Un ajuste esperado

Tres factores externos que marcarán el rumbo del dólar

La Fed y su decisión, cambio de política en Argentina y elecciones en Brasil.

Billete: ¿Se moverá al alza, se estabilizará o evolucionará a la baja? Hay factores que podrían estabilizar su cotización a nivel mundial. Foto: AFP
Billete: ¿Se moverá al alza, se estabilizará o evolucionará a la baja? Hay factores que podrían estabilizar su cotización a nivel mundial. Foto: AFP

Tres hechos a nivel internacional pautarán lo que pasará en los próximos meses en el mercado de cambios uruguayo, donde ayer el dólar interbancario bajó de los $ 33.

Por un lado, la decisión de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, de subir su tasa de interés de referencia (el "precio" del dinero) estuvo acorde a lo previsto. Pero, su comunicado posterior es lo que puede traer novedades para las decisiones de los fondos de inversión que en definitiva marcarán lo que suceda con la divisa estadounidense.

Más cerca, el acuerdo al que llegó Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) —ver página A3— y sobre todo un nuevo régimen monetario-cambiario intentan calmar a ese mercado, aunque también supone que el dólar siga su camino al alza en el vecino.

Por último, las elecciones en Brasil (primera vuelta el 7 de octubre y segunda vuelta el 28 de octubre) con su campaña y el resultado que derive también incidirán sobre el mercado uruguayo.

FED, ¿saca impulso?

Como estaba previsto, la Fed subió ayer su tasa de referencia de 1,75%-2% a 2%-2,25% (el tercer incremento en el año). El detalle estuvo en que eliminó la palabra "expansiva" del comunicado posterior para calificar su política monetaria. El presidente de la Fed, Jerome Powell indicó en una rueda de prensa que la eliminación de la palabra, que había sido un elemento básico de la orientación del banco central para los mercados financieros y hogares durante gran parte de la última década, no señalaba un cambio de las perspectivas.

"En cambio, es una señal de que la política monetaria avanza en línea con nuestras expectativas", dijo Powell.

"La eliminación de la palabra expansiva de su comunicado de política monetaria garantiza que la Fed sigue rumbo a futuras alzas, en momentos en que el desempleo se encamina a mínimos de varias décadas", dijo Robert Sierra, director en Fitch Ratings.

No obstante, el jefe de estrategia de tipo de cambio en Norteamérica de TD Securities en Toronto, Mark McCormick, dijo que la eliminación de la palabra "expansiva" es una señal moderada y fue el motivo de la caída inicial del dólar a nivel global.

Para Jamie Cox, socio gerente de Harris Financial Group, con ese cambio en el comunicado "la Fed eliminó la presión para que el dólar siga subiendo". Es que "si el dólar se desploma aquí o simplemente se nivela, eso es muy alcista para los mercados emergentes y otros lugares donde la fortaleza del dólar ha sido realmente un problema", agregó.

La mediana de previsiones de integrantes del Comité de Política Monetaria de la Fed es de un alza de tasas adicional en 2018 (para un total de cuatro), tres en 2019, una en 2020 y ninguna en 2021.

Otro plan argentino.

Tras el acuerdo con el FMI, el flamante presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Guido Sandleris (asumió ayer por la renuncia de Luis Caputo tras tres meses en el cargo) anunció los cambios que introducirá en la política monetaria-cambiaria. Por un lado, dejará atrás la tasa de interés (precio del dinero) como ancla monetaria (estaba en 60%) y pasará a manejar ahora la base monetaria (cantidad de dinero), la que ya se comprometió que se mantendrá estable hasta junio de 2019 (venía subiendo a un 2% mensual).

Por otro lado, irá a un esquema de banda de flotación aggiornada para el dólar. El presidente del BCRA le llamó "zona de no intervención", es decir un rango (inicialmente entre 34 y 44 pesos argentinos) en el que la autoridad monetaria no participará del mercado de cambios. "El BCRA permitirá la libre flotación del peso dentro de esta zona, considerando que es un rango adecuado de paridad cambiaria", afirmó.

Al igual que en una banda de flotación (donde el "piso" y el "techo" establecidos para que el dólar se mueva, se ajustan a lo largo del tiempo), la "zona de no intervención" se modificará "diariamente a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se recalibrará al comienzo del año próximo", explicó Sandleris.

Si el dólar se ubica por encima del "techo" (actualmente los 44 pesos argentinos) "el BCRA realizará ventas diarias" de reservas por hasta US$ 150 millones. Si el tipo de cambio está por debajo del "piso", el BCRA podrá comprar dólares, aunque no se marcó un monto.

La diferencia con la banda de flotación tradicional (como tuvo Uruguay entre 1991 y 2002), es la amplitud de la misma (generalmente no hay tanta diferencia entre "piso" y "techo") y que la intervención está topeada.

Con estas medidas, Sandleris dijo que busca "reducir la inflación" que podría superar el 40% este año y "asegurarnos que no volvamos a experimentar una volatilidad nominal (del dólar) como la que vivimos en los meses recientes". En definitiva, que la suba del billete verde sea más ordenada.

El otro vecino.

El resultado de las elecciones en Brasil (y la expectativa previa por las encuestas) pueden pautar tranquilidad en el mercado cambiario de ese país o un salto de la moneda estadounidense. El favorito para los mercados, el exgobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin se estancó en los sondeos y sus chances de ir a una segunda vuelta son escasas. Los próximos días son claves. [CON INFORMACIÓN DE REUTERS]

En Uruguay y Brasil, bajó
Servicios financieros. Foto: EFE

El dólar interbancario bajó ayer 0,24% tras el salto del martes y retorno al nivel por debajo de los $ 33, al cotizar en promedio en $ 32,943. Como consecuencia registra un aumento de 1,87% en el mes y de 14,53% en lo que va del año. Ayer la moneda estadounidense osciló entre $ 32,80 y $ 33, para cerrar en el mayor precio alcanzado. Al público en las pizarras del Banco República (BROU) la divisa cayó cinco centésimos al cerrar en $ 32,30 (compra) y en $ 33,70 (venta). En Brasil, el dólar bajó 1,5% y finalizó en 4,026 reales y en Argentina subió 1,07% y cerró en 38,51 pesos argentinos. A nivel global, subió levemente en una sesión volátil tras la decisión de la Fed. El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde contra seis monedas, ganó 0,1%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º