ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

Trump cortó racha bajista del dólar en mercado local

Los precios de los bonos globales uruguayos cayeron, en promedio, 1,33%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luego del sacudón, los mercados del mundo digirieron le elección. Foto: Reuters

Tras un primer momento de volatilidad e incertidumbre por el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, los mercados asimilaron rápidamente la victoria del republicano sobre Hilary Clinton.

En el ámbito local, la elección del republicano cortó una racha bajista del dólar de seis sesiones consecutivas, haciendo subir la divisa un 0,22% y desplomando los precios de los bonos globales uruguayos en un promedio de 1,33%.

El precio del dólar en Uruguay tuvo una primera reacción de claro ascenso, aunque con el transcurso de las horas fue perdiendo fuerza. En el promedio del día aumentó un 0,22%, operándose en $ 28,079.

De esta manera, redujo la caída acumulada en noviembre a 0,71% y a 6,01% la de 2016.

En tanto, el Banco República, como suele hacer cuando hay más volatilidad, amplió la diferencia entre puntas de la pizarra a $ 1, subiendo la compra a $ 27,58 y 12 centésimos la venta a $ 28,58.

El mercado local mostró cautela a la hora de operar ayer. Esto se vio reflejado en una reducida operativa a través de la Bevsa, donde se operaron solamente US$ 12,7 millones.

Las primeras compraventas de la jornada se realizaron a $ 28,03, llegando a operarse hasta un máximo de $ 28,20.

Sin embargo, la presión compradora perdió fuerza y el dólar empezó a caer hasta cerrar en niveles de $ 28,06.

Operadores cambiarios consultados dijeron a El País que era de esperarse esta primera reacción, tomando en cuenta los movimientos de los mercados internacionales, aunque también era esperable una reacción medida, como suele suceder en el mercado local.

Los que sí sintieron la volatilidad externa fueron los precios de los bonos globales uruguayos en dólares, que se desplomaron, en promedio, un 1,33%.

En tanto, la mayoría de las bolsas latinoamericanas cerró a la baja, aunque recuperó algo del terreno perdido en la apertura, tras el triunfo de Trump.

Latinoamérica, al igual que el resto de mercados del mundo, cambió su ánimo tras el primer discurso de Trump como ganador, en el que usó un tono conciliador y tendió la mano a sus detractores.

Así, en Wall Street, tras una tensa noche en la que sus principales referencias llegaron a desplomarse, el Dow Jones subió 1,40% y terminó en 18.589,69 puntos; el selectivo S&P 500 ganó 1,11% y se situó en 2.163,26 unidades; y el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó 1,11 % y quedó en 5.251,07 enteros.

Mientras las plazas europeas, que comenzaron la jornada con marcados descensos, moderaron sus pérdidas e incluso algunas cerraron al alza.

Madrid, que abrió con una caída de casi 4 %, terminó con un retroceso de 0,40 %; Fráncfort restó 1,56 % tras ceder en la apertura 2,9 %; y Milán descendió 0,10 % tras perder al inicio un 3%. París (+1,49 %) y Londres (+1 %) lograron entrar en el terreno positivo tras hundirse 2,86 % y 2,12 %, respectivamente, al comenzar la jornada.

Monedas.

Por su parte, los precios de venta de las monedas de América Latina en relación con el dólar estadounidense cerraron a la baja, en especial la divisa mexicana que registró un fuerte desplome.

La depreciación en las monedas locales refleja el nerviosismo en los mercados por las fuertes declaraciones que hizo el magnate neoyorquino durante su campaña contra algunos países de Latinoamérica y medidas económicas que pueden afectar a la región.

El peso mexicano cayó 8,52%, el real lo hizo 1,38% y el peso chileno 0,37%. Por el contrario, el peso argentino subió ante el dólar un 0,33%.

El billete verde también subió frente al euro. Al término de la sesión en los mercados financieros en Nueva York, un dólar se cambiaba a 0,9165 euros, frente a los 0,9071 euros de la jornada anterior, mientras que por un euro se pagaban hoy 1,0911 dólares.

Calificaciones.

La agencia calificadora Moodys dijo que no planea realizar cambios en sus calificaciones crediticias o perspectivas sobre los soberanos latinoamericanos tras la sorpresiva victoria de Trump.

Jaime Reusche, vicepresidente y analista senior del grupo de riesgo de Moodys para Latinoamérica, dijo que cualquier futura revisión de calificaciones en la región relacionada con Trump dependerá de las políticas que realmente concreta cuando el magnate de bienes raíces asuma la presidencia.

"Hay mucho que se dice durante la campaña y tendremos que ver cuánto de eso podrá implementar", dijo a Reuters el analista tras un foro de la clasificadora de riesgo Equilibrium Perú en un hotel limeño.

Sin embargo, Reusche afirmó que el resultado electoral es "bastante negativo" para México, que es parte del Nafta junto a Estados Unidos y Canadá, un acuerdo que Trump ha prometido desechar si no puede renegociar. Las propuestas proteccionistas de Trump podrían afectar la actividad manufacturera vital para los países de México y Centroamérica. (Con información de EFE y Reuters )

Efectos inciertos aún para Uruguay

Expertos consultados por El País acerca del impacto de la elección de Donald Trump sobre Uruguay subrayaron que aún es prematuro evaluarlos, pero se animaron a dar sus primeras impresiones.

El presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos, el contador Álvaro Scarpelli, sostuvo que en primera instancia "parecería que apuntar a ampliar el comercio bilateral a través de acuerdos más amplios parece más difícil".

Nicolás Albertoni, Máster en Política Exterior por la Universidad de Georgetown, que habló con El País desde Los Ángeles, sostuvo que "a nivel comercial, en la relación bilateral, las conquistas ganadas están y muchas son inscritas en organismos multilaterales. Puede haber un impacto de que vamos a ver un país bastante más cerrado hacia Asia y más proteccionistas y puede tener mercados más abiertos que busquen más calidad como la carne o innovación y puede generar una veta ahí. Esto es futurología, pero puede haber algo para mercados emergentes".

Por su parte, Marcos Soto, senior manager en PwC Uruguay, dijo que "desde lo económico o comercial hoy tenemos mucha incertidumbre y eso en negocios es una mala palabra porque genera parálisis, nerviosismo y que los riesgos se eleven. El futuro pasa a ser bastante incierto y la incertidumbre es mala consejera en negocios. El mercado descontaba que ganaba Hillary y hoy reina la parálisis".

Scárpelli agregó que "las posibilidades de profundizar el comercio con Estados Unidos, se están alejando".

Por su parte, el doctor en Economía, Ernesto Talvi, director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) dijo en el marco de una charla en Melo ayer que el resultado de las elecciones de los Estados Unidos "implica un impacto más importante, y lo estamos viviendo ya es entramos en un mundo nuevo, en un mundo desconocido".

Dijo que "lo que va a hacer el Presidente electo es ahora poco previsible, no sabemos si va a cumplir con muchas de las cosas que dijo en su campaña", advirtió Talvi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)