80 y un precio mayor de $ 31,36, para cerrar finalmente en $ 31,10.

En Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria, el dólar se negoció al alza por tercera sesión consecutiva, al finalizar en 3,6608 reales con un aumento de 0,9%. En Argentina, la divisa bajó 3,8% al finalizar ayer en 24,05 pesos argentinos y luego de que en tan solo dos jornadas registrara un incremento de 9,45%.

Bergara reiteró que en Uruguay el dólar sube más por la presión al alza a nivel global que por lo que ocurre en Argentina, si bien admitió que el vecino ha impactado en algo en la cotización.

Es improbable que la agitación en los mercados financieros de Argentina se propague al resto de Latinoamérica, excepto posiblemente Uruguay, dijo ayer un analista de la agencia calificadora Moodys.

Un contexto económico débil, el nerviosismo con respecto a la devaluación y la preocupación por la cosecha de soja azotada por la sequía en Argentina están presionando al peso, que esta semana cayó a un mínimo histórico frente al dólar.

"Es difícil ver un contagio de la agitación de Argentina en América Latina", dijo Mauro Leos, jefe de riesgo soberano de la agencia para América Latina y el Caribe en una conferencia en Londres, agregando la posible excepción en Uruguay.

Global.

A nivel mundial, el dólar subió ayer a su mayor nivel desde diciembre, después de que datos que mostraron un avance en el gasto del consumidor en Estados Unidos, ejercieran nuevas presiones de venta sobre los bonos del Tesoro e impulsaran el rendimiento de los papeles a 10 años a su máximo desde julio de 2011.

El índice dólar, que mide el billete verde contra una canasta de otras seis monedas, ganó un 0,63%, a 93,173 unidades, después de trepar a 93,457. Contra el yen, el dólar avanzó un 0,58%, a 110,29 yenes, su mayor nivel desde principios de febrero. A su vez, el euro cayó a un nuevo mínimo de 2018, a US$ 1,1821, después de un crecimiento económico más débil de lo esperado en Alemania.

"La tendencia alcista del dólar estadounidense se debe, número uno, al incremento de los rendimientos de los bonos del Tesoro y, número dos, a los datos relativamente sólidos que vimos en las ventas minoristas", dijo Omer Esiner, analista jefe de mercados en Common- wealth Foreign Exchange Inc en Washington D.C.

El retorno de la nota a 10 años alcanzó una cota máxima del 3,095%, superando el nivel psicológico del 3% tocado a fines de abril.

Reportes económicos más débiles de la zona euro y Reino Unido también ayudaron al dólar contra el euro y la libra esterlina, dijo Esiner. CON INFORMACIÓN DE REUTERS

La estrategia que usó el gobierno argentino

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) dijo que renovó la totalidad de la deuda que vencía ayer, pero subió la tasa de colocación de sus títulos "Lebac" a corto plazo a 40,00% desde el 26,30% previo.

El resultado de la licitación era considerado clave por el mercado financiero argentino tras la fuerte depreciación del peso en las últimas sesiones.

La entidad dijo en un comunicado que las propuestas alcanzaron a 630.408 millones de pesos argentinos y se adjudicaron 620.930 millones (US$ 25.765 millones).

El resultado "implica la renovación total del vencimiento que era de 615.877 millones de pesos y una suba en el stock en circulación por 5.052 millones de pesos", dijo la entidad en un comunicado.

La Administración de Mauricio Macri jugó ayer una carta sorpresiva para contener la escalada del dólar en el marco de otras medidas que desplegó en la misma dirección.

El mismo día que vencía la mayor cantidad de Lebac, el gobierno salió a licitar bonos del Tesoro Nacional en pesos a tasa fija con vencimientos a cinco y ocho años y logró aumentar la oferta de dólares con el ingreso de capitales extranjeros.

El Ministerio de Finanzas había anunciado al mediodía la reapertura de esos títulos con tasa fija de 16% anual para el bono que vence en 2023 y con tasa de 15,50% para el de 2026, y una duración de la licitación de solo cuatro horas: desde las 13 a las 17. La jugada le salió bien al gobierno que recaudó 36.872 millones de pesos argentinos para la opción a 5 años a una tasa final de 20% y otros 36.378 millones para la de 8 años con tasa de 19%.

El llamado a licitación fue sorpresivo en el mercado, ya que no estaba marcado en el calendario.

Eso sumado a la venta de US$ 791 millones por parte del BCRA, lograron no sólo sostener la cotización de la moneda doméstica, sino incluso elevarla frente al dólar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)