FINANZAS

¿Para qué sirve la emisión de deuda de US$ 2.000 millones del gobierno y qué se destaca?

Uruguay obtuvo fondos mediante un título en moneda local y otro en dólares, al tiempo que despejó algunos vencimientos de corto plazo de bonos en Unidades Indexadas (UI) a la inflación.

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche destacó la oportunidad de la operación. Foto: Gerardo Pérez
La ministra de Economía, Azucena Arbeleche destacó la oportunidad de la operación. Foto: Gerardo Pérez

El gobierno concretó ayer una operación de deuda por unos US$ 2.000 millones en los mercados internacionales, en la que obtuvo fondos mediante un título en moneda local y otro en dólares, al tiempo que despejó algunos vencimientos de corto plazo de bonos en Unidades Indexadas (UI) a la inflación.

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche destacó en conferencia de prensa que “Uruguay desde que empezó la pandemia ha esperado el momento oportuno, no se ha apurado a salir a los mercados de capitales” y ayer “emitió un bono en dólares a la tasa más baja que haya tenido en su historia y por otro lado, Uruguay es el primer país emergente que emite en moneda nacional en 2020”.

“Desde que tenemos la epidemia (del coronavirus) en el mundo ningún país emergente había emitido un bono global en el mercado internacional”, añadió.

Tal como adelantó El País el martes, la emisión contó con un bono en moneda local -en UI- y otro en dólares. Además, ofreció a los inversores la posibilidad de recomprarles títulos en UI con vencimientos en 2027, 2028 y 2030 o canjeárselos por el nuevo bono.

El bono en UI tiene un vencimiento en el año en 2040 y el título en dólares -que en realidad es una reapertura de otro emitido en enero 2019- vence en el año 2031.

El nuevo título en UI fue por el equivalente a US$ 1.600 millones y se colocó a una tasa de interés de 3,875%, lo que es considerada una tasa “barata” para financiarse en moneda local. De esos US$ 1.600 millones, US$ 1.100 millones fueron en “efectivo” (el gobierno recibe el dinero) y los otros US$ 500 millones entraron vía canje por los bonos en UI con vencimiento en 2027, 2028, 2030 (el gobierno recibe esos títulos y a cambio los inversores se quedan con el nuevo bono). El País confirmó que si bien estaba la opción de recomprar (el gobierno recibe esos bonos y a cambio paga dinero a los inversores), todo fue vía canje por el nuevo título.

En tanto, la reapertura del bono en dólares fue por US$ 400 millones y la tasa de interés fue de 2,47%, la “la más baja de la historia”, remarcó Arbeleche.

La demanda por los bonos de Uruguay fue alta. Por el título en UI se recibieron de ordenes en efectivo el equivalente US$ 1.900 millones (para los US$ 1.100 millones colocados), mientras que para el canje por otros títulos en UI la demanda fue por US$ 1.100 millones (para US$ 500 millones canjeados finalmente).

En tanto, por los US$ 400 millones, la demanda alcanzó a US$ 3.100 millones. Eso permitió “apretar” la tasa de interés (es decir bajarla, lo que abarata el fondeo para el gobierno).

¿Cuál es el resultado de la operación? Por un lado, el gobierno se hace de fondos para “completar el financiamiento que Uruguay necesita para hacer frente a la epidemia que estamos atravesando”, dijo Arbeleche.

Con estos US$ 1.500 millones de dinero que va a parar a la caja, el gobierno prácticamente completó el financiamiento que necesitaba para este año dado el déficit fiscal que espera de 6,7% del Producto Interno Bruto (PIB). Lo que resta son unos US$ 638 millones que saldrán en parte de créditos de organismos multilaterales y la mayor parte de emisiones de deuda en el mercado local que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) realiza semanalmente.

Por otro lado, el gobierno despeja parte de los vencimientos de deuda de bonos en UI a los años 2027, 2028 y 2030 por unos US$ 500 millones. Hoy el MEF dará los detalles de cuánto despejó en cada título.

Otro objetivo de la operación era desdolarizar la deuda. De los US$ 1.500 millones en que crece el endeudamiento (los otros US$ 500 millones son canje por otro títulos, por lo tanto no hay más deuda allí), el 73% es en UI (moneda local) y el 27% en dólares.

Azucena Arbeleche, este miércoles en conferencia de prensa. Foto: Gerardo Pérez
Azucena Arbeleche, este miércoles en conferencia de prensa. Foto: Gerardo Pérez

¿Cómo se logró una emisión que los operadores califican como exitosa?

En las últimas dos semanas, funcionarios del MEF mantuvieron reuniones a través de la aplicación Zoom (videollamadas múltiples y en simultáneo) con inversores del exterior (fondos, principalmente aquellos con apetito por moneda local) y locales (como AFAP).

Ayer en la mañana el gobierno resolvió salir con la operación y en poco más de tres horas y media ya cerró el libro de ofertas, lo que muestra la demanda por deuda de países emergentes y también la estrategia de no demorar el cierre para dar certeza al inversor.

Previo a Uruguay, nueve países latinoamericanos habían salido al mercado tras la expansión del coronavirus a nivel global (Perú, Colombia, Brasil, México entre ellos), pero todos lo hicieron en dólares y a tasas mayores (aunque algunos tienen mejor calificación de riesgo). Si Uruguay hubiera sido salido hace dos meses, habría pagado una tasa de interés mayor de entre 1,5 y 2 puntos porcentuales más, debido a la aversión al riesgo del mercado.

“La espera permitió que también el mundo entero observara, la manera en que Uruguay ha manejado la epidemia, tanto en lo sanitario como en lo económico. Los motores de la economía uruguaya no se iban a apagar, esos motores están con una velocidad muy baja pero siguen prendidos”, concluyó Arbeleche.

Operadores destacan manejo de la deuda

¿Cómo se evaluó la operación de deuda en el mercado? El gerente de Inversiones de AFAP SURA, Santiago Hernández dijo a El País que se “diversifican las fuentes de financiamiento”, (los bonos fueron adquiridos por más de 180 cuentas locales e internacionales). “El apetito por la baja de la tasa de interés de EE.UU., lleva a que los inversores empiecen a ver selectivamente algunos países, como Uruguay, por lo bien que se manejó” con el coronavirus”, aseguró Hernández. “El inversor internacional está eligiendo más a Uruguay. Si bien tiene grandes desafíos, Uruguay está mejor parado (respecto al COVID-19) que otros países como Colombia y Perú”, agregó. Para las AFAP comprar el título en UI y entrar al canje les permite “estirar el horizonte de inversión del fondo” previsional.

El socio de Gastón Bengochea & Cía., Diego Rodríguez dijo a El País que la operación permite desdolarizar la deuda y las tasas de interés a las que colocó el gobierno son buenas, sobre todo en dólares cuya medio es 200 puntos básicos por encima de la de EE.UU. y el título. Señaló que tuvo un “montón de llamadas de inversores locales” cuando El País anunció la emisión en la mañana de ayer, pero que es una emisión pensada para fondos de inversión y otros institucionales.

El director de WealthMan Corredor de Bolsa, Nicolás Coccino afirmó a El País que la operación fue “muy exitosa y más considerando la situación que atraviesa el mundo a raíz del COVID-19. Es un reconocimiento a Uruguay por su estabilidad y destacarse en la gestión de crisis del virus”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados