América Latina y el Caribe recibió US$ 65.382 millones dice BID

Remesas a Uruguay por US$ 134 millones en 2014; suba de 1,2%

Uruguay recibió remesas desde el exterior por US$ 134 millones el año pasado y verificó un incremento de 1,2% frente a 2013. De un listado de 24 países de América Latina y el Caribe, el país se ubicó en el penúltimo lugar sobre dinero ingresado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las transferencias desde el exterior volvieron a crecer. Foto: Archivo El País

Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló que la región recibió remesas por US$ 65.382 millones el año pasado (un récord) con un incremento de 5,3% respecto a 2013.

En el caso de Uruguay la cantidad se mantuvo prácticamente incambiada ya que en 2013 había recibido US$ 133 millones, frente a los US$ 134 millones de 2014. Sí fue diferente con los resultados de 2012, cuando las remesas alcanzaron los US$ 123 millones. En ese caso, el incremento entre 2014 y 2012 fue de 8,9%.

En el listado elaborado por el BID de 24 países, Uruguay solamente superó a Belice en remesas recibidas. México fue el país con más remesas recibidas con US$ 23.465 millones. Fue seguido por Guatemala con US$ 5.544 millones y República Dominicana con US$ 4.571 millones. El informe del organismo señaló que desde la crisis financiera internacional de 2008-2009, y hasta 2013, las remesas que recibe la región de América Latina y el Caribe no habían logrado crecer lo suficiente como para superar, o al menos alcanzar, los niveles observados en el 2008, año en el cual las remesas llegaron a su máximo valor histórico.

Sin embargo, al finalizar el 2014 el monto anual total de remesas en dólares que recibió la región no solo fue superior en relación al del año precedente, sino también al del año 2008.

Tomando solamente América del Sur las remesas cayeron 1% respecto al año anterior. El monto total de remesas recibidas en esta subregión alcanzó los US$ 15.992 millones.

En años anteriores, las caídas de las remesas a la región estaban relacionadas con las disminuciones de las enviadas a Brasil; sin embargo, el último año este país mostró una mayor estabilidad en las remesas que recibió, observándose aún una caída de 1,7%, pero significativamente menor a la de años anteriores.

Paraguay fue el país que mostró la mayor caída en los flujos de remesas con una tasa negativa interanual del 18,1%, reducción vinculada con la disminución de los flujos de remesas que este país recibe de España.

Colombia, indicó el BID, el principal país receptor de remesas de América del Sur y quinto país a nivel de toda América Latina y el Caribe experimentó un crecimiento de los flujos que recibe de 0,5%, consistente con lo observado el año anterior.

El documento explicó que una particularidad de América del Sur es la mayor diversificación en el origen de las remesas que recibe, que incluyen a Estados Unidos, España y a otros países vecinos. Ello hace que los flujos de remesas tengan comportamientos distintos a los que experimenta el resto de la región, aunque se observa una fuerte influencia de Estados Unidos y España en esta región, que son la principal fuente de las remesas que recibe.

Además, dijo que la heterogeneidad de la región también se observa en los diferentes grados de desarrollo económico de los países que la componen y, por lo tanto, en las diferencias salariales que se observan entre estos. "Esto genera migración intrarregional y flujos de remesas dentro de esta región en corredores tales como el de Argentina y Brasil para Bolivia y Paraguay; y Venezuela para Colombia, aunque la importancia de estos flujos es relativamente baja", indicó el BID.

Por último, señaló que casi un 70% de las remesas que recibe Sudamérica llegan a los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) que tuvieron en 2014 un crecimiento apenas positivo del 0,1%.

Esperan un 2015 positivo.

El BID manifestó que tomando en cuenta las previsiones de crecimiento para Estados Unidos, España y el de los países de la región para 2015, es posible que en el año la recuperación de las remesas totales se mantenga, e incluso que estos flujos puedan acelerar su crecimiento a tasas mayores a las observadas en 2014, alcanzado un crecimiento de entre 7% y 8%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)