INFORME

Las reservas de Uruguay, ¿dan para cubrir riesgos de corrida cambiaria y bancaria en forma simultánea?

El Banco Central del Uruguay realizó un análisis de las reservas y su suficiencia para hacer frente a diversos riesgos en forma simultánea.

El Banco Central compró ayer 20,5 millones de dólares. Foto: Leonardo Mainé
El Banco Central se encarga de gestionar las reservas (las propias, las del gobierno y las de bancos). Foto: Leonardo Mainé

El nuevo Informe de Política Monetaria del Banco Central (BCU) incluye más análisis que los anteriores. En el caso del divulgado el jueves, correspondiente al primer trimestre del año, contiene una evaluación de las reservas y su suficiencia para hacer frente a diversos riesgos en forma simultánea.

En primer lugar, el BCU analizó que “la deuda bruta del sector público a diciembre 2020 alcanzó a US$ 39.938 millones (75,1% del Producto Interno Bruto -PIB-), mientras que los activos se ubicaron en US$ 20.237 millones (38,1% del PIB). Por lo tanto, la deuda neta representó US$ 19.665 millones de (37% del PIB), aumentando 4,6 puntos del PIB respecto a diciembre 2019. Este aumento se explicó por el financiamiento del déficit y el incremento del tipo de cambio, que aumenta los pasivos netos denominados en dólares, contrarrestado parcialmente por el crecimiento del PIB nominal”.

El Central dijo que “el nivel de activos de reserva del BCU (neto de los que tienen contrapartida en los depósitos en dólares del sector bancario) a diciembre 2020 permitiría cubrir el servicio de deuda del sector público hasta octubre 2021”.

“Adicionalmente, se cuenta con líneas de crédito contingente con organismos multilaterales por US$ 1.695 millones de (3,2% del PIB) a febrero de 2021. Por otra parte, el perfil de vencimientos de la deuda no muestra presiones puntuales en los próximos años: más de la mitad de la deuda debe honrarse luego de 2027”, añadió.

El BCU hizo un “ejercicio basado en la metodología de reservas de confort”. El mismo consiste en evaluar cuántas reservas necesitaría para “enfrentar la ocurrencia simultánea de riesgos que se derivan de las responsabilidades que le fueran asignadas por su Carta Orgánica, asociados al mercado monetario y cambiario, al sector fiscal y al sistema financiero”. Es decir, para cubrir los riesgos de una corrida cambiaria más cubrir la deuda del BCU, una corrida bancaria o una corrida contra la deuda más el financiamiento del déficit fiscal primario.

Para enfrentar esos riesgos en forma simultánea “a febrero 2021 el BCU habría requerido US$ 11.321 millones”, afirmó el informe.

“El ejercicio supone un nivel de confianza del 99% y un contexto de cierre completo de los mercados de capitales durante un determinado periodo” (13 meses sin poder emitir deuda soberana en este caso), explicó.

Entonces, las reservas que gestiona el BCU ¿alcanzaban para hacer frente a los tres riesgos en forma simultánea?

“El stock de activos externos de reserva se ubicaba en US$ 16.224 millones, por lo que en este marco existe una holgura de US$ 4.902 millones, lo que representa una sólida posición financiera”, afirmó el análisis incluido en el Informe de Política Monetaria del Central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados