FINANZAS

¿Una señal de alerta? Deuda corporativa es el doble que en crisis de 2008

un informe de la OCDE, los niveles mundiales de la deuda empresarial duplican a los que había previo a que estallara la crisis financiera global.

OCDE. Uruguay está en proceso de enmendar ciertos regímenes.
OCDE señaló que la deuda alcanzó niveles récord. Foto: archivo El País.

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) titulado “Mercados de bonos corporativos en un momento de política monetaria no convencional”, señaló que la deuda global pendiente en forma de bonos corporativos -emitidos por compañías no financieras- alcanzó niveles récord al llegar a casi US$ 13 billones a finales de 2018. Dicha cifra representa el doble del saldo pendiente en términos reales an-tes de la crisis financiera del año 2008.

El informe señala que entre 2008 y 2018 la emisión global de bonos corporativos promedió US$ 1,7 billones por año, en comparación con un promedio anual de US$ 864.000 millones durante los años previos a la crisis financiera del 2008.

“Las compañías no financieras han aumentado dramáticamente sus préstamos en forma de bonos corporativos”, agrega el estudio.

Las economías avanzadas de los países desarrollados poseen el 79% del total de la deuda pendiente a partir de 2018 y han visto crecer su volumen de bonos corporativos en un 70%, al pasar de US$ 5,97 billones en 2008 a US$ 10,17 billones en 2018.

En los mercados emergentes, el mercado de bonos corporativos fue impulsado principalmente por el crecimiento en China y alcanzó un monto total pendiente de US$ 2,78 billones en 2018, cifra que implica un 395% más que en la década anterior.

“China ha pasado de un nivel insignificante de emisión antes de la crisis de 2008 a un monto de emisión récord de US$ 590.000 millones en 2016, ocupando el segundo lugar más alto del mundo”, agrega el informe.

Riesgos

El documento de la OCDE cita preocupaciones en torno al crecimiento económico mundial y manifiesta que en el caso de una recesión, “las compañías altamente apalancadas enfrentarían dificultades para pagar su deuda, lo que a su vez, a través de una menor inversión y mayores tasas de incumplimiento podría amplificar los efectos de una recesión”.

Asimismo, el informe advierte que si bien los principales bancos centrales han modificado el uso de medidas extraordinarias, la dirección futura de la política monetaria continuará afectando la dinámica de los mercados de bonos corporativos.

Sumado a eso, también se espera que los préstamos brutos por parte de los gobiernos de los mercados de bonos alcancen un nuevo nivel récord en 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)