TIPO DE CAMBIO

Las tasas del BCU, el dólar y los goles de Cavani

Bergara negó que el Central sea causante de la baja de la divisa.

Central: compró US$ 700.000 para evitar mayor caída del dólar. Foto: F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"El Banco Central (BCU) no decide qué hacemos con el dólar, hay muchos más factores y actores. Transmitimos nuestros criterios (de intervención cambiaria) que se pueden compartir o no", dijo ayer su presidente Mario Bergara al disertar en ADM. Buena parte de su presentación la dedicó a esa moneda, y reiteró que "nadie hizo más que el BCU" para contener la cotización, al comprar más de US$ 4.000 millones en 2017 y más de US$ 1.000 millones en lo que va del año.

A continuación, planteó dos hipótesis sobre la evolución del dólar y el "desalineamiento cambiario": que lo determina las tasas altas de las letras que emite el BCU —incentivando la desdolarización de los inversores, lo que inunda el mercado y hace caer la divisa— o que lo fija las expectativas globales sobre el billete verde —es decir que la desdolarización se produce cuando no hay opciones rentables en el billete verde.

El presidente del BCU señaló que si la primera hipótesis fuera cierta, la solución al desalineamiento cambiario sería que "el BCU no emita más títulos y no haga más política monetaria, que es como decirle a (Edinson) Cavani que no haga más goles, porque es su rol". Añadió que esa solución "no es realista", supondría "ir contra los fundamentos globales del dólar".

Esa respuesta Bergara la fundamentó con "tres escenas". La primera desde la crisis global de 2008 hasta 2013 —cuando Ben Bernanke (presidente de la Reserva Federal) anunció la reversión de la política monetaria expansiva y se frenó el desplome del dólar— con tasas bajas en Uruguay e ingreso masivo de capitales; la segunda desde 2013 en adelante con "expectativas al alza del dólar", junto a tasas altas en el plano local y "capitales que se iban al mundo desarrollado"; y la tercera desde el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos "con tasas bajas (en Uruguay) y sin un ingreso importante" de dinero.

"La hipótesis 1 no parece verificarse en la realidad. La entrada y salida de capitales es por las expectativas globales del dólar. ¿Cómo no se llama la película? La evolución del dólar depende de las tasas del BCU", ironizó Bergara.

Esta respuesta parecería tener un destinatario: el economista Javier de Haedo, quien en varias ocasiones reprochó las tasas que ofrece el regulador. A través de Twitter, el economista planteó que "el error de Bergara es que la hipótesis 1 incluye la 2: dadas las expectativas globales sobre el dólar, el BCU ofrece altas tasas en sus títulos". También sostuvo que "el BCU piensa y actúa en términos de tasas reales mientras que los agentes económicos cambian de portafolio pensando en términos de tasas en dólares".

Operativa.

El dólar interbancario bajó ayer 0,05% tras cinco sesiones en que no lo hacía. Se negoció en promedio a $ 28,352 y así acumula una suba de 0,13% en lo que va del mes y una caída de 1,43% en lo que va del año. Al público en las pizarras del Banco República (BROU) la moneda estadounidense bajó dos centésimos tanto a la compra como a la venta al cerrar en $ 28 y en $ 28,70 respectivamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)