Deuda

Cómo Uruguay logró atraer a US$ 6.200 millones en nuevo bono

Fuerte demanda permitió colocar un título de deuda al 2031 por US$ 850 millones, que puede ampliarse hoy.

Gobierno: este año emitirá en total US$ 2.700 millones de deuda. Foto: Fernando Ponzetto.
MEF vio ventana de oportunidad en el mercado mundial y la aprovechó. Foto: F. Ponzetto

En unas pocas horas, Uruguay logró una demanda de más de 10 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) por un nuevo título de deuda con vencimiento a 2031. De los US$ 6.200 millones de demanda de inversores, la mayor parte fue por hacerse con el nuevo bono mientras que menos de US$ 700 millones corresponden a la oferta de recompra que el gobierno lanzó ayer en simultáneo.

Con esto además, Uruguay estira el vencimiento promedio de su deuda y "abarata" su costo.

La operación consiste en emitir el bono para hacerse de dinero y por otro lado, el gobierno ofrece recomprar títulos con vencimiento en 2022, 2024 y 2027 que tienen un monto total de US$ 3.943,3 millones. Ayer el gobierno anunció que colocó el bono por US$ 850 millones y hoy podrá ampliarlo en hasta US$ 400 millones (dependerá de cuánto acepte recomprar).

"En teoría tenemos espacio para recomprar US$ 400 millones", dijo a El País el subdirector de la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Antonio Juambeltz.

Además de los US$ 850 millones que logra para la caja, ayer se hizo de otros US$ 80 millones en el mercado local. "Esos US$ 930 millones, cubren las amortizaciones de deuda de todo el año", señaló Juambeltz.

dólares
Foto: Archivo

Las necesidades de financiamiento totales para el año (incluye pago de intereses de deuda) es de menos de US$ 2.900. Con lo que ya hay buena parte financiada y aún quedan las emisiones en el mercado local y la alternativa de volver al mercado internacional, apuntó Juambeltz.

"Empezar el año ya prefinanciado, da tranquilidad ante cualquier volatilidad" que pueda surgir en los mercados, afirmó el dos de la Unidad de Deuda.

Ayer a las 8 de la mañana de Nueva York Uruguay anunció su oferta: un nuevo título en dólares con vencimiento en 2031 y pago de amortizaciones en 2029, 2030 y 2031 y la oferta para recomprar títulos que vencen en 2022, 2024 y 2027 (que tienen un circulante de US$ 550,6 millones, US$ 1.292,7 millones y US$ 2.100 millones respectivamente). En ese momento, indicó que el precio sugerido estaría un poco por encima de los 200 puntos básicos sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos (considerados los más seguros del mundo) a 10 años.

Ante la muy buena demanda, ese precio "se comprimió a 175 puntos básicos", indicó Juambeltz. Es decir, el financiamiento resultó "más barato".

El subdirector de la Unidad de Deuda expresó que la tasa de interés del nuevo bono estará algo por debajo de 4,5%. "Este año tenemos vencimientos en moneda extranjera (títulos emitidos anteriormente en dólares y euros) por el equivalente a US$ 460 millones, a una tasa de interés de entre 7% y 7,5%, por lo que mantenemos a raya la dolarización de la deuda (en el total) y estamos estirando (su vencimiento) y abaratando (su costo)", aseguró.

"El mercado sigue apoyando a Uruguay", comentó el funcionario y agregó que la mayor parte de la demanda vino de Estados Unidos, pero también hubo avidez desde Chile, Perú, Europa (Reino Unido, Alemania, Finlandia, Suiza entre otros), Asia y algo del plano local (AFAP principalmente).

"La diversificación de la base inversora ayuda, no solo en cuánto a cantidad, sino también en calidad", afirmó Juambeltz. "No es lo mismo que compre un hedge fund (fondo de cobertura, mucho más agresivo en perseguir rendimientos) que un asset management que no se va a desprender del bono a la primera de cambio", explicó.

¿Cómo se logró?

La demanda seis veces superior es una de las más grandes que ha logrado Uruguay. ¿Cómo se hizo? Habitualmente, Uruguay esperaba que saliera algún otro país latinoamericano a "testear" el mercado. Habitualmente, Brasil, México e incluso Chile han salido a emitir deuda en enero.

Pero, esta vez la estrategia del gobierno fue distinta. "Brasil y México no iban a salir este año porque recién asumieron sus gobiernos, no estaba saliendo nadie y hace un par de semanas vimos que había una ventana (de oportunidad) por ese lado", contó Juambeltz.

Es que en las últimas semanas, había ingresado dinero a mercados emergentes por más de US$ 4.000 millones, ante la perspectiva de que Estados Unidos va a subir menos de lo esperado sus tasas de interés de referencia.

Ahora, la avidez que generó Uruguay "probablemente sea referencia para otros emisores" de que el dinero está ahí.

El director de WealthMan corredor de bolsa, Nicolás Coccino dijo a El País que la operación es "exitosa" y "demuestra que hay muy buena demanda por Uruguay". El gobierno salió en "buen momento, comienza el año mermando las necesidades de liquidez y el mercado le da un feedback muy positivo" lo que deja "bien parado" a Uruguay para otra emisión en el año, agregó.

También hay buena demanda por deuda en UI

Además de la operación a nivel global, el MEF emitió deuda en el mercado —tal como estaba previsto en el calendario de emisiones publicado— mediante una Nota del Tesoro en Unidades Indexadas (UI) con vencimiento al 2021. En este caso, el MEF ofertó 325 millones de UI (US$ 40,05 millones), pero ante la gran demanda recibida, que alcanzó a 1.181,43 millones de UI (US$ 145,6 millones), colocó el doble: 650 millones de UI (US$ 80,1 millones), a una tasa de retorno de 2,25% (la menor para este título desde el 10 de julio pasado).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)