OPORTUNIDAD PARA CONSEGUIR FONDOS

Uruguay prepara su primera emisión global en pesos

Hay rondas con inversores en el exterior; para analistas es “buen momento”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El contexto global es mas favorable que cuando se anunció la emisión", en mayo. Foto: AFP

Representantes del gobierno uruguayo están participando de reuniones con inversores institucionales en Europa y Estados Unidos para preparar la emisión de un bono global en pesos nominales a mediano plazo, una colocación inédita para el país que seguramente se concrete la próxima semana.

Analistas financieros consultados por El País coincidieron que es el momento indicado para recurrir a los mercados internacionales por varias condiciones: la inflación dentro del rango meta, el tipo de cambio "planchado", buena calificación de las consultoras y la avidez que se mantiene por los títulos de países emergentes.

Hace unos días, el director de la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Herman Kamil, anunció que trabajaban en una emisión "de tamaño importante, que tenga liquidez y actúe como benchmark (referencia)". Para lograr ese bono referencial se debe emitir al menos US$ 500 millones y en el mercado de valores esperan una colocación a 10 años.

Kamil junto a Antonio Juambeltz (asesor financiero de la Unidad de Gestión de Deuda) y Alberto Graña (gerente de la División de Política Económica y Mercados del Banco Central) fueron los representantes del gobierno en los roadshows —ronda de presentaciones itinerantes para captar clientes— que se realizaron en Londres y Nueva York, y en los que se harán hoy y mañana en Boston y Los Ángeles respectivamente.

"Si el instrumento (que se va a emitir) es conocido por los inversores puede no haber esa ronda de presentación, pero al tratarse de un instrumento nuevo porque Uruguay no ha emitido en pesos nominales a largo plazo se explica (las características del bono)", indicó el economista Aldo Lema. Uruguay contrató para que coordinen estas reuniones con potenciales inversores institucionales al BBVA, Bank of America Merrill Lynch y Morgan Stanley.

Concretada la emisión, Uruguay se transformará en uno de los pocos países emergentes que emiten en moneda doméstica en los mercados internacionales. Esto refuerza "el proceso de desdolarización de la deuda", lo que resulta relevante porque "cuando uno emite en su propia moneda mitiga varios riesgos", señaló el socio y director de Gastón Bengochea & Cía. Corredor de Bolsa, Diego Rodríguez.

Lema agregó que endeudarse en la moneda doméstica "es una especie de seguro ante un escenario de depreciación del peso uruguayo y alza del dólar en el futuro", algo que "es bien evaluado" por las calificadoras de riesgo. Lo otro que destacó es la diversificación "frente a los instrumentos indexados" que ya existen en moneda local, en busca de "desarrollar un mercado de más largo plazo de instrumentos nominales", que de ratificarse la tendencia a la baja de la inflación en los últimos meses "podría favorecer emisiones privadas en pesos nominales".

Respecto a la tasa de interés fija del bono global, Rodríguez estimó que se ubicaría entre "10,25% y 10,5%" anual. Para Lema, por "las condiciones de arbitraje de otros instrumentos que hay hoy en el mercado es probable que (el rendimiento) esté cerca de 11%", si supera o rebaja dicho número "dependerá mucho de la demanda y de cómo esté el contexto hasta la emisión". Un factor que podría incidir es el resultado de las elecciones de hoy en Reino Unido.

El corredor de bolsa de Gastón Bengochea & Cía. auguró "que la receptividad de la emisión va a ser exitosa" por variadas razones, y mencionó a las AFAP como potenciales demandantes a nivel local y los fondos globales "que buscan opciones de inversión fuera del dólar para diversificar su portfolio" en el plano exterior.

Momento.

Salir ahora al mercado de capitales "es ideal, es el momento más indicado porque la inflación ingresó al rango meta (del Banco Central, entre 3% y 7%), el tipo de cambio está planchado, hay bastante demanda de fondos y de bancos por deuda de países emergentes", enumeró Rodríguez.

Kamil también había considerado el mes pasado que se estaba "en un muy buen momento" para salir con un bono en pesos nominales porque los capitales volvieron a los mercados emergentes para posicionarse en moneda local, y en el plano nacional la "caída sustancial de la inflación" hace que crezca el interés por deuda uruguaya en moneda doméstica.

Lema subrayó que incluso "las condiciones financieras globales se han vuelto aún más favorables que hace tres o cuatro semanas" cuando Kamil anticipó la colocación.

Es que en ese período bajaron las tasas de largo plazo de Estados Unidos (que se utilizan como referencia mundial), también se redujo el riesgo país de Uruguay y otros mercados emergentes "por lo que cae el costo de acceso al financiamiento", y el dólar revirtió a nivel internacional el proceso ascendente que experimentó desde el triunfo electoral de Donald Trump. Sobre esto último, el economista añadió que "el debilitamiento global del dólar al tratarse de una emisión en moneda local es un factor clave a la hora de evaluar el bono por parte de los inversionistas".

La última salida de Uruguay a los mercados internacionales fue en julio de 2016, cuando reabrió los bonos globales con vencimiento en 2027 y 2050 en dólares y obtuvo US$ 1.147 millones, con una demanda casi cinco veces superior que fue mayor a los US$ 5.300 millones.

El proceso de un bono global.

En una conferencia días atrás, Kamil explicó el proceso de emisión de un bono global poniendo como ejemplo lo ocurrido la última vez que Uruguay salió a los mercados internacionales. Sobre las 8:00, en acuerdo con los bancos que organizan la colocación, se lanza la transacción y se publican en la plataforma de Bloomberg las características principales del papel, que incluye la tasa que el gobierno está dispuesto a pagar. A eso de las 11:00 se hace un primer análisis de la demanda observando el nombre, el monto y la tasa mínima que desea abonar el inversor. Minutos después se anuncia el cierre del libro de ofertas y la tasa aproximada que pagará Uruguay. Pasadas las 12:00 se definen los parámetros finales del bono, incluido los intereses definitivos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)