MERCADOS

La suba del dólar y las señales de debilitamiento, ¿qué dice y hará el gobierno?

El dólar volvió a cotizar ayer en el valor más alto en seis meses. Si bien esa es la foto, la película es otra y las señales apuntan a que la divisa se debilite en los próximos meses.

Billetes de 100 dólares. Foto: Archivo El País
En los últimos días el dólar viene en alza en Uruguay, pero hacia adelante la tendencia a nivel global es que la divisa se debilite. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El dólar volvió a cotizar ayer en el valor más alto en seis meses. Si bien esa es la foto, la película es otra y las señales apuntan a que el dólar se debilite en los próximos meses. ¿Por qué se da eso? ¿Qué análisis se hace en el gobierno y qué hará al respecto?

El dólar interbancario subió ayer 0,16% y se negoció en promedio a $ 43,049, un nuevo máximo (el lunes había marcado otro) en seis meses (el 20 de agosto de 2020 cotizaba en $ 43,192). La divisa estadounidense se movió ayer entre $ 43 y $ 43,06 para finalizar en el máximo. El valor de cierre apenas se incrementó 0,02% respecto al anterior.

En febrero el dólar sube 1,82% y en lo que va de 2021 aumenta 1,67%.

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) ayer se realizaron 59 operaciones por un monto de US$ 29,2 millones.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) el dólar se mantuvo estable y cerró en $ 41,85 a la compra y $ 44,25 a la venta.

Hasta ahí la foto, que muestra al billete verde en ascenso, aunque leve. Para tener una idea, la suba en el año (1,67%) es similar a la suba de precios en enero (1,60%, el dato de febrero se conocerá la semana próxima), lo que marca que en términos reales la moneda estadounidense está estable.

Ahora, la tendencia para el resto del año es que el dólar se debilite a nivel global y Uruguay no va a ser la excepción, dijeron operadores cambiarios consultados por El País.

“Puede haber eventos que puntualmente hagan subir al tipo de cambio como ocurrió esta semana con (el presidente brasileño Jair) Bolsonaro y el cambio de presidente en Petrobras que generó nerviosismo en el mercado regional, pero hacia adelante vamos a ver al dólar estable o tendiendo a debilitarse”, resumió uno de los operadores del mercado local.

En Brasil, el principal mercado de referencia cambiaria para Uruguay, el dólar volvió a caer ayer (tras el “efecto Bolsonaro” del lunes), en esta instancia 0,57% y cerró en 5,4182 reales. En febrero la moneda estadounidense en Brasil cae 1,05%, aunque en el año lleva un alza de 4,26%.

En Argentina el dólar oficial subió 0,17% ayer y finalizó en 89,68 pesos argentinos. En el mes aumenta 2,69% y en lo que va del año 6,57%.

¿Y a nivel global? El índice dólar, que mide al billete verde contra una canasta de seis monedas relevantes, bajó un 0,07% ayer a 90,058 unidades. Además, los dólares canadiense, australiano y neozelandés -vinculados a los commodities- alcanzaron su nivel más alto frente a la moneda estadounidense desde inicios de 2018.

A su vez, la libra esterlina rebasó el umbral de US$ 1,42 durante las operaciones globales de ayer por primera vez desde abril del 2018.

¿Por qué se debilita el dólar? Los operadores cambiarios locales consultados por El País apuntaron a las señales que ha dado la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos -que tiene la “maquinita de imprimir billetes verdes”- de una política monetaria ultra expansiva que continuará este año y en 2022.

La tasa de interés de la Fed -el “precio del dinero”- está en 0% y eso pauta la debilidad de la divisa estadounidense. Los inversores tienen mayor apetito por monedas de países emergentes (como Uruguay) que le brindan mayores ganancias. El dinero fluye desde los refugios seguros como el dólar, el franco suizo y el yen japonés hacia monedas que se espera que se beneficien de un repunte en el comercio global. Las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, profundizan estas señales.

Powell reiteró ayer que las tasas de interés de Estados Unidos seguirán bajas y que el banco central continuará comprando bonos para ayudar a la economía a recuperarse. Las declaraciones ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara baja fueron similares a las realizadas en su testimonio ante el Senado el martes.

Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal. Foto: AFP
Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal. Foto: AFP

La Fed ha dicho que no subirá las tasas de interés hasta que la inflación haya superado el 2% y “creemos que podemos hacerlo, creemos que lo haremos. Puede llevar más de tres años”, dijo Powell ayer.

“Al mantener la Fed el rumbo ha reforzado el optimismo en las perspectivas económicas, impulsando monedas con vínculos estrechos con el crecimiento mundial. Aunque el dólar ha perdido fuerza, su caída se ha visto frenada por los elevados rendimientos de los bonos del Tesoro”, dijo Joe Manimbo, analista senior de Western.

¿Y el gobierno uruguayo?

El presidente del Banco Central (BCU), Diego Labat dijo ayer al programa “100% Mercados” de radio Rural que “estamos viendo un escenario de Estados Unidos con una política muy expansiva y con eso debilitando al dólar”.

“Seguimos con mucha atención, en forma muy cercana todo lo que tiene que ver con la competitividad de Uruguay”, añadió Labat, uno de los hombres de mayor confianza del presidente de la República, Luis Lacalle Pou.

“En los últimos tiempos, el país notoriamente ha tenido un desacople donde ha ganado competitividad frente a terceros países y a la inversa con la región”, señaló Labat en referencia a lo que ocurre con el tipo de cambio real. “Es un tema que nos preocupa”, agregó.

Diego Labat, presidente del BCU. Foto: Fernando Ponzetto
Diego Labat, presidente del BCU. Foto: Fernando Ponzetto

¿Qué va a hacer el gobierno? La “política monetaria tiene un foco y cuando miramos el tipo de cambio, nosotros no tenemos ningún objetivo de tipo de cambio”, afirmó Labat.

El BCU va a “cuidar que no haya excesiva volatilidad en los mercados” cambiarios, pero “el dólar se ubica donde se ubica” dijo al remarcar la libre flotación.

Según el presidente del BCU, la tasa de política monetaria en 4,5% “en términos reales es una de las más bajas de la región” y esa “política muy expansiva debería verse reflejada en la competitividad”. (Con información de Reuters)

El riesgo país en el mismo nivel que fin de 2020

El riesgo país medido a través del Índice UBI, que elabora República AFAP, bajó 1 unidad y cerró ayer en 114 puntos básicos. Esta caída se dio con una cotización a la baja tanto en el precio de los bonos uruguayos como en el valor de los treasuries (bonos del Tesoro estadounidense considerados libres de riesgo). En lo que va del mes el riesgo país sube 3 unidades y respecto al cierre de 2020 no presenta variaciones. En tanto, la tasa call (que se cobran los bancos por prestamos entre sí a un día de plazo) fue de 4,45%, prácticamente en el nivel que tiene como objetivo el Banco Central, que es que se ubique en el promedio del mes en 4,5%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados