MONEDA MUNDIAL

¿Suplantar el dólar por una criptomoneda? La idea del Gobernador del Banco de Inglaterra 

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, con el planteo de la creación de una divisa digital internacional se suma a China, Facebook y Telegram que ya están creando su propia criptomoneda. 

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. Foto: Reuters
Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. Foto: Reuters.

¿Podría una moneda virtual calcada de la libra de Facebook remplazar al dólar como divisa de reserva mundial? Con esta propuesta inesperada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, relanzó el viejo sueño de una moneda internacional.

Pero ¿cuáles son los fundamentos y las implicaciones de esta propuesta?

¿Por qué la supremacía del dólar?

El dólar es considerado como la moneda de referencia desde el acuerdo de Bretton Woods en 1944, que fijó el valor de diferentes divisas respecto al billete verde.

Este ya no está en vigor desde 1971, pero el dólar conservó su supremacía.
"La moneda líder es siempre la del país que lidera políticamente", dice a la AFP Philippe Waechter, director de investigación en Ostrum Asset Management.

En el primer trimestre de 2019, el dólar representaba 61,8% de las reservas mundiales de cambio, muy por delante del euro y su 20,2%, según las últimas cifras del Fondo Monetario Mundial (FMI).

China ambiciona convertir el yuan en una moneda de referencia, pero por ahora su divisa representa menos del 2% de las reservas mundiales.

¿Qué es una criptomoneda? 

Las criptomonedas son un tipo de moneda digital de intercambio. La mayor parte de ellas tienen un sistema llamado blockchain (cadena de bloques) que funciona como base de datos de las transacciones. La primera criptomoneda en operar a nivel global fue el bitcoin en 2009, que se transformó también en la más popular.

La volatilidad en la cotización ha sido una de las razones de crítica hacia el bitcoin. Sin embargo, varios uruguayos han apostado por la criptomoneda como forma de inversión, aunque aún el Banco Central (BCU) no emitió ninguna regulación específica.

¿Dónde se encuentra el problema?

"Los acontecimientos en Estados Unidos tienen repercusiones importantes en los resultados comerciales y las condiciones financieras de los países, incluso aquellos con una exposición directa relativamente limitada a la economía estadounidense", consideró Mark Carney, llamando a "cambiar las reglas del juego" durante su intervención en una reciente conferencia de banqueros centrales.

Es cierto que "la política monetaria estadounidense afecta al crédito en todo el mundo aunque las necesidades de cada economía no sean necesariamente las mismas", dice a la AFP Agnès Benassy-Queré, de la Escuela de Economía de París.

A esto contribuye que numerosos países emergentes tengan sus deudas en dólares: su reembolso se complica cuando sube el valor del billete verde.

Libra
Foto: Reuters

Proyecto libra de Facebook como ejemplo 

Para poner fin a la supremacía del dólar, el gobernador del Banco de Inglaterra aludió a una criptomoneda que podría asemejarse a la libra, el proyecto de moneda virtual anunciado en junio por Facebook que debe ver la luz en el primer semestre de 2020.

Según Waechter, si Carney citó la libra fue ante todo para "no mencionar el bitcóin" y no provocar una "percepción negativa" debido a la fuerte volatilidad que sacude a la principal criptomoneda.

Por el contrario, el proyecto de Facebook busca la estabilidad creando una moneda virtual vinculada a una cesta de monedas reales.

Sin embargo, Carney no considera que la libra pueda ser la base de un sistema monetario internacional, sino que abogó más bien por una "moneda hegemónica sintética" (SHC por sus siglas en inglés) "abastecida por el sector público".

"Los bancos centrales están un poco perturbados por este intento de privatización de la moneda" que implican las criptomonedas, afirma Benassy-Queré, y es lógico que intenten "defender un monopolio público" de la política monetaria.

También Waechter considera que esta propuesta se inscribe en un contexto en el que los bancos centrales quieren "dominar" la emergencia de las monedas virtuales y no dejar que se desarrollen solas.

¿Es una propuesta creíble?

Existen numerosos obstáculos a la emergencia de este proyecto.
Antes que nada, Carney no dio precisiones técnicas sobre su funcionamiento.

"No dijo nada al respecto, no sabemos quién la gestionaría", afirma Benassy-Queré, para quien esta propuesta es "la resurrección de un viejo sueño", el de una moneda mundial.

"Todo gira en torno a la misma idea", dice, mencionando los Derechos Especiales de Giro (DEG), la unidad de cuenta del FMI, actualmente indexada a un canasto de cinco monedas y que pese a sus 50 años de existencia tiene un éxito muy relativo.

Además, "Estados Unidos no permitirá simplemente que esto ocurra sin pelear. Nadie en su posición lo haría", consideraron los analistas de Rabobank.

La moneda es algo "muy político", subraya Waechter, que ve en este aspecto el principal obstáculo. Y se pregunta: "¿Podemos estar en sistemas compartidos cuando tenemos a Trump, Xi Jinping y Bolsonaro?".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error